Mini resumen de los últimos días «pos Olivera»

Las idas y venidas de esta última semana en Palacio han sido curiosas, al final la novela acabó abruptamente cuando el Canciller Olivera no fue ratificado en el cargo, siendo, el suyo, el más corto que recuerdo. Luego comenzaron los dimes y diretes de quien sería el próximo Primer Ministro, y cuantas cabezas serían podadas en el nuevo gabinete (alguno aventuró a decir que TODOS serían cambiados, eso es mucho hasta para el Perú).

Al final, una de las piedras angulares de este gobierno fue quien recibió el encargo de manejar la jauría de predadores que es el Consejo de Ministros (¿un honor formar parte de "eso"? Lo dudo), Pedro Pablo Kuczynski juró como primer ministro (al parecer, el líder del APRA, Alan García, y la presidente del Partido Popular Cristiano, Louder Flores Nano, ya lo sabían, si es que, cuando se quieren hacer las cosas bien se avisan por delante), junto con él llegan seis nuevos ministros (listos para que nos quejemos de ellos, supongo que el entrenamiento de los ministros es -o será- similar al de los árbitros de fútbol y les enseñan -o enseñarán- a tener correa), con hojas de servicio, hay que decirlos, bastante buenas (vaya, no digo que ellos sean buenos, sino que están en sitios donde al menos sabrán lo que hacen, muchos han sido "vice" de la cartera que ahora cogen -roban-).

Entonces, lo que tendremos (o lo que tenemos), es un gabinete continuista. En unos días (al parecer, el 25 de agosto) los veremos en el congreso, donde el "Ex-Economía" parece que ya tiene asegurado su "no rechazo" (cuenta con el apoyo de la Derecha (casi toda), la abstención -posible- del APRA, y el rechazo sólo de unos pocos), aunque desde fuera del congreso importantes fuerzas (las sindicales -los mayoritarios-) ven en Don Kuczynski "más de lo mismo" y que con él "gana la Derecha" (pues sí, las cosas por su nombre, así es), desde Acción Popular se pide que Kuczynski renuncie a su nacionalidad gringa (¿para qué o por qué? esto sí que me parece tonto).

Eso sí, los del partido del Presi se han quedado contentos, muchos de los suyos están ahí, y sin las (teóricas) interferencias de los hombres y mujeres de la Escoba. Por cierto, Olivera estuvo en la juramentación del gabinete, sereno él, sabedor de que el peor parado no ha sido su persona, y que siendo una víctima más del horrendo gobierno toledista subirá un par de puntos.

Desde hace unos días parece que los puntos sí que le quitan el sueño al ajedrecista más patético del Perú (Toledo, para quien no lo haya pillado), ahora quiere que el nuevo gabinete se presente rápido al congreso, y "así recuperar los puntos perdidos" (sino que me digan a qué puntos se refiere…), no pues, ya se fija sólo en las próximas elecciones… Va a ser duro este último año.

Eso sí, al final, reunión entre dos amigazos del alma, Olivera y Kuczynski; aunque el segundo se encargó de (primero que todo) decir que no es (el suyo) un gabinete con un poder a la sombra (Olivera), ni mucho menos… mientras tanto, Toledo reinsiste en que el pacto PP-FIM sigue en pie, que todos son buenos y estas cosas no hacen daño (¿este hombre en qué planeta vive?) y la bancada peruposibilista dice que nunca ha conocido el contenido del pacto PP-FIM ¿Si no tienen ni transparencia dentro de su partido cómo podemos esperar que no esté gobernando con transparencia? Toledo no es más tonto porque no le llega para tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.