2 Comments

  1. Bueno, que yo sepa tambien en Argentina pasaba lo de mesas electorales para hombre y mujeres.

    Ahh y lo divertido es lo que me has hecho acordar, en la PUCP en EEGGCC y FACI las colas son mixtas, nunca ha habido roche, pero en una de esas tuve que ir a EEGGLL y ahi estaba, el cartelito indicando que habia una cola para hombres y otra para mujeres, para que luego hablen de que carreras son mas modernas :D

    Seria bueno saber si lo que comentas se da tambien en la supuestamente modernisima y liberla Tel Aviv…..

  2. ¿Existen religiones que al ser practicadas según los «textos sagrados» no sean Fundamentalistas? Justamente van al fundamento último de los textos. Pero sí, todas, en mayor o menor grado expresan discriminación, machismo e intolerancia. No los fieles que se agarran de estas por distintos motivos que no viene al caso analizar. Lo curioso en el caso de Israel es que aquellos que propugnan luchar contra la discriminación de los ultraortodoxos practican la discriminación hacia los palestinos, dicho esto parafraseo: «EL QUE ESTÉ LIBRE DE PECADO QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA». Expresado esto, un Estado «judío» por más laico que quiera ser, sigue siendo un «Estado exclusivo», en este punto los ultraortodoxos podrían respetar más a los palestinos que los propios judíos laicos, muchos de los cuales incluso se declaran ateos. «Ateos bíblicos» les llamo yo, pues se amparan en los textos bíblicos (vaya de nuevo el concepto fundamentalismo) para fundamentar la exclusividad judía en Palestina.
    Si bien Tel Aviv es laica y moderna, el tema de los autobuses el sábado se cumple a rajatabla, la única ciudad donde funcionan autobuses los sábados es en Haifa, ciudad costera y principal puerto de Israel. Sobre la exclusividad de estos autobuses «permitidos» o «Kosher» no lo conocía y tampoco se si en Tel Aviv existen o no. Cierto es lo que comenta Ernesto acerca de las votaciones en Argentina, donde el padrón masculino y femenino está separado, pero aquí por una cuestión organizativa y no discriminatoria. La discriminación en Argentina la sufren más los hermanos peruanos, bolivianos o paraguayos, que las propias mujeres. En esto debemos decir que no se puede comparar un sistema electoral con una forma de vida machista como el propugnado por ciertas ramas de las principales religiones. Termino como reflexionara el gran Mario Benedetti ¿Y si Dios fuera una mujer?

    Saludos y perdón por explayarme, pero el autor de la bitácora me ha invitado a que lo hiciera, sabiendo que recogería el guante. Además que ya lo hemos conversado personalmente en muchas ocasiones y claro, son preocupaciones comunes. Insisto: PROHIBIDO PROHIBIR.

    Saludos y gracias por estas reflexiones. A ver si comenzamos a «quitarles el velo» a estos fundamentalismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.