«Sin Navarra no queremos nada»

La brabata de Otegi aprovecha la actual coyuntura, donde se mezcla un buen momento para retomar un diálogo roto tras el atentado de ETA en Barajas y un aparente cambio de discurso de la izquierda abertzale que apoya, aún, a ETA. Batasuna, por boca de Arnaldo Otegi, ha presentado en Pamplona (Navarra) una propuesta de «marco democrático para Euskal Herria», donde ha remarcado que el fin de la izquierda abertzale no es otro que conseguir, por medio del acuerdo y la negociación (y aquí el cambio de discurso) un estado vasco, socialista y euskaldun. Navarra entra dentro del imaginario de la gran Euskal Herria.

Otegi vuelve a insistir en un nuevo modelo autonómico, donde el País Vasco y Navarra formen una única comunidad. Batasuna concibe este futuro marco autonómico como la «única alternativa razonable» al actual conflicto. Así pues, Otegi exigió al presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que sea valiente, que tenga ambición histórica y responsabilidad política para reanudar una negociación encaminada al fin de la violencia, y superación del conflicto vasco.En este acto público, entre miles de simpatizantes y otros dirigentes de la izquierda abertzale (como Nekane Erauskin, de Euskal Herrialdeetako Alderdi Komunista -EHAK- o Rafa Díez Usabiaga, secretario general del sindicato Langile Abertzaleen Batzordeak -LAB), la ilegalizada batasuna presentó el plan del nuevo marco autonómico a la par que pidió al gobierno que hiciera lo necesario para derogar la actual ley de partidos políticos.

Este nuevo marco autonómico, en que Navarra estaría incluido al lado de Euskadi en el primer estadio hasta la independencia total. Otegi afirmó que Navarra es «el pilar de Euskal Herria«. Otegi repitió que «Sin Navarra no queremos nada, nada, nada. Preferimos una autonomía de cuatro territorios para comprar garbanzos que una autonomía de tres territorios envuelta en un celofán de más y más competencias«.

Otegi realizó múltiples referencias a la posibilidad de conseguir la paz, siempre y cuando haya acuerdo entre las partes, en que todas las propuestas sean negociadas. Otegi aseguró que la facción política a la que cree representar tiene voluntad para construir la paz. Pernando Barrena, portavoz de la ilegalizada Batasuna, afirmó que la Izquierda Abertzale debe estar presente en las elecciones y para ello su partido deba ser legalizado, olvidándose que ellos no son el único partido perteneciente a la izquierda abertzale, faltando el respeto al resto de movimientos de esa izquierda.

Desde Batasuna se considera que la derogación de la Ley de Partidos sería un avance en la resolución del conflicto, en tanto que permitiría un proceso de negociación. A la par, se pidió al gobierno que termine de una vez con la dispersión de presos.

(hasta aquí, todo publicado en De Igual a Igual )

Batasuna, como siempre, se olvida de aplicar de puertas para adentro lo que pide de puertas para afuera, se olvida decir que el tema de Navarra es de los navarros, que si Álava, decidiera que ya no quiere ser el País Vasco se lo debieran conceder, y si me apuras, esto debiera ser preguntado y decidido en cada pueblo, anteiglesia y villa vasca, porque quienes piden el derecho de autodeterminación no pueden subrogarse la capacidad de decidir qué ente y en qué nivel se puede autodeterminar, incluso, deciden de antemano la decisión del territorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.