AlB: Para dejar de hacer siempre lo mismo

Hace no demasiado alguien me preguntó que por qué dibujaba niñas con hachas (y no es la primera persona que cuestiona eso), bien, aprovechando que por fin configuré el tema de la presión en la tableta digitalizadora, decidí hacer caso a ese constante cuestionamiento velado a las pequeñas del instrumento afilado para dibujarlas en una postura más moderna. Y acá todo plasmado en una breve y poco agraciada tira teóricamente cómica. (Claro que si uno revisa los garabatos perpetrados por su servidor se encontrará con más sables láser que hachas, cosas de la vida.)

Por lo demás, me tengo que acostumbrar, otra vez, a la tableta, miren que ya iba haciéndome a usar el tintero para dibujar las líneas, este es puro pincel (dos tamaños), he puesto para que la presión se note en el tamaño (en la opacidad no me gustaba nada, además, presiono poco por lo general, así que todo era un mar de grises sin sentido), la lentitud de la máquina sobrecargada de procesos, para el segundo dibujo (la chica de la derecha de las dos viñetas) hizo que se noten saltos pequeños y menos el tema de la presión (creo que sí se nota en la niña con el hacha o las espadas).

Por lo demás, y siendo un pecado, la imagen está hecha directamente en 500×500, lo cual, para los expertos, es no solo un pecado sino, además, una pérdida de tiempo, un insulto y todo eso, pero insisto en la idea de la práctica, y qué rayos, para la chorrada que es tampoco era plan de tirarse todo el día para dos viñetas (por eso tampoco está pintada la chica de la derecha ni hay un fondo de verdad). Sobra decir que es una tira cien por ciento «digital», ningún lápiz ni papel fueron mancillados para esta perpetración.

(Y sí, así nos relajamos de tanta reforma, protesta y demás.)

Espero que les guste.

Excurso: Pueden dedicarse a buscar las diferencias en el vestuario de las dos pequeñas.

3 comentarios en «AlB: Para dejar de hacer siempre lo mismo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.