Un resumen-crítica sobre el anteproyecto de ley de Diálogo Civil y Democracia Participativa de Castilla y León

He participado en la redacción de un informe sobre el anteproyecto de ley de Diálogo Civil y Democracia Participativa de Castilla y León, que comienza así:

Uno de los compromisos de esta legislatura del Partido Popular de Castilla y León fue darle una vuelta al tema de la participación. En las Cortes autonómicas, incluso, hicieron suya una propuesta de Podemos de crear una «estrategia de participación». Tal vez el principal problema está en lo que ellos llaman participación y lo que nosotres estamos entendiendo por la misma.

En mayo de 2017 se inició el trámite de «sugerencias»1 (es cierto que en Castilla y León, para muchas normas, se obliga a pasar por un trámite público que en otras comunidades o el Estado no existe). En febrero, con mucho bombo, se ha presentado el anteproyecto de ley y se colgó en la web para que se aporten sugerencias2; el 15 de marzo a las 2pm acaba el plazo para aportar.

La ley regula tres cosas distintas entre sí: por un lado, lo que llama «Diálogo Civil»; por otro, las «iniciativas ciudadanas»; y, por último, las «consultas populares no referendarias». El primero de los ámbitos, el «Diálogo Civil», lo podemos resumir como dotar de más funcionamiento («participación») a los órganos participativos existentes (en Castilla y León son muchos, y en su mayoría absolutamente inútiles). El segundo, las «iniciativas ciudadanas», como una suerte de ampliación de la «iniciativa legislativa». El tercero, las «consultas populares no referendarias», como darle solemnidad a otras formas de consulta que ya se hacen. De paso, se ha incluido la posibilidad, de forma expresa, de que el presidente de la Junta le pida al gobierno de España la celebración de un referendo porque un ciudadano o grupo lo ha solicitado3.

Vamos a reconocer algo positivo: el gobierno regional es consciente de que determinados cauces de participación tienen poco «éxito» real (como el que sigue este anteproyecto), así, el Portal de Participación está infrautilizado; esta ley quiere ser un paso más y potenciar dicha participación.

[Les invito a leerlo completo y a descargar el informe en Delicias De Igual a Igual].

Un pensamiento en “Un resumen-crítica sobre el anteproyecto de ley de Diálogo Civil y Democracia Participativa de Castilla y León”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.