Apple, censuras y modelos centralizados

Apple, que siendo un intermediario se arroga el monopolio del control de las aplicaciones sobre dispositivos que vende (iPod, iPad e iPhone), demuestra una vez más por qué ese «poder» discrecional es peligroso, esta vez censura una aplicación que permite acceder a Wikileaks (espejo en D=a=) de forma fácil y cómoda, adaptada a los dispositivos de Apple, en vez de tener que pasar por la más que atacada versión Web. ¿Las razones para esta «retirada»? Que no cumple con las condiciones para desarrolladores (¿y cómo lo aprobaron?) además de poner en riesgo a individuos y grupos e incumplir con las leyes locales.

Lo primero que a uno se le viene a la mente es qué condiciones impiden una aplicación como esa, y por más que uno las revisa, no encuentra nada en ese sentido, por otro lado, uno piensa en qué «leyes locales» puede vulnerar esa aplicación, habida cuenta que no lo retiran para un solo lugar (bloqueando el acceso en un país determinado) sino de toda la tienda, las leyes de Estados Unidos no, sabemos que Wikileaks es legal (y fuera de bravuconadas varias, aun no se anuncia proceso alguno en Estados Unidos contra WL). Entonces: ¿Qué leyes locales y por qué se limita para todo el mundo y no solo en el país o lugar donde se incumplen las leyes?

¿Pone en peligro a grupos de personas o a individuos? Este argumento no tiene el menor sentido, solo algunas declaraciones de autoridades estadounidenses van en ese sentido a la par que las mismas autoridades reconocen que no existe prueba alguna de que algún agente esté o haya estado en peligro ni por esta ni por anteriores filtraciones, no se puede usar una calumnia (se les acusa de poner en peligro a gente o a individuos cuando esto no es así) como base razonada para una censura.

Apple acepta las presiones que está ejerciendo el gobierno estadounidense para silenciar, de forma ilegal e ilegítima, a WL, se suma a otras tantas compañías que ya lo hacen y que dificulta la vida de esta organización (contando incluso a la entidad que les gestionaba los DNS del que era su dominio principal hasta hace poco, ahora cambian el .ORG por el .CH), y si Apple, como todas esas otras compañías que tan duros golpes le dan a WL (y otras tantas organizaciones que lo sufren y sufrirán) consiguen ser dañinas es justamente por el modelo «centralizador» y el férreo control sobre él que realizan.

FJRA en su cuenta de Twitter lo recuerda: «Una vez más el modelo centralizado demuestra ser una cagada». Esta lógica está siendo fuertemente apoyada por las más grandes compañías tecnológicas, y es la misma en que vivimos en el mundo financiero (por eso que Visa, Master Card, PayPal y Bank of America cancelen tus cuentas puede ser la ruina económica para una organización que vive de lo que otros donan, siendo las tarjetas y pasarelas de pago son el medio), dentro de esta lógica centralizadora, finalmente, damos el control a unos pocos sobre el total de bienes (tangibles o intangibles) que tenemos, les damos el control sobre lo que podemos acceder de forma simple (por eso es tan negativo que Amazon pueda borrarte libros que ya tienes), en otras palabras, nos vendemos a estas organizaciones, no somos ni sus clientes ni sus usuarios, somos sus siervos, veremos el mundo solo a través de sus ojos.

En un dispositivo de Apple de los mencionados, el usuario solo puede instalar lo que Apple deja que instale, y solo puede acceder al tipo de contenidos y aplicaciones que Apple estime oportunos, es un modelo centralizado y cerrado por completo (salvo «hackeando» el dispositivo, pero eso está lejos tanto de la mayoría de usuarios como de la lógica de un aparato tecnológico), es un peligro para el usuario y una amenaza para los demás.

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.