Wikileaks y la legalidad de sus acciones (según la ley de EE.UU.)

«Cuídate bien del que te niega el acceso a la información, porque en el fondo de su corazón, tan solo desea ser tu amo» Anónimo.

Si algo podemos aplaudir de la actual legislación de Estados Unidos es la fuerte protección que recae sobre los que transmiten información (salvo en temas concretos como el nuclear), quien la saca o la vende sí puede ser procesado, pero quien la publica (aunque la haya comprado), por su parte, está a salvo de todo ataque… No todo, que ya hay más de uno que pide la horca para el fundador de Wikileaks, olvidándose de que si él cae será un mártir y su «monstruo» cobrará más fuerza que nunca. Tachar de terrorista a la organización o que asesinen a su fundador se ha escuchado de boca de asesores de alto rango canadienses o senadores estadounidenses.

Resulta curioso cómo muchos de los que claman por la ilegalidad de las labores de WL (dudosa ilegalidad, o realmente legalidad, luego lo vemos) pidan medidas ilegales para combatirlos, como hace unos meses Marc Theissen (quien escribía los discursos de Bush) cuando pedía el arresto de Assange (fundador de WL) por parte de las fuerzas estadounidenses sin importar dónde estuviera el sujeto, o sea, pedía un secuestro internacional (Estados Unidos ya ha sido condenado por estas prácticas incluso en un país aliado como Italia, sea dicho). Incluso desde España algunos colectivos, como GEES (en Libertad Digital) piden que si no se puede acabar con WL de forma legal, pues que se acabe con la organización y su fundador «al margen de la ley» (artículo del 1 de 12 del 2010). Por cierto, se equivocan los del GEES al decir que no corresponde a ninguna jurisdicción los poderes sobre WL, en realidad recaen sobre varias, casi tantas donde tengan ellos alguna presencia.

No solo eso, ataques de Denegación de Servicio contra WL llevaron a su servidor DNS ha suspender el dominio de WL (eso dicen ellos al menos, a saber por qué lo suspendieron realmente) o un extraño argumento por parte de Amazon para suspender la cuenta de WL alegando la distribución de material sobre la que WL no tiene derechos (y esto no lo hacen de muto propio, sino a instancia de la parte «ofendida», y ya sabemos que Amazon se pliega al poder tan fácil como cualquier compañía que depende de que el poder les siga manteniendo un marco legal propicio para la explotación, vamos, que ellos no dan servicio a WL porque les guste el trabajo de los mismos), nos permiten ver que por todos los medios se quiere «silenciar» a quien publica información «comprometida» (realmente no trae grandes novedades, solo aporta «pruebas oficiales» sobre secretos a voces)

Gracias a una nota de Barrapunto llego a un interesantísimo artículo de «Legal As She Is Spoke», de la New York Law School, titulado «Wikileaks Has Committed No Crime» («Wikileaks no ha cometido crimen alguno»), que, como su título indica, exponen su opinión jurídica sobre el papel que juega WL y cómo esta organización no vulnera la ley estadounidense publicando el material «secreto». Además pone en relevancia lo mal que se citan determinados artículos (que no son de aplicación a los medios de comunicación que publicitan la información «confidencial») o leyes (pensadas en espionajes en los que se «da información al enemigo» y no en publicación por medios escritos o audiovisuales, en este aspecto se pone en valor que la información se dio primero a medios de países aliados, no enemigos, así como que la información, para que se aplique dicha legislación, debe ser «actual» sobre determinadas cuestiones militares o «futura», mientras que los papeles de WL son sobre operaciones, como las de Iraq, que ya tienen años), en fin, rescato un par de párrafos:

[M]any conservative commentators have been clamoring for the Justice Department to prosecute Wikileaks for publishing classified information.

[Muchos comentaristas conservadores claman para que el Departamento de Justicia enjuicie a Wikileaks por publicar información clasificada.]

But in the United States, generally publishing classified information is not a crime. The sort of information that a news organization can be prosecuted for publishing is limited to: nuclear secrets (Atomic Energy Act), the identities of covert agents (Intelligence Identities Protection Act), and certain forms of communications intelligence (Section 798 of the Espionage Act).

[Pero en los estados unidos por lo general la publicación de información clasificada no es delito. Una organización de noticias puede ser procesada solo por la publicación de unos tipos de información: Secretos nucleares (Ley de Energía Atómica), la identidad de agentes encubiertos (Ley de Protección de Identidades de Inteligencia) y ciertas formas de comunicaciones de Inteligencia (artículo 798 de la Ley de Espionaje).]

Perhaps lamenting that the U.S. does not have an Official Secrets Act like the United Kingdom, right wing columnists have consistently misinterpreted these Acts, or have cited other provisions of our espionage laws which almost surely do not apply to Wikileaks.

[Tal vez lamentando que en Estados Unidos no haya una ley de Secretos Oficiales como la del Reino Unido, los columnistas de la derecha siempre interpretan erróneamente esas leyes, o han citado otras disposiciones de las leyes contra el espionaje, que casi con toda seguridad no se aplicarían a Wikileaks.]

(…)
As Timothy Matusheski, a lawyer working with Wikileaks and Mr. Assange, said, “They accuse him of breaking the law. But they haven’t said what law.” Perhaps because they can’t find one.

[Como Timothy Matusheski, un abogado que trabaja para Wikileaks y el Sr. Assange, dijo, "Le acusan de violar la ley. Pero no dicen qué ley." Tal vez porque no pueden encontrar una.]

De todas formas, para ir viendo artículo por artículo, ley por ley, de los que normalmente se esgrimen contra WL y cuál es la aplicación real o normal que se les ha dado (algunos con una jurisprudencia consolidada de casi 40 años, que no es poco), o cómo casos muchos más claros contra periódicos estadounidenses al final no se han iniciado por la dificultad de aplicar determinadas previsiones (que realmente piensan en espías como tales) a medios de comunicación. Algunos «crímenes» ni siquiera se puede decir que existan, como el de «traición» para el fundador de WL, en tanto que no es ciudadano estadounidense.

Eso sí, parece que el medio más eficaz contra WL está «fuera de la ley» (presiones a servidores de DNS, alojamiento, etc.) o abusando de ella (¿tal vez la acusación de violación y la orden de arresto internacional contra el líder de WL? se reactiva cada vez que hay una filtración).

Excurso: ¡WL te necesita! Y otra forma de ayudar circula por las benditas y pero maldecidas redes de p2p, más información en «El Fin de la hipocresía».

4 Comments

  1. VICTOR PEREZ

    hola, que tal? te escribo por recomendacion de Marco Sifuentes quien me refirio a ti como fuente mas versado en el motivo de mi consulta.El motivo de este mensaje es para pedirte mas q una ayuda una orientacio. Estudio derecho en la la ciudad de Trujillo y pues quiero hacer un articulo sobre este tema (wikileaks) vinculado al derecho: libertad de expresion, persecusiones politicas etc. En lo que de verdad apreciaria un consejo es en como se podría estructurar de una forma didactica todo este amplio tema para llegar a conlcuir en ideas concretas. Ojala y puedas responder mi mensaje. Gracias de ante mano.

  2. Jomra

    Salud

    Le contesto por correo electrónico, revise, por favor, su bandeja de entrada y de correos no deseados.

    Espero que le ayude lo que le mando.

    Hasta luego ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.