Cambio de Jefe en el Congreso, crónica de un suicidio.

Ántero Florez Aráoz, ante tímidos gritos de "Ántero reelección" dejó la presidencia del Congreso, pasándole el testigo a Marcial Ayaipoma, en una elección en que la única emoción sería ver si los votos en blanco ganarían a los votos "que sí", y por contar cuantas abstenciones se darían (mientras más, mejor para el oficialismo…), así pues, la opocisión deja la presidencia de la cámara en favor del indeseable Ayaipoma.

Este tipo de nominaciones y elecciones son el premio a ser el más cazurro defensor del jefe, en la comisión sobre la falsificación de firmas, Ayaipoma defendió al actual presidente de la República hasta el más asquerozo absurdo, como premio, han conseguido colocarlo como el "mandamás" del Congreso, donde sólo se presentaba su lista, y donde, digan lo que digan, casi no sale.

Por la mermada asistencia de congresistas, Don Ayaipoma necesitaba 55 votos a su favor (mayoría simple) consiguiendo 59, contra 40 en blanco, 5 viciados, y como 18 abstenciones (si ellos hubiesen estado en la votación, Don Ayaipoma necesitaría 61, que no los conseguiría ni hartos de cocacola). Para escoger a Don Ayaipoma incluso dentro de su bancada tuvieron roches, eso de no preguntar "quien quieres que sea tu presidente en el congreso" a tus propios partidarios parece que no les sentó nada bien, tras negociaciones en que las beneficiadas fueron todas las mujeres (algo bueno tenía que salir de todo esto), Ayaipoma afrontó una votación en que casi hasta consiguen el voto del APRA… y tuvieron el de Ántero Flores…

Ahora, eso sí, esta es otra medida de premio, contraria al sentir popular, en las calles sólo un 6% de la población limeña (sé que Lima no es todo el Perú, pero son los números que se manejan… de todas formas, difícil que los porcientos de aprobación a nivel nacional sean muy distintos a los reflejados por la opinión limeña) quiere a Don Ayaipoma en ese puesto, en un congreso totalmente desprestigiado (en Lima, con 8% de aprobación) y frente a un Ántero Flores que cuenta con nada más y nada menos que el 50% de aprobación para que siguiera en ese puesto… Incluso, un 25% "gritaba" que cualquiera menos Don Ayaipoma.

Lo que digo, es un indeseable.

Sólo queda un año de gobierno del PP, la cuenta regresiva comenzó hace ya cuatro años, no se ha avanzado en nada, y leyes como la declarada inconstitucional nos hacen perder cualquier atisbo de esperanza en un congreso tan o más corrupto que el régimen anterior, el régimen actual, con un Alejandro Toledo que ha observado el 25% de las leyes del Congreso, ante una Ley que luego él ha atacado (pero casi en silencio) no digo ni mu…

Si es verdad eso de que el pueblo tiene los gobernantes que se merece, es que Diox odia a nuestra gente, y a saber que grandes pecados hemos cometido, porque no es normal que no hayamos tenido en 20 años (como MUY POCO) un gobernante que se merezca mención con un "al menos lo intentó por nosotros"…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.