Porque UN no sabe perder. Acusan al APRA de cometer fraude.

Crónica de un fraude desconocido, o mejor dicho, crónica de la incompetencia de un partido para traducir la intención de votos en papeletas con el signo de su partido marcado, o, todavía podemos ir más allá, crónica de un mal perdedor. Unidad Nacional se ha dedicado a tirar balones fuera para demostrar que ellos no perdieron por sí mismos, sino que todo se debe a externalidades incontrolables por ellos.
Por un lado, sus militantes (y algunos UNeros importantes) apuntaban a Valentín como el culpable del tercer lugar de UN, ¡¡¿¿cómo es posible que los chicos de Frente de Centro no retirasen la candidatura presidencial??!! Siguen sin entender que quienes votaron por Valentín, se sobreentiende, no querían votar por Lourdes en primera vuelta, sino lo hubieran hecho, se haya o no presentado.

Por otro lado, desde que tuvo que aceptar el triunfo, Lourdes lo hizo con cierto rintintín, en que hablaba de una sensación (sentimiento) en la que ella no había perdido las elecciones por la votación popular, sino en las mesas, vamos, acusaba de fraude, así en plan sexto sentido, para que nadie le diga "pon tus pruebas sobre la mesa" o mejor "leñes, denuncie este grave hecho", pero como sólo era un "presentimiento", nada, a seguir que son dos días.

Pero Luis Bedoya, virtualmente nuevo congresista de la bancada de UN, acusa directamente al APRA de haber manipulado las mesas electorales del interior del país, en Cajamarca, Lambayeque y Trujillo; sitios donde  UN no consiguió mandar personeros (lo cual nos podría servir de indicativo del escaso apoyo en esas zonas, incapaces de conseguir personeros); y apunta a que Jorge del Castillo conocía este fraude, puesto que la noche en que se hablaba de la aplastante victoria en el exterior el tonto del APRA salía a defender el voto interno del país, seguro que esto les daría la victoria definitiva.

Bedoya debe ser tonto, sólo hay que mirar el Mapa del Perú según los colores del partido que ganó para la presidencia, y veremos que sólo en 5 provincias (de 195 que existen) ganó UN (dos de Lima y dos de Tumbes), y si hablamos de departamentos, sólo consiguió el triunfo en Lima, y el voto desde el extranjero es "pequeño" (de 457 891 llamados a votar, sólo 290 728 lo hicimos), y aunque UN se lleve gran parte del mismo, no se llevó todo. Lo que dice Bedoya es como si ahora Del Castillo dijera que UN ha hecho "trampa" en las mesas del Extranjero, puesto que a cada rato salían los de UN diciendo que había que esperar el conteo del voto desde el extranjero. Simplemente ambos se aferraban a las encuestas y sacaban cálculos, fuera de Lima la candidatura de Lourdes no valía nada, no tuvo nada de apoyo. En el Norte el APRA tradicionalmente ha sacado buenos resultados, y de todas formas, se sabía que ahí poco sacaría UN.

Desde el APRA se recuerda que acusarles de fraude en las mesas es implicar al Jurado Nacional de Elecciones, y a la ONPE, al ser los responsables de la transparencia del proceso, y que esto sólo demuestra el mal perder que tiene el partido (más) conservador del Perú, que no terminan de digerir la ajustada derrota (¿Y en el 2001 también fue por fraude que no superaron al APRA?). Gozales Posada (el aprista que ha realizado estas declaraciones de "defensa") se pasa un poco, realmente no tiene por qué implicar a la ONPE (que organiza y contea, pero nada más) ni al Jurado Nacional de Elecciones (podría ser a los Jurados locales, si eso), pero sí implica a los personeros de los otros partidos, a los miembros de las mesas, y a un montón de gente. ¿Y sólo para conseguir un segundo lugar tan apretado? Sin contar con que el APRA se ajusta "bien" (más o menos) a la intención de voto. Si vamos a defraudar lo mínimo es ganar ¿no?

UN cometió un gran error logístico, al no tener suficientes personeros repartidos por todo el país, y eso que dentro de la coalición está uno de los partidos más antiguos y mejor organizados que tiene nuestro país (los otros serían APRA y Acción Popular), con más recursos (tanto como organización como si los integrantes hacen un pequeño esfuerzo económico). Pero no tienen casi apoyo fuera de Lima, en algunos departamentos Valentín y sus chicos (congreso, se entiende) les han adelantado por el centro.

Si UN no se apura a mostrar pruebas, quedarán como unos verdaderos mentirosos, malos perdedores y, lo peor, como una opción poco seria para el futuro. ¿O es que están intentando seguir la senda del Partido Popular español (hermano ideológico)? Esa oposición rancia que no acepta la derrota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.