One Comment

  1. […] ¿Cómo? Lo primero: el pueblo español votó muchas cosas. De hecho, no votó como «pueblo» o «sociedad», los resultados de unas elecciones no son un compendio de deseos sobre el futuro, sino una agregación de preferencias de triunfo en cada circunscripción. Esto es, nadie que votó al PP lo hizo para que pactara con el PSOE, nadie que lo hizo por Podemos quería que ganara un candidato distinto a Iglesias. Por supuesto, todos los que votamos por partidos distintos no lo hicimos para bajar la mayoría del PP y el PSOE y se vieran obligados a pactar (más bien, eso era un riesgo, no un deseo). En fin, no me voy a explayar en esto, que en su día traté en otra nota en mi bitácora personal. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.