EUA y la falsificación de pruebas

Lo primero que conocimos fue la versión de Estados Unidos, país que nos ha demostrado en el pasado que las pruebas para invadir un país se pueden, perfectamente, falsear y acá no pasa nada. Según Estados Unidos, tres lanchas iraníes (de la Guardia Revolucionaria) se acercaban a buques de la marina estadounidense y, según el audio sobrepuesto, se escuchaba una clara amenaza (un «vamos a matarles» de toda la vida). Estados Unidos desde hace un tiempo busca una excusa para iniciar una guerra sobre el país persa, y esta vez han demostrado que aunque tengan todo el dinero en el mundo, los montajes son demasiado burdos para convencer a nadie.

La versión iraní de los hechos es demasiado normal, esto es, demuestra lo que pasan en las costas, cuando una patrulla se cruza con barcos no identificados o que necesitan ser autentificados, así pues, la versión iraní recoge un contacto de rutina en que se pide reconocimiento a un barco de guerra extranjero, este contesta de buenas a primeras como debe ser, con la normalidad del «lo hago todos los días», y las lanchas se acercan lo suficiente para ver bien a los barcos «enemigos» y retirarse tras comprobarlos a la distancia. Estos hechos, en un primer momento, fueron transmitidos por EUA como un acto casi de guerra por parte de Irán, amenaza mediante y un acercamiento excesivo donde, al final, las lanchas se retiran (lanchas contra tres navíos de guerra, medio minuto de combate daría eso).

Ahora desde la Marina de Estados Unidos han dado un paso al costado y han decidido ser más cautos, asegurando que «nadie sabe realmente desde dónde pudo llegar (la transmisión de la amenaza acoplada como audio al vídeo del incidente)», y dicen esto porque saben o afirman que el canal 16 de radio es bastante usado en la zona donde se produjo el acercamiento entre los navíos.

Eso sí, George Bush ya había usado el hecho dos veces para amenazar (y esto sí es una amenaza de la que conocemos fuente) a Irán, si vuelve a pasar, habrá serias consecuencias, dijo y repitió. ¿Si no podían saber quién realizó la clarísima amenaza por qué atribuyeron públicamente dichas declaraciones a los barcos iraníes? ¿No están las cosas demasiado caldeadas como para acusar a la ligera a otros estados?

Estados Unidos, el gobierno de ese país, busca desde hace tiempo una guerra con Irán, y con una opinión pública dividida, sobre todo por los desastrosos resultados en Iraq, es difícil iniciarla sin antes conducir a la opinión pública, a la masa, la sensación de inseguridad y rencor, esto es, necesita que Irán les provoque, y ya que todos y cada uno de sus argumentos se desmoronan o no pueden mantenerlos con certeza (como el tema de las armas nucleares), comienzan a inventárselos directamente, y a recular poco, ya que a la opinión pública le llega con más fuerzas la (supuesta) amenaza de los iraníes y la contundente respuesta (dos veces) de su presidente «contraamenazando», consiguiendo que Irán vaya entrando (aún con más fuerza) en el círculo de los odiados para que una guerra contra ellos no sea rechazada por la mayoría de la población del país.

Existe una guerra fría entre Irán y Estados Unidos, recordemos por un lado las sanciones y la presión internacional que sufre el país persa por parte de EUA y sus aliados, a la par que Irán incentiva (dentro y fuera de sus fronteras) el odio al gobierno de EUA junto con medidas poco amistosas con la moneda estadounidense, así pues, en noviembre propuso a la OPEP pasarse al euro u otras monedas y dejar el dólar de forma conjunta (algo no acordado finalmente) y el propio gobierno de Irán ya dejó de vender su petróleo en dólares (recordemos que es el cuarto productor mundial), a la par que desinvirtió en divisas estadounidenses a favor del EURO y el YEN, junto con una reducción de sus activos en occidente (esto producido a su vez por las sanciones impuestas por EUA, ya que muchos bancos suspendieron sus transacciones con el país islámico). Y dentro de esta guerra fría quien más quiere calentarla es Bush, y por ello su manía de amenazar a diestro y siniestro e inventarse pruebas.

3 comentarios en «EUA y la falsificación de pruebas»

  1. Joas, ¿es que Bush a no sabe que inventar para tener acojonados a los estadounidenses? Madre del amor hermoso… si hasta me ha dado una idea para una tira cómica >__<
    Salu2!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.