Homofobia en Italia

Giancarlo Gentilli, vicealcalde de Treviso por la Liga Norte (ese grupo ultraconservador, valuarte de la derecha italiana), «instó» a la policía a realizar una “limpieza étnica de maricones”, y esa es la respuesta de Gentilli a las quejas de vecinos sobre la utilización de una zona de la ciudad por parte de prostitutos. En «su» ciudad «no hay ninguna posibilidad para maricones o similares” y “deben ir a otras capitales de provincia que estén dispuestas a acogerlos” declaró el homófobo vicealcalde.

Desde la Liga del Norte han dado un pequeño pasa al lado, a sabiendas que, aunque opinen lo mismo que su compañero (al que dudo que sanciones, echen, o procesen por intolerante), no deben decirlo en alto, o en público. Que limpieza de la prostitución sí, pero que no se debe hablar de «limpieza étnica», es básicamente la respuesta del partido. Nada de «ese sujeto debe dejar el cargo» ni esas cosas, que vendrían bien para saber que desde la Liga Norte no hay planteamientos homófobos… Pero un partido tan conservador, tan derechista, tan intolerante…

Hay cada joyita en la Liga Norte que este tipo de declaraciones ya casi no nos deberían extrañar. Pero asusta pensar en el alto índice de personas que votan a partidos como la Liga Norte, que están dispuestas a abalar con su apoyo conductas como las acá mencionadas. Y claro, en Italia sobra, y mucho, una homofobia residual y con cierto poder, que permitió hace poco que dos homosexuales fueran arrestados acusados de «conducta lasciva» por besarse en público (como lo leen), recordando esos tiempos en que se les marcaba y mandaba a campos de concentración. Y que Gentilli hable de «limpieza étnica» nos hace recordar lo peor de esa Europa de los derechos que sólo lo es de vez en cuando, y que por momentos parece que la homofobia vuelve a tomar los puestos políticos y de mando.

Ya se han anunciado querellas contra el vicealcalde por promover la violencia por razones de preferencia sexual, y está claro que pidió una represión contra un colectivo por motivos sexuales.

4 comentarios en «Homofobia en Italia»

  1. No voto la Liga Norte pero lo que escribes tu es mentira. Primero la Liga es un partido autonomista. Y dentro de el están personas de izquierda y de derecha. Segundo ese Gentilini (que no aprecio) se quejo porque había dos personas (omosexuales) que hacían sexo en un jardin del hospital de la ciudad. Documentate antes de postar. Es la primera regla de un blogger..

  2. Salud

    Por lo que sea, cuando se insta públicamente a una «limpieza étnica de maricones» (cito la noticia, esa es mi «documentación») mientras se pedía que se echara a todos de la ciudad (no hizo distingos carambas) es una manifestación de homofobia (y de estulticia, sea dicho, como si fueran étnicamente diferentes de sus pares heterosexuales). Eso, mi buen señor o señora, no es quejarse «porque había dos personas (omosexuales) que hacían sexo en un jardin del hospital de la ciudad» [sic], es homofobia pura y dura.

    Hasta luego.

  3. Mi profesora de italiano, que es siciliana, dice que la Lombardía y el Véneto son regiones fascistas, por eso votan a la Liga Norte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.