¡¡Qué barato sale torturar!!

Unos sucesos a los que prestaba atención (especial, me refiero) eran
los juicios contra los presuntos torturadores en las cárceles de Iraq,
sobre todo a esa chica que nos "deleitó" en unas fotos tomadas en la
cárcel de Abu Ghraib
, sí sí, me refiero a la soldado Lynndie England.
No me gustan las cárceles, no me gustan las armas, y sobre todo, no me
gustan los militares que, en el miedo extremo y odio educado, se
dedican a torturar a presuntos criminales
(en este caso, presuntos
terroristas iraquís) y creen que saldrán impunes, o lo hacen para
"contentar a la pareja" (Diox, ¿y si su pareja quería que matase gente
ella los mataría? Increíble y absurda justificación), o para sentirse
superiores, esa mezcla de miedo y sentido de superioridad moral, total,
ellos son los salvadores ¿y quien nos salva de los salvadores?
Una serie de cabezas de turco han sido condenados (y, comparativamente hablando con las penas que recibe un ladrón, insuficientemente condenados) por las torturas fotografiadas en esa indignante cárcel iraquí, que los altos mandos han conseguido que se tomen como hechos aislados y cometidos fuera de su supervisión; por más que algunos de los acusados por estas torturas han afirmado que no sólo seguían órdenes, sino que más de una vez las torturas fueron "vistas" por los servicios de inteligencia.

Ha esta muchacha le han caído 3 años de cárcel, lo cual, viendo un sistema con penas desproporcionadas (en la mayoría de casos), no deja de ser sorprendente, creo que un negro que roba a mano armada puede recibir una pena diez veces mayor, pero claro, un soldado que tortura a "escoria árabe" (para ellos, eso son) no merece una condena tan alta, se enfrentaba a 7 cargos y una posible condena hasta de 10 años, y ha sido culpable, según el tribunal, de 6 cargos, y 3 años…

Muchas organizaciones (como el Observatorio de Derechos Humanos) acusan al gobierno estadounidense de perpetrar dichas torturas de forma sistemática, y si vemos un poco qué pasa en su casa (Guantánamo, punta de un iceberg), parece que no les falta razón para asegurar esto. Sin olvidar, por ejemplo, la fama de abusos que tiene la policía de los Ángeles (¿por qué les menciono? Por la cantidad de condenas que han tenido por abuso de autoridad, si eso pasa en una gran ciudad, debe pasar con más razón en lejanas tierras en que todos son "El Enemigo"), entre otras tantas… O las lindezas que suelta su secretario de Defensa, o todos esos Republicanos capaces de justificar las torturas a una gente que ni en juicio está simplemente por el bien superior perseguido por el Gobierno Estadounidense, libertad en imposición, Vida sometida a los intereses económicos de cuatro pavos incapaces de ver más allá de sus propias arcas…

Comienzo a enfadarme, y creo que no es bueno "escribir en caliente"… Así que nada, seguiremos otro día ;).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.