Detalles sobre el Matrimonio Homosexual (II)

Este es el segundo de los artículos que comenté que traería a esta bitácora.

—–

Les prometí más y mejor
Bueno, "mejor" no, y más, sí, mas bien completar lo dicho, la verdad es
que iba escribiendo mientras podía y tuve que salir… Y para que no
quedase un texto inmensamente largo que luego no hay quien lo lea
(comprobado de otras ocasiones)… Ahora voy con el tema de las
adopciones.

Partamos de un principio claro (al menos para la ley,
no tanto en la práctica del discurso sobre este tema), la adopción se
hace, en todo caso, en beneficio de los infantes. Así pues, tenemos que
una de las principales "pegas" a que los homosexuales adopten como
pareja (ojo, lo de "como pareja" en esto es MUY importante) es que no
beneficia a los niños, se suelen basar en una serie de informes (y para
cada informe hay un contrainforme, eso lo sabemos todos) que dicen que
la vida con una pareja homosexual "marcará de forma negativa al niño",
además de ser extraño que esto se diga de forma tan tajante, me
recuerda a cuando se hablaba de los perjuicios que causa en la mente de
un niño vivir con una madre soltera o que sus padres se divorcien, u
otros tantos extremos, a verces negativos, a veces no tan claros. Veo,
en todo caso, peor que un niño viva en una familia machista, puesto que
lo más seguro es que el crío tenga esa tendencia. Y no digamos más con
el racismo y similares. Pero no es comparable la situación de la
homosexualidad (o, su otra posibilidad usual, la heterosexualidad) con
otros extremos culturales o personales, realmente nadie escoge su
identidad sexual, mientras que uno sí puede dejar el comportamiento
machista o darse cuenta de la idiotez que es el racismo. No es, por
tanto, comparable.

Ahora bien, y por eso les decía que el "como
pareja" era importante, un homosexual SÍ puede adoptar, creo que ni
siquiera se pregunta a una persona que quiera adoptar si es o no
homosexual (pero desconozco este extremo, dudo que la ley permita esa
discriminación, pero las autoridades correspondientes se la pueden
saltar a la torera), por no decir que muchísimos homosexuales tienen
hijos. Entonces, la cuestión, es la adopción "como pareja". Se han
visto casos (desde que se presentó el proyecto de ley en las cortes) de
personas del mismo sexo que llevan más de 10 años conviviendo, y que
una de las dos (o las dos) tenían hijos de anteriores relaciones (o la
inseminación artificial), ahora les pregunto ¿qué es mejor para ese
niño, que ambas personas que le han criado sean sus representantes
legales o que sólo una de esas personas pueda encargarse de ella? Qué
pasa si el progenitor del infante fallece, ese niño tendría que ir con
sus parientes más cercanos, no podría quedarse con la pareja del
causante, ¡¡se está desarraigando a un infante de su familia fáctica!!
Y todo porque no se permite la adopción como pareja. Ahora, Ustedes
pensarán, "si fallece quien no es progenitor, no pasa nada", Pues sí
que pasa, si esa persona, descendiente de la pareja, fuera adoptada por
la otra parte de la relación, tendría derechos sucesorios, además,
preferentes, como hijo, en otro caso NO tiene derecho alguno.

Y
más allá de todo esto, recordando (como lo hacen quienes nos recuerdan
que ya pueden adoptar o tener hijos individualmente pero nos dicen que
no debieran poder adoptar como pareja) que una parte de la pareja
(ahora posible matrimonio) homosexual puede tener descendientes
(biológicos o no), y vive en pareja ¿qué es mejor para el niño? ¿seguir
en esa situación o reconocer que ambas personas son sus progenitores?
Es curioso, en todo esto, quienes defiende (aún) el matrimonio como el
pilar de la familia, son los que están en contra que se puedan casar
(con ese nombre) los homosexuales, y los que vivan en pareja y ya
tengan descendencia, no puden pasar a ser hijos de ambos… realmente
es curioso. Esta gente dice, en contra de las madres solteras o para
poner pegas a los divorcios (sobre todo antes del 81), que es mejor que
los hijos tengan los dos progenitores en casa, así están más
protegidos… Y cuando tienen la oportunidad de hacerlo, de darle a un
infante la protección de dos adultos en vez de uno solo, cuando son los
dos quien, de hecho, lo educan, no quieren, se niegan a ello.
Hipócritas que son.

La Adopción (como comenzaba todo este
artículo) no es un derecho de las parejas ni homosexuales ni
heterosexuales, es una institución para proteger a los infantes (y ya
no tan infantes, porque tiene trascendencia luego de la mayoría de
edad, pero lo que más importa es durante la infancia), si las dos
personas que le cuidan pueden ser su representante legal ¿por qué no
permitirlo? ¿por qué se pone tantas trabas al beneficio del menor por
mor del beneficio del menor? No tiene mucho sentido. Insisto en que
realmente YA existen infantes que viven con parejas homosexuales, y
este hecho, por los propios derechos fundamentales, no se puede impedir
(sobre todo, la igualdad y la prohibición de discriminación), así que
es mucho mejor para ese crío que lo adopte la pareja de su progenitor
también (y mejor aún, si no es hijo biológico de ninguno, que lo
adopten de una vez por los dos), por la propia seguridad del mismo.

*Errata corregida, gracias W. Aschroft por el aviso.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.