Sobre las reacciones a la victoria de CiU en Cataluña

La verdad es que la derecha mediática de este país, que no se dice este país, que se dice España, no deja de sorprenderme. Han hecho en general (honrosas excepciones de coherencia como la de Jiménez Losantos se mantienen a salvo de esta rabieta por escrito que hago) una «limpieza de imagen» de Mas (líder de CiU y candidato a la presidencia de Cataluña) al punto que no solo era un mal menor, sino un fenomenal aliado para el Partido Popular tanto a nivel autonómico como a nivel nacional (¿ya pensando en los votos que necesitará Rajoy para ser presidente de la nación?). El tripartito (ERC, PSC e ICV) eran «todo lo malo», los que mantenían un «discurso identitario que a nadie interesaba», como dijeron en una tertulia o en 24h o en CNN+, ya no recuerdo bien, «un gobierno inconstitucional por salir a la calle a defender un estatuto declarado así», y un larguísimo etcétera, mientras que Mas era la «vuelta a la normalidad», la «vuelta a Pujol» y, supongo aunque no los dijeran, a esos años en que el PP hablaba catalán en la intimidad.

Hoy en el colmo de los colmos, en la tertulia de los desayunos de TVE, una salta y dice que claramente los catalanes han dado la espalda a las campañas identitarias, al soberanismo, a los estatutos inconstitucionales… ¡Pero bueno! ¿No se acuerdan que quien firmó el estatuto en la Moncloa fue el presidente del gobierno español, del PSOE, y el líder de la entonces oposición catalana, Artur Mas de CiU? ¿No se acuerdan cómo hace cuatro años esos mismos tertulianos y expertos en todo decían que el CiU de Mas rompía España? ¿No se acuerdan que en la marcha de hace unos meses en defensa del Estatuto en su integridad -esa marcha que tachan de ataque a la Constitución- la organización la realizó ERC con CiU? ¿No se acuerdan que el propio Mas no se ha movido en su discurso y si bien está en un partido «pragmático» él mismo se declara no solo independentista sino defensor de un referendo en ese sentido (aunque diga que no todo CiU apoya su postura)?

Hace unos meses pactar con CiU (como hacía el PSOE en las cortes generales) era hacerlo con el demonio, los presupuestos que se aprobaron gracias a su ayuda rompían España (en estos seis años se ha roto tantas veces España que no sé cómo puede seguir unida… y ellos seguir usando ese argumento), como pasó con el Estatuto, texto que siguen defendiendo… Tres cuartos de lo mismo con todo el tema del idioma, no olvidemos que CiU apoyó y votó a favor de una política lingüística que esos mismos tertulianos han puesto a parir hasta sin saber de qué hablaban.

Esto sin contar la traca de los últimos años con el tema de la corrupción, que de repente toda duda sobre la financiación ilegal de CiU ha desaparecido, su famoso 3% y otros escándalos ni se mencionan en favor de presentar a CiU como un partido de «gente decente» que si bien tienen el «problema» de no ser españolistas, están dentro de la constitución, son de derechas y honestos, cuando al menos dos de esas tres premisas ni se cumplen ahora ni hace unos años (cuando el PP y esos tertulianos las denunciaban, sea dicho).

Pero esos tertualianos están felices, parece que ha ganado su partido preferido (el PP), pero no es así, están haciendo una interpretación completamente errónea del triunfo de Mas, quieren «españolizarlo» para justificar tal vez los apoyos que el PP le dé a esa formación, tal vez porque realmente lo que les molestaba en el Tripartito no era su postura soberanista catalana sino más bien sus (incompletas, inconclusas e insuficientes) políticas de izquierdas, parece que es cierto que más vale de derechas que de izquierdas.

Lo increíble era ver, y vuelvo a la campaña porque esto no es algo que se haya transformado tras el triunfo de Mas, sino que lleva días de cambios en la prensa de derechas española, mientras que Mas, en nombre de CiU, defendía un cambio en las relaciones de España con Cataluña y se quejaba de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto, diciendo que habría que buscar un encaje distinto y más soberanista para el territorio que él ve como una nación, y hacía hincapié en toda la gran mentira del «déficit fiscal» y el modelo «parecido» al Concierto económico para Cataluña, en la tertulia posterior a esa entrevista (en TVE) va y salta la periodista del palo del PP para decir todo lo contrario que había manifestado CiU como tendiendo puentes entre él y el PP, negando ese «nacionalismo» que ya no existe, y ahora solo es «catalanismo compatible con la Constitución», donde Mas pedía relaciones bilaterales la periodista veía un encaje como el resto de las autonomías de Cataluña con el resto de España superando esas relaciones bilaterales que pedía ERC durante todo el gobierno del tripartito… ¿Es que no han escuchado nada?

Sobre qué han votado los catalanes, que insisten en decir que han votado en contra del debate identitario, si bien es cierto que el PP consigue su segundo mejor resultado en unas elecciones (en porcentaje de voto) y recupera la tercera plaza, no es menos cierto que: el CiU más independentista de los últimos años se ha llevado el 38,47%; ese PSC tan soberanista (como dicen desde el PP y su entramado mediático) sigue siendo el segundo partido más votado (el 18,32%); ERC, con batacazo incluido, tiene el 7% de los votos y ha aparecido un nuevo partido, independentista a más no poder, Solidaritat Catalana per la Indepdència (Si) que ha conseguido más de 100 mil votos en su primera presentación (3,28%); así tenemos que el pueblo catalán (los que han ido a votar, más que el pueblo) ha dado su apoyo a fórmulas o independentistas o soberanistas o al menos «más catalanistas» en un 67,07% (los representantes de esos cuatro partidos marcharon juntos «contra» el TC hace unos meses); y esto sin contar con otras dos formaciones independentistas que se han quedado fuera del parlamento por no demasiado (la xenófoba PxC con el 2,42% y una escisión de ERC, Reagrupament, con el 1,28%).

Así que no, el «discurso moderado» o el discurso sin carga «identitaria» no ha ganado en estas elecciones (además, para temas identitarios, los que propone también Ciudadanos o el PP, de otro palo, pero también identitarios), han ganado los dos primeros lugares partidos que firmaron ese Estatuto «rompeespañas», y entre defensores de la integridad de ese Estatuto, otro modelo más confederal o incluso la independencia sin más, tiene una mayoría más que abrumadura en el hemiciclo (y eso que no cuento a los colegas federalistas de ICV con su 7,39%, en tanto que me parece que son los únicos que no mantienen discursos identitarios por razón «nacional»), el «españolismo» no llega al 16% en esa cámara.

Ha ganado una formación que llevan años demonizando, que eran unos radicales que querían el Fin de España y el Castellano, y ahora parece que son los mejores aliados, los amigos de toda la vida, que en realidad la diferencia entre unos (los suyos) y los otros (los de CiU) son pequeñísimas y salvables, que CiU no dice en realidad nada de lo que dice y que son casi más pro-España que Ciudadanos. Casi. Pues no señores, CiU es el mismo partido que hace 5 meses cuando salían por ahí pidiendo que se respete el estatuto que firmaron y votaron íntegro, ese mismo Estatuto que el PP defendía como casi totalmente inconstitucional, y así con mil y un temas.

Pero en algo tienen razón, el PP y CiU son muy parecidos (con lo que estas elecciones, sin dudas, son el gran avance de la derecha en Cataluña, contando al independentista y nuevo partido en el parlamento «Si»), lo único en que realmente discrepan es a qué le llaman nación. Pero eso, al lado del poder y los negocios, es poca cosa. Y ahora están en fase de lavado de cara público de CiU.

Excurso: Hablando de malas interpretaciones, en RNE preguntan a un representante de CiU si parte de su victoria se debe a la oposición de centro y responsable al PSOE en las cortes generales, dicen, a diferencia del PP y el tipo de oposición que hacen, y el que preguntaba se basó en que CiU incrementó 14 curules mientras que el PP solo 4… Hay que decir que CiU subió un 29,17% su representación en la cámara mientras que el PP hizo lo propio en un 28,57%, esto es, en escaños poca es la diferencia entre el aumento relativo de cada formación como para llegar a la conclusión del entrevistador (sí es cierto que el aumento en el porcentaje de votos válidos obtenidos por cada formación CiU aventaja al PP en seis puntos más o menos), si es que hay cada uno suelto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.