4 Comments

  1. Una vez que el bipartidismo se va acomodando es practicamente imparable y dificil de contrapesar (la excepcion seria Alemania?). Los regimenes por circunscripciones mucho pintan en ello ya sea en el caso español como en el useño (a diferente forma claro esta).

  2. No solo Obama. Cierto. Pero ni el más revolucionario y ni siquiera el más rebelde de la clase, sino todo lo contrario: su mejor alumno. Negros, mujeres, gays, o la minoría (en cuanto poder político) se tercie los hay, pero que verdaderamente representan a las clases populares. Por lo pronto en su administración Don Obama no será menos blanco que la dinastía Bush.

    Salud

  3. Salud

    @ D. Ernesto: Normalmente es necesario una crisis especialmente grave para que se rompa un sistema bipartidista, mejor dicho, para que uno de los dos partidos «casi desaparezca» a favor de un tercer partido, pero se continúa en dicha lógica bipartidista :S. Y es todo el sistema electoral, que hace cultura electoral, y esta refuerza, en el poder y desde el mismo, dicho bipartidismo, un lío vamos. Lo malo es que cada vez más pervertimos todas las democracias formales con esa lacra :'(.

    @ D. Rubén: Completamente de acuerdo. Es el sueño americano, la alienación total y definitiva, blanquearse y aburguesarse para triunfar.

    Hasta luego y muchas gracias a los dos por los comentarios ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.