Fujimori: No sé, no me acuerdo, no fui yo…

Fujimori miente más que habla. ¿Qué tan tontos nos cree Fujimori? Entiendo que su defensa se base en el «no sé, no recuerdo, no fui yo, fue Montesinos» y, por supuesto, en desconocer cómo estaba funcionando el estado que él presidía. Pero de ahí a que niegue su afinidad con Montesinos (con lo bien que quedaría un «fue mi amigo hasta que me di cuenta que me traicionaba»), que al menos fue buena hasta el 97 (como mínimo), mientras eran «patazas del alma». Y Fujimori, que dice que no se acuerda bien, afirma que conoció a Montesinos tras la segunda vuelta, sí recuerda que fue por medio de Loayza.

Colina, órdenes y directrices

Fujimori asegura que nunca dio órdenes directas, sólo «directrices». Si una directriz es «maten a todos mis oponentes» y la orden es «maten a todos mis oponentes», ¿dónde definimos las diferencias reales entre esas órdenes y las «directrices». Por otra parte, a saber qué «directrices» realmente daba, si era «creen escuadrones de la muerte y barran a los enemigos», Fujimori sería tan responsable como si hubiese mandado a constituir al destacamento Colina con nombres y apellidos. Ayer supimos que Fujimori mandó que no se tomaran prisioneros en la toma de la casa del embajador de Japón (en cristiano, que todos los prisioneros fueran ajusticiados ahí mismo) allá en 1997, ¿debemos pensar que esa era una directriz y no una orden?

Ahora Fujimori dice que los militares lo marginaban (teniendo en cuenta que la cúpula militar estaba untada por Montesinos, no sé hasta qué punto podían, realmente, marginar de forma activa a Fujimori) y que él no conocía al mundo militar… esto le creo, al menos el primer mes, pero teniendo en cuenta las fechas de las masacres y que en 1992 usó el ejército para perpretar un golpe de Estado, como mínimo llegó a conocer a profundidad a los militares peruanos y aprendió, además, a controlarlos y valerse de sus servicios para sus propios intereses, resulta poco creíble la excusa de «el ejército actuaba por su cuenta» y yo no sabía nada… Recordemos que el destacamento Colina fue el brazo ejecutor de la guerra sucia del Estado, y las masacres de Barrios Altos y La Cantuta las llevaron a cabo ellos.

Incluso, quien fuera jefe del SIE durante 1992, el Coronel EP Alberto Pinto Cárdenas, declaró, a Agencia Perú, que «Todos los destacamentos son oficiales porque están dentro de estructura y reglamento de nuestro Ejército, como el Destacamento Colina. El nombre Destacamento Colina, así como el Destacamento Leoncio Prado. Aquel que diga que no lo conocía es falso porque todo el mundo lo conocía» (IFCVR, ídem). Por ello, podemos afirmar que el Grupo Colina no estaba al margen de la ley, entendiendo que era un grupo paramilitar con apoyo del oficialismo que actuaba un poco por su cuenta y riesgo, no, nada de eso. Estamos ante terrorismo de Estado, dirigido y promovido por el gobierno desde las propias instituciones del Ejército, dentro, siempre, de la estructura militar, con ello, estamos ante un Destacamento más, y por tanto, sometido a la cadena de mando.

Todos conocían a los Colina entre los altos cargos, Fujimori es un verdadero cobarde al no reconocer este punto.

Relación con Montesinos

No hay que olvidar aquí que Loayza conoció a Fujimori antes de la primera vuelta, y llegó a formar parte de su equipo en el gran repunte electoral del candidato por entonces desconocido. En ocho semanas Fujimori debía presentarse con un plan de gobierno de verdad para la segunda vuelta, y la parte de «contactos políticos» cayó sobre Loayza, quien contactó con el inefable Vladimiro Montesinos, el cual apareció y se presentó a todo el equipo de Fujimori con documentos del SIN, transcripciones de conversaciones telefónicas del equipo de Vargas Llosa y las tácticas «antifujimoristas» que pensaban usar en la campaña de la segunda vuelta.

En esos documentos se relataba cómo los del FREDEMO querían destapar un pequeño caso de corrupción de Fujimori y su señora para arruinar a Fujimori, y ahí fue cuando Loayza recomendó a Fujimori que usara los servicios del «genial» abogado Montesinos. Y ahí fue cuando Fujimori conoce a Montesinos, el cual le «arregla» el problema con la justicia (consiguiendo un dictamen de la fiscalía en que pedían más pruebas para iniciar investigaciones), y comienza la larga amistad del dúo dinámico del Estado Opresor del Perú, o Fujimontesinismo. (Todo esto lo cuentan de forma más profunda y mejor redactada Sally Bowen y Jane Holligan, que recogen testimonio del propio Loayza, en «El Espía Imperfecto».)


Excurso: ¿Qué edad tiene realmente Fujimori? Recuerdo que él había reconocido que no había nacido el 28 de Julio como antes decía, y ahora dice que sí, que esa es la fecha de su naciomiento, por otra parte he encontrado información que dice que nació en el 34, año en que sus padres llegaron a Lima, y ya en otros lados un imposible 1938 como fecha de nacimiento… También que acabó la universidad en el 61… ¿A los 27? ¿A los 23? Él ahora dice que tiene 69… ¿No tiene 66?

Relacionado: Primera audiencia de Fujimori.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.