Proyectos, proyectos…

¿Los congresistas no tienen correctores de estilo? Mejor dicho: ¿por qué no tienen correctores de estilo? Es que hay proyectos llenísimos de faltas ortográficas… y no solo eso. ¿Cómo es posible que una pregunta tenga termine con signo de cierre y seguida de un punto? ¡Punto! En fin. Saben (y si no lo sabían, ahora ya lo saben) que uno de mis «placeres culposos» es revisar los proyectos de ley que hay en el Congreso, se encuentran verdaderas perlitas. Normalmente busco algún tema concreto (por ejemplo, las reformas penales propuestas), otras veces solo miroteo… en parte para ver qué hacen nuestros congresistas (también le pego vistazos a los diarios de sesiones; pero esto menos y solo por temas concretos).

En fin, no voy a ninguna parte, así que no es procedente poner eso de «a lo que iba»… Eso, que la queja viene tras leer la motivación del proyecto de ley Nº 02536/2013-CR (expediente) del grupo nacionalista Gana Perú proponiendo el Día Nacional de la Paz (para el tercer domingo de septiembre). Les recomiendo de corazón que lean ese texto (PDF), conmovedor (por favor, noten la bastardilla). En fin, si nuestros amigos de GP quieren promover una «cultura de la paz» que comiencen por casa: impidan, ilustrísimos congresistas Apaza, Apaza, Cárdenas, Condori, Gutiérrez y Molina, comiencen legislando en favor de medidas que, por ejemplo, limiten la represión que este gobierno está ejecutando de forma reiterada y la cobertura que el mismo le da a deleznables actos contrarios a los Derechos Humanos. Por cierto, bajo paraguas de naciones es imposible una cultura de paz.

Justiniano Apaza Ordóñez anda movido (es uno de los dos Apaza mencionados en el párrafo previo), también es el autor de otra iniciativa, el proyecto de Ley nº 02542/2013-CR (expediente) que propone declarar el distrito de Iray como Capital Simbólica del Perú para la Descentralización. Dos preguntas acudieron rápidamente a mi mente ignorante: ¿por qué? ¿Dónde está Iray? De lo segundo me desasné rápidamente al encontrar que es parte de la provincia de Condesuyos en Arequipa. Me perdonarán sus 543 habitantes por no saber dónde estaba ese distrito (y sigue despoblándose, por lo visto). Según leo en la exposición de motivos del proyecto de ley (PDF), allá en febrero de este año la municipalidad de dicho distrito propuso que se les declarara como capital simbólica de la descentralización. No hay ninguna razón en el texto para que Iray sea capital simbólica. Ni una. Salvo que está afectada negativamente por la coyuntura (como otros distritos) y porque lo ha pedido primero. Ah, claro, y porque les vendría bien serlo. Esto de ser capital simbólica debe ser como ir de copiloto en el carro de un amigo, ¡uno lo pide! El primero gana.

El fujimorismo, en cambio, anda preocupado en otros temas: el reparto del poder. Martha Chávez, que no pierde el tiempo en tonterías, propone una reforma del art. 37º del Reglamento del Congreso, proyecto de Resolución legislativa nº 02555/2013-CR (expediente o la norma propuesta en PDF) en el cual se busca castigar tanto al «tránfuga» y un poquito al grupo de donde sale el mismo, así el personaje que dejó un partido va al Grupo Parlamentario Mixto… espera, el Grupo Parlamentario de los que no tienen grupo es «Especial» en Perú, no se usa el término «Mixto» -que sí se usa en España, y no sé si en otros países-, incluso ese nombre «especial» se menciona en el apartado segundo, pero ya se cambia en el cuarto, curioso. Por cierto, se deja claro en la propuesta que los partidos que rompen una alianza no pueden crear grupos, se van todos al Mixto, una alianza electoral no es lo mismo que un partido, aunque para la reforma fujimorista sí. El tema está en que se les excluye de las comisiones. En un contexto como el peruano en que el Grupo Especial/Mixto puede tener más congresistas que otros grupos, resultaría contraproducente que no puedan acceder a cargos directivos o la presidencia de las comisiones ordinarias. Evidentemente la reforma entraría en vigor desde el 2016, no antes.

Desde el grupo Acción Popular-Frente Amplio se quiere incorporar (proyecto de reforma constitucional nº 02311/2012-CR, expediente y PDF) que para postular a la presidencia y vicepresidencia no solo se sea peruano de nacimiento (actual redacción del 110º de la Constitución Política del Perú) sino que, además, solo se debe tener una nacionalidad, ¿no les suena a norma con nombre propio? lo más curioso es que se «sanciona» con inhabilitación permamente a ejercer cualquier cargo público al que se presente con más de una nacionalidad (como que eso debería ser comprobado por el JNE previamente, ¿no?). En Perú no somos pocos los que tenemos doble nacionalidad de nacimiento, o una segunda adquirida posteriormente, esta norma nos excluye del máximo cargo. Pues bien, con su pan se lo coman.

Podría seguir así todo el día, pero imagino que ya nos estaremos aburriendo mutuamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.