Y la derecha toma el MT

«Lo que podemos tener en claro, ya con la actual disposición del nuevo gabinete, es que el proceso de viraje iniciado al final de la primera vuelta, continua de manera sostenida. Lo que antes aparecía como un cambio de discurso ahora ya empieza a verse como una orientación que se aleja de la izquierda a pasos acelerados.»

Ya sabemos cómo queda el plano laboral (algo que me preguntaba unos días), al menos el primer gran gesto del presidente electo Ollanta Humala: en el ámbito del Trabajo la dirección política está en manos de un miembro de la derecha peruana: Rudecindo Vega Carreazo, ex ministro de Vivienda (2005-2006). No la extrema derecha, claro, pero sí la derecha que ya gobernó el Perú hace unos años (2001-2006) y que la fórmula de distribución de la riqueza era el chorreo, en cuyo haber no encontramos más que deudas con los trabajadores y los sindicatos, cuya legislación laboral no cambió en nada la fujimorista.

Así Rudecindo Vega Carreazo, afiliado de Perú Posible y candidato al congreso por esa formación en el distrito electoral de Amazonas, es un experto en temas como urbanismo, y también tiene una maestría en civil, pero en el ámbito laboral, como dice el secretario general de la CGTP, no es que sea un dechado en conocimientos. Incluso la designación de Vega está trayendo problemas en el interior del PP, en tanto que Vega es de la facción Bruce del partido, esto es, los contrarios a la alianza con Gana Perú. No es Vega el único de esa facción que consigue poder en el nuevo gobierno, René Cornejo, neoliberal él, será el nuevo ministro de vivienda, mientras que la facción del que acaba de presentar la renuncia, Reátegui, que trabajaron a favor del acercamiento con Humala, se quedan sin las cuotas completas de poder que soñaron.

Las pugnas dentro del PP nos deben dar un poco igual, salvo en un punto: El nuevo ministro de trabajo pertenece a la familia del PP que no quería tener nada que ver con Ollanta Humala, esto es, los que criticaron duramente el plan del partido Gana Perú, contando todos los puntos vinculados a las promesas a los trabajadores. Así que ya sabemos, más o menos, a qué atenernos.

Sobre el nombrado ministro comparto la afirmación de Mejía:

«Así es. Rudecindo Vega NO es la persona adecuada para la difícil cartera de Trabajo. Su nombramiento es expresión del escaso interés del presidente Ollanta por los temas de la reforma laboral. Más importante es afianzar la alianza con Perú Posible (Toledo) que resolver los problemas de los trabajadores. Tal como están las cosas, es incluso probable que el incremento de la Remuneración Mínima Vital sea postergada ¿pues que ministro va a comprarse ese pleito? y el hasta ayer famoso programa de «Pensión 65″ se vea reducido a un simple piloto en algunas regiones.»

Los gestos económicos del presidente electo son para alegrar a la confederación de grandes empresarios y los gestos laborales… también.

Ollanta Humala ya dejó claras cuales son sus prioridades y a qué sector político hace ojitos y caso, y no es precisamente a la izquierda peruana (por más que Diez Canseco esté feliz por el nombramiento de Mocha García Naranjo -espero que haga un buen papel ahí-). Así que del «cogobierno» prometido mejor nos olvidamos, porque Humala ni se acuerda.

4 comentarios en «Y la derecha toma el MT»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.