6 Comments

  1. Concuerdo generalmente con el analisis, donde te has enrollado un poco, pero lo justo pues ibas tema por tema ;)

    Efectivamente es un analisis socialdemocrata y pragmatico si se quiere verlo de esa manera, asumiendo la necesidad de impulso desde arriba y no el dejar hacer habitual.

    En lo que tengo mis dudas es sobre la efectividad de medidas impositivas, cierto… hay sectores como el minero que tienen una carga impositiva muy light, habiendo margen para jugar con ello, pero hay que hilar fino para no sobrepasar el punto a partir del cual un aumento de la tasa impositiva repercute en una menor recaudacion, eso es teoria economica basica y se debe tener en cuenta por muy keynesiano que se sea.

    Otro punto que debe tomarse con pinzas es el hecho de invocar medidas devaluatorias como mecanismo de estimular la economia, es cierto que la labor de los bancos centrales debe tener siempre un ojo puesto en este elemento, pero de ahi a asumirlo como politica para ser mas competitivos…. no no, antes bien se debe ir por los problemas estructurales que afectan la competitividad: mano de obra calificada, infraestructura de transportes, lo cual me lleva decir que tampoco le ponen mucho enfasis en la necesidad de superar el modelo primario exportador.

    Y si, mucho eco se le da cada vez que un Confiep abre la boca, y Aldito se ceba en la CGTP por su falta de representatividad y carencia de propuestas, pero para una vez que se presenta algo razonable y discutible… mutis total.

  2. Salud

    Gracias por el comentario, plantea cosas bastante interesantes. Sobre las medidas tributarias: Pues sí, es un arma de doble filo, y no sé si ahora es buen momento para hacerlo, lo fueron los últimos años de verdaderos ingrsos extraordinarios, nada de canon y esas cosas, sino un buen sistema impositivo para sectores extractores con ganancias de cine.

    Sobre las medidas devaluatorias, concuerdo, parece que nos quedaremos con el modelo productivo actual (sin atacar a los problemas estructurales y esperando que el mercado se diversifique solo) y seremos competitivos porque nuestra moneda no vale… ¡¡Como hacía España en los setente-ochenta!! Claro que ellos se ganaron con deslocalizaciones (contra las que ahora luchan) desde la Europa rica, y nosotros no… Además, tirar el precio de nuestra moneda significa dificultar la entrada de elementos tecnológicos y maquinaria que nosotros NO producimos.

    Aun así, resulta un buen texto para debatir ideas que este congreso podría forzar o implementar, también el gobierno. Pero no las escuchan :-(.

    Hasta luego y gracias por el comentario ;)

  3. Hola Jomra:
    Muy interesante el post y los comentarios. Solamente para señalar algunas diferencias. La propuesta no separa -por lo menos conceptualmente- las medidas para paliar la crisis de las que buscan incrementar y redistribuir ingresos. Por el contratio, se trata de salir de la crisis mediante un incremento del consumo. Completamente contraciclíco.

    La CGTP, entiendo, no se opone al comercio internacional, a las exportaciones o importaciones; sino a los mecanismos habituales que regulan dicho intercambio. Los TLC por ejemplo en sus versión actual son contra producentes. Pero si es factible pensar en ampliar nuestras exportaciones, dentro de un macanismo más justo de comercio. Tal vez no se señale, pero es la idea en todos los documentos oficiales de la CGTP. Es decir, no se trata de aplicar valoraciones morales (como hipocresía) a estas medidas.

    Finalmente, no sé si la propuesta será socialdemocráta, en parte porque bajo ese rótulo se guarda hoy por hoy, muchas cosas. Y no todas iguales ni estáticas. En todo caso, uno define desde donde esta ubicado. Algunos comentarios de empresarios nos han señalado que es populismo, para otros es comunismo. No es una propuesta de gobierno, sino de salida de la crisis. Para construir la sociedad que queremos, la CGTP tiene otras propuestas.

    Lo que tengo claro, es que esta propuesta es la más radical que podemos plantear en las condiciones materiales y concretas del presente. Esa perspectiva es marxista y mariateguista. Olvidar donde estamos parados y pedir el cielo, siempre ha sido idealismo.

    saludos cordiales

  4. Salud Carlos Mejia

    Sip, entiendo que las medidas «no solo» son para la crisis, aunque muchas de ellas se planteen desde el principio para evitar que nos golpee o que el golpe no los paguemos los de siempre. Y concuerdo, es claramente anticíclica (y temas como el laboral, como digo, me parecen importantes y bien enfocados).

    Sobre el comercio internacional, al menos en este documento no se ve reflejado, tal vez he pecado al analizar este documento de forma separada al resto que la CGTP produce, concuerdo en que es posible una forma más justa de comercio internacional, y que los TLC son nefastos para los trabajadores del Perú, pero, en este documento, lo que se ven son medidas de impedir la importación (también con países con los que no tenemos TLC, se menciona India, país con el que, por cierto, puede que recién se ¿re?comiencen negociaciones para un TLC) y favorecer la exportación.

    «No es una propuesta de gobierno, sino de salida de la crisis. Para construir la sociedad que queremos, la CGTP tiene otras propuestas.
    (…)
    Lo que tengo claro, es que esta propuesta es la más radical que podemos plantear en las condiciones materiales y concretas del presente.»

    En esto tiene toda la razón, junto con lo que dice al final: Es un texto que, actualmente, se puede ejecutar si no todo sí prácticamente todo (dudo que el APRA suspenda los TLC, pero salvo eso, el resto cabría dentro de lo políticamente posible). Tal vez mi problema es que quise ver en el texto (lo que esperaba) lo que no era, y de ahí que la crítica fuera por otro lado.

    Pero tiene razón en eso, es una propuesta concreta para salir de la crisis con las armas que ahora tienen o pueden tener los gobiernos dentro de la legalidad constitucional vigente (aunque creo que eso sí lo llegué a menciona), y como tal debí tratarla.

    Y sí, soy un idealista, para lo bueno y para lo malo ;).

    Hasta luego y muchísimas gracias por el comentario, aporta mucho al debate ;)

    PD: Sobre el calificativo de socialdemócrata, en este momento pienso en la etapa entre Eduard Bernstein y Charles Anthony Raven Crosland, incluido los principios de este, y no «eso» que ahora llaman socialdemócrata y donde hasta cabe el APRA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.