«No uses la red que te alquilo, o te la quito» amenazan

«Los estadounidenses que abusan de internet son desconectados de la red» titula 20 minutos otra de sus miles de noticias del «fin del mundo aquí y ahora» (al menos en el planteamiento inicial, que hay que vender imagen de «esto es necesario leer»). Ya que no conozco la realidad de las operadoras estadounidenses, ni las condiciones de contratación (por lo visto abusivas), y ya que ahí es el país que funciona a las mil maravillas porque el mercado es Dios (que está super regulado en donde les interesa, pero nos mienten diciendo que no), hagamos un resumen básico: Cliente es considerado «abusivo» y por el «bien mayor de todos los que navegan» la operadora interrumpe, unilateralmente, el servicio de banda ancha.

El portavoz de Comcast, Charlie Douglas, salta en defensa de la medida de «desconexión»: «debemos enfocarnos en el problema del uso excesivo, que tiene un impacto sobre la capacidad de otros usuarios». Si yo contrato una tarifa plana que me garantiza unos mínimos de ancho de banda (porque ningún contrato garantiza la cantidad contratada, sino un «mínimo» en relación con esa cantidad), el simple concepto de «tarifa plana» significa que yo estoy reservando para mí esa cantidad exacta garantizada, y que si yo uso dicha cantidad (y hasta el máximo contratado), estoy dentro de los parámetros del contrato. Esto es, si tengo contratado 4Mb/300kbps, y uso lo contratado (dentro de lo que me permite la operadora, esto es, que un día no pueda ni bajar a 1Mb porque la red, en general, está saturada, pero dentro del contrato y la ley, por jodido que sea), no podrán decirme jamás que estoy abusando de la red.

Si las operadoras están vendiendo más líneas que las que sus capacidades permiten, no es culpa de los usuarios que cumplen con su contrato (mandar 13 mil correos o bajar todo el mes al máximo permitido de forma contínua), es culpa de las operadoras. Es un problema de venta de humo y de estafa masiva. Están vendiendo más de lo que tienen. Las operadoras siempre han jugado con el bajo uso sobre el total contratado. No tienen problemas en vender «hasta 20Mb» (o cantidad que sea) a sabiendas que el uso continuo de la red es «raro» (normalmente la gente usa internet cuando está frente al PC). Pero últimamente la red «obliga» a usar más ancho de banda, ya no son raros los portales como «películasonline.net«, donde se pueden ver o descargar vídeos a buena calidad (con lo que eso significa, más ancho de banda ocupado de forma continua), también los sistemas de p2p y páginas de descarga directa abundan (en los que se distribuyen todo tipo de archivos), las tiendas «online» de canciones, películas, y programas copan buena parte de las descargas, y cada vez el software se distribuye más en binario (o código fuente) que en soporte físico, todo ello lleva a que sí podamos ocupar esas barbaridades de capacidad de descarga y carga contratados. Y las operadoras se dan cuenta que han vendido humo, se han embolsado buenas cantidades de billetes y no han invertido realmente en infraestructura para hacer frente a una demanda, siquiera, del 50% del total alquilado. Y tienen la cara de culpar al usuario.

Stan Schatt, Director de investigación de ABI (quien realizó el estudio sobre los «usuarios abusivos expulsados»), lo explica de forma simple: «[los operadores se comportan] como vendedores avaros que tratan de hacer entrar diez libras de patatas en bolsas que pueden contener cinco». Y sí, que dejen, todos, de ofrecer lo que no tienen. Si quieren, que sean realistas, que den lo que pueden, el máximo de lo que pueden, y que vayan mejorando su infraestructura.

Con ONO cada vez que sale una oferta la calidad del servicio general decrece, a la par que ellos anuncian nuevas marcas en cuanto a clientes conectados. Siempre en el mínimo garantizado. Ahora, el día que no puedan dar ni eso (tanto ONO como cualquier operador), que no culpen al usuario por su incapacidad, y que se preparen para las quejas (con toda la razón) de los usuarios, que no reciben ni lo que pagan (y a todos les importa un comino si otro usuario usa «100%» su línea, ya que la red debería aguantar que todos la usen al 100%).

Y a todo esto, siempre tengo la sensación de que las operadoras, por más que están muy controladas (en teoría), venden humo, mucho pero que mucho humo, y que el «máximo de usuarios» posibles debe estar mal medido (sobre todo con las «constantes subidas de ancho de banda»), y por supuesto, que las redes están mal distribuidas (como todo, acá la realidad es igual de tozuda), en unas zonas hay «mucho» y en otras, directamente, «nada».

Y ya para acabar, el día que una operadora le diga a un cliente que es abusivo por usar el 100% de su conexión durante un mes (es imposible que use más, y si pasara, sería culpa del mal sistema de la operadora), será el día de caerle con todo el peso de la ley, por publicidad engañosa (te dicen que es tarifa plana pero no la puedes usar por completo), por no tener la red que ofrecen, y demás extremos. Si venden banda ancha de tarifa plana, que no pretendan que el usuario no pueda usar dicha banda ancha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.