Banderas y cabezonería

No entiendo. Realmente hay veces que no entiendo al Partido Popular (PP). No sé si lo suyo es falta de memoria o cinismo puro y duro. En los últimos días siempre intenta colar el recuerdo de las banderas españolas que no ondean en distintos ayuntamientos, y acusa a la ejecutiva de «permitir» que esto suceda (incumplimiento de una ley, sea dicho) y el, además, haber fomentado que no se ice la bandera rojigualda. Todo esto desde una absurda polémica tras una sentencia que decía lo obvio: Es obligatorio que ondee la enseña de todos.

Ahora bien, ni todos los ayuntamientos del PP o el PSOE tienen ondeando la bandera de España (como El Plural se ha dedidcado a demostrar, práctica un poco inútil la del «tú más») ni es algo nuevo. Ahora se ven más banderas de España que otras veces (tras la sentencia muchos ayuntamientos se curan en salud, aunque sea con gestos tan ridículos como el ayuntamiento de Bilbao, que iza y baja las banderas con poco tiempo de exposición), y los que no quieren dicha bandera, no la han izado en los últimos 26 años (pongo 26 recordando que la ley es del 81, incluso, hace referencias a artículos de códigos ya derogados). No hay nada nuevo en esa actitud. Más que esperable, por otra parte.

Pero el PP quiere demostrar que España se Rompe. Y como no se rompió, pues hay que entregar nuevos capítulos, inventados de la nada, para demostrar lo indemostrable: Que España ha caido en los nacionalismos periféricos por la actuación de Rodríguez Zapatero. Y que en España ya nadie respeta a España (es que esto de las naciones trae cola). Y claro, RZ es el culpable de absolutamente todo lo que pase en España, aunque ya estuviera pasando 23 años antes de que él tomara el poder. No importa. Es el culpable.

Y como el PP ha descubierto (hace ya años) el poder de la repetición, cada vez que puede repite lo de las banderas, aunque no venga a cuento de nada (como el miércoles, en las preguntas al gobierno, lo colaron un par de veces dentro de la acusación de «se rompe España y es por su culpa, sr. Presidente»).

Sí, el ejecutivo puede «avisar» a los fiscales para que estos se pongan tontos con el tema de la bandera y se pongan a perseguir a todos los ayuntamientos de España que no la icen, o lo que sería más coherente, que no la icen bien (si uno va por la España profunda, verá banderas hechas unos zorros, por menos que eso en Perú te multan). Pero me parece un ejercicio inútil, que llenaría al poder judicial de problemas indeseables y sí crearía problemas. Ya sería el colmo ver el Poder Judicial atorado por problemas con banderitas.

El PP debe recordar que en ocho años de su mandato los ayuntamientos no tenían el emblema rojigualda ondeando, y que eso jamás se usó para atacar al gobierno, ni siquiera cuando el PP gobernaba junto con los nacionalistas del PNV y CiU. A nadie se le huebiera ocurrido decir que «este gobierno permite que los nacionalismos periféricos rompan España y no cuelguen la bandera». A nadie. A ellos ahora se les ocurre, y la culpa de ZP.

Si por mí fuera, ni patrias ni banderas.

3 Comments

  1. Saludos

    Aburrida… Pero así, igual, convencen a alguien de lo malo que son los demás o algo así… ¡¡Que vienen los rojos, que vienen los rojos!! Que gritaban antes :P.

    Hasta Luego ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.