Sobre impuestos a las mineras

Fj me pasa un enlace de un comercial de Oblitas sobre la minería retransmitido en el entretiempo de la semifinal entre Perú y Uruguay. Esa publicidad está pagada por la Sociedad Nacional Minería Petróleo y Energía (SNMPE, la mayor patronal del sector). ¿Qué de verdad tiene esa afirmación? En la bitácora Perú País Minero (cuyo enlace ponen al final del anuncio del ex seleccionador nacional) enlazan un documento donde, para el 2009, dicen que la carga efectiva máxima al inversionista es del 65%, siendo la mínima superior al 40%, por encima de Canadá, Chile y Australia, e indican como fuente el IPE. Como «impuesto» recogen las participaciones que se reparten entre los trabajadores. Las mismas se deberían incluir como coste laboral más que como impuesto, y así poder comparar, por ejemplo, el coste laboral en Canadá con el de Perú, o el de Chile con el de Perú. Considerarlo un impuesto simplemente juega en contra de México y Perú.

El IPE, por cierto, publicó hace poco un librito sobre la Tributación minera en el Perú (PDF), según ese libro Chile está en el puesto 7 atrayendo inversiones y Perú en el 39 (con lo que los datos del comercial estarían, como poco, desactualizados), pero los años anteriores Perú ocupó el puesto 30, así que no sé de dónde sacan ese puesto 48 que nos muestran en la publicidad.

Insistiendo en el texto del IPE, ya que es la base de lo que la SNMPE pone en su otro documento, las políticas tributarias en Perú están bastante bien consideradas, incluso su voto positivo creció con respecto al periodo 2008/2009, esto según el índice del Instituto Fraser (donde Perú ocupa el puesto 12, siempre se puede elegir un índice en que estemos mal en vez de uno en el que estamos bien, en ese índice Chile está en el puesto 2). En el índice de mejores prácticas políticas sobre la minería para atraer inversores, también del instituto Fraser, Perú está en el puesto 9, Chile en el 5. En el índice sobre percepción del sistema tributario, Perú está en el puesto 28 (sobre 73 países o regiones), mientras que Chile está en el 5.

Hay que tener en cuenta que estos índices no se hacen con «datos en la mano», sino por medio de una encuesta anual sobre Compañías Mineras, con el objeto de conocer las percepciones y puntos de vista de los ejecutivos, consultores e inversionistas mineros. También debemos tener en cuenta que si bien algunos países puntúan de forma global (como Chile, Perú, México, entre otros muchos) hay regiones de otros países que se consideran por separado, así las regiones de Canadá o las de Estados Unidos tienen, cada una, su propia valoración, con lo que quedar 38 en un índice, por ejemplo, puede suponer que por delante no haya 38 países, sino 10, pero cuyas regiones ocupan muchos puestos (por delante de Perú suelen haber, por ejemplo, unos 7 estados de Estados Unidos, y varias regiones de Canadá).

La caída de Perú en el lista jerarquizada, además, la explican sobre todo por las políticas laborales y medioambientales (ya saben que lo que es bueno para el obrero y el campesino no suele ser visto con buenos ojos por el patrón), no por la política tributaria (cuya buena consideración ha subido con respecto al periodo anterior).

Sobre los tributos en sí mismos, el IPE destaca la dificultad de compararlos en tanto que cada país va por libre a la hora de configurarlos, se basan sobre todo en un informe comparativo de Ernst & Young «contrastada y actualizada», con lo que se incluyen datos de múltiples fuentes (y en el caso Chileno, incluye una reforma relativamente reciente que cambió el régimen de las regalías -en su día se destacó que esto ponía por encima en impuestos a Chile sobre Perú-).

Comparación internacional de principales impuestos al sector minero
País IR Regalías Dividendos Intereses IVA Utilidades para trabajadores
Perú 30,00% 1-3% de ventas brutas 4,10% 30%, Tasa reducida del 4,99% y en algunos casos del 1% 19,00% 8,00% 32,87%
Chile 17,00% 0-14% del margen operativo 35,00%* 35%; reducido al 4% para préstamos internacionales o menos si hay determinados acuerdos. 19,00% Véase nota
35,00%
Notas: *En el caso chileno, el dividendo se aplica al dividendo bruto, lo que equivale a una tasa efectiva del 21,7%; las utilidades existen pero no se pagan como un % de las ganancias, actualmente se calcula entre un 0,3% y un 1,1%.
Fuente: “La tributación minera en el Perú: Contribución, carga tributaria y fundamentos conceptuales” (pág. 26) documento del IPE con patrocinio de la SNMPE, marzo 2011. Se actualiza sobre el cuadro las regalías chilenas (pág. 28 del mismo texto).

Para hacer una comparación de tributos efectivamente pagados por las mineras en el estudio del IPE lo que hacen es convertir todas las tasas e impuestos en «una tasa equivalente sobre las utilidades antes de impuestos, participaciones y regalías», creando una serie de escenarios de rentabilidad (seis), para estos cálculos se divide la tasa de regalías entre un factor de ajuste, y así se van ajustando los distintos impuestos. También se diferencia la extracción de cobre y metales no ferrosos y del oro, en tanto que tienen regalías diferentes, y los del IPE han considerado, sobre todo, los impuestos aplicables a un inversionista extranjero (páginas 30 y 31 del documento del IPE). La comparativa quedaría así:

ORO, COBRE y metales no ferrosos: Tasa efectiva (utilidad antes de impuestos = % e ventas) en distintos escenarios de rentabilidad
País 10,00% 20,00% 30,00% 40,00% 50,00% 60,00%
Perú 64,50% 51,40% 47,00% 44,80% 43,50% 42,60%
Chile 38,30% 38,30% 38,30% 38,70% 39,50% 40,60%
Notas: para Perú se considera dentro de las regalías el aporte voluntario, lo que suma una tasa del 4,25%; para Chile se ha asumido una tasa de exportación del 10%, la misma que la del cobre. Para Chile en este supuesto no se ha incluido el reparto de utilidades. Para Chile se hace un ajuste extra por ser progresivo, así como otro ajuste más en su IR (del 17%) considerado como efectivo un 35% al tener unos dividendos altos (35%).
Fuente: “La tributación minera en el Perú: Contribución, carga tributaria y fundamentos conceptuales” documento del IPE, páginas 33 y 34, con patrocinio de la SNMPE, marzo 2011. Se consideran juntos los dos cuadros en tanto que para Perú y Chile los resultados en los mismos son iguales.

Cabe destacar que en Canadá para escenarios de rentabilidad del 30% los impuestos son mayores que en Perú, en Australia para escenarios de utilidad mayor del 40% lo mismo (algo que el comercial donde aparece Oblitas olvida, por lo visto). Cuidado con las medidas verdades, no se puede decir que las mineras paguen menos impuestos en Canadá y en Australia que en Perú usando los datos que la propia SNMPE maneja.

En el caso Chileno, solo tiene mayores cargas tributarias que Perú cuando la rentabilidad antes de impuestos es superior al 75% (escenario no contemplado en los cuadros), con lo que no siempre los impuestos efectivos son mayores en Perú que en Chile (otra media verdad del vídeo). Aunque en el cuadro usen una tasa de dividendos fija (al considerar que son inversores extranjeros), tanto Canadá como Australia tienen dividendos a 0% para empresas nacionales, con lo que fomentan la minería propia y castigan a las mineras extranjeras (y no es por casualidad que la mayor minera del mundo sea australiana). ¿Qué opinaría de un impuesto así la SNMPE (entre cuyos asociados hay mucho inversor extranjero)? Ya que nos pone como ejemplo tributario tanto Canadá como Australia…

El mismo informe, aunque quiere demostrar que Perú tiene más impuestos mineros que otros vecinos, recuerda que el riesgo del país es más importante que la propia carga tributaria, esto es, si un país tiene poco riesgo será más atractivo para la minería aunque tenga mayores impuestos. Lógico, si te aseguran un retorno y una rentabilidad sin problemas, aunque pagues más impuestos tendrás más segura la ganancia.

Consideraciones finales
Los cuadros, eso sí, de tasas efectivas no dejan de ser tramposos, es cierto que por un lado está la ley y por otro lo que efectivamente se paga, pero lo de efectivo cuando se aplica a un modelo deja de ser efectivo en realidad, y pasa a ser parte de un modelo (y la fórmula del cálculo deja un poco que desear), sería más interesante ver cuánto realmente pagan las mineras en cada país, esto es, teniendo en cuenta deducciones, subvenciones recibidas en su caso (por I+D+i, por ejemplo, o inversión en infraestructuras que beneficia fundamentalmente a la minera), y, por supuesto, el grado de fraude fiscal en cada país (esto es como lo de ver cuánto paga Google en Europa tras saber que manda mucho dinero a paraísos fiscales, seguramente paga menos que el impuesto que le corresponde aplicando las bajas tasas irlandesas, y como digo Google digo cualquier empresa que haga ingeniería fiscal). También deberíamos agregar cuánto pagan de impuesto las personas que están por detrás de las sociedades mineras, hasta qué punto sus ingresos están gravados. En este sentido apostaría todo lo que tengo a que, en general, se paga más impuestos en Canadá que en Perú por parte de las mineras y las personas físicas que están por detrás de ellas.

Por otro lado, del estudio citado en toda esta entrada, se desprende lo gravosa de nuestra legislación tributaria para las explotaciones mineras poco rentables, y cómo la carga impositiva es antiprogresiva, esto es, pagan mucho en relación a sus dividendos las que son poco rentables y pagan relativamente poco las que sí son rentables, lo contrario que en Chile, donde la tasa efectiva según esos cuadros no solo es más estable, sino que a partir de cierto punto de rentabilidad la misma va aumentando.

La publicidad suele ser engañabobos, llena de medias verdades o exageraciones, y esta de la SNMPE no lo es menos, sobre la ley en Chile tienen una mayor carga impositiva que en Perú, en términos efectivos (según hace el estudio) para las explotaciones más rentables ni Canadá ni Australia tienen impuestos mayores que Perú (afirmado en el comercial), el incluir las utilidades a los trabajadores como impuesto en vez de como coste laboral vicia las comparaciones y el régimen tributario, en contra de lo que dice el comercial, no es uno de los motivos por los que Perú esté «tan» por detrás de Chile, ni los puestos ahí consignados para ambos países son correctos. El régimen fiscal peruano, entre inversores y gente del medio minero-empresarial, está bien considerado, no es un punto negativo, a diferencia de otras cuestiones, como laborales o medioambientales, que son las que hicieron que Perú bajara en la tabla.

Urge una reforma tributaria para las mineras en Perú, entre otras cosas para poner en su sitio ese extraño régimen de «aporte voluntario» (eliminarlo en favor de tributos de verdad) y ordenar el sistema tributario, hacerlo más progresivo y, claro, con mayores posibilidades de recaudación. Y si tanto se habla de Canadá y Australia, ¿cobramos fuertes dividendos a las mineras extranjeras o cuando las utilidades se saquen del país? No parece mala idea. En el Perú no nos podemos permitir el bajar los impuestos a las mineras, menos cuando ellos mismos señalan su importancia en el total recaudado.

Un comentario en «Sobre impuestos a las mineras»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.