Cierran las puertas a la «unión civil»… intentemos abrir las del matrimonio igualitario

Ya es definitivo: el proyecto de Carlos Bruce para establecer una Unión Civil No Matrimonial para personas del Mismo Sexo quedó archivado, tras rechazarse el pedido de reconsideración en la Comisión de Justicia del Congreso. Esta vez el proyecto solo tuvo dos apoyos… La noticia de esos días era la aprobación en Chile (nuestro vecino al que le copiamos todo lo que tiene que ver con los dineros pero nada de lo social) de la Unión Civil (allá planteada para parejas independientemente del sexo de los intervinientes, con efecto sobre los hijos del otro contrayente), en Perú se cerraban esas puertas.

Al margen de cómo se hacen las preguntas (que determinan demasiado lo que se contestará), es interesante observar el cambio que sí está viviendo la sociedad peruana en estos temas, tan conservadora ella que va a paso de tortuga. La lucha, poco a poco (muy poco a poco) va dando sus frutos, cambiando las consciencias… Sigo pensando, como ya he manifestado otras veces (entre ellas hace un mes, cuando se votó en contra del proyecto), que el objetivo debe ser el matrimonio; la Unión Civil no es lo mismo y, por tanto, no da la misma protección.

Si ya tenemos una institución, hay que reformar y adaptar esta, no ir creando engendros jurídicos que permiten, con mantener unas leyes de una forma y otras distintas, generar derechos muy variados para cada tipo de pareja y mantendríamos, por tanto, la discriminación a las parejas homosexuales al impedirles el acceso a una de las instituciones. No perdamos el tiempo en las medias tintas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.