Incoherencias y mentiras de la Iglesia

Publicado también en De Igual a Igual

Muchas veces la Iglesia se viste con la contradicción como argumento, y suele jugar con el miedo como impulso. Desde la Conferencia Episcopal se está corriendo una verdadera cruzada contra la nueva asignatura «Educación para la ciudadanía y los Derechos Humanos«. Para la Iglesia, esa Iglesia que pide el voto para la extrema derecha intolerante, machista y racista, es una forma que tiene el gobierno para imponer una moral en los niños en contra de lo que sus familias desean.

Ya sabemos que, normalmente, en cuanto a educación y el gobierno, la Iglesia suele mentir sin demasiados problemas (lo vimos en su argumentario contra la LOE), y este caso no es ni de lejos la excepción. Pero la derecha necesita caballos de batalla grandes y poderosos, y este tema es, cuanto menos, peliagudo. El problema para la Conferencia Episcopal española es que el Estado quiere adoctrinar mediante la educación en cuestiones de género, derechos humanos, y demás, que no necesariamente casan con las creencias de los padres y por ello es contrario a la libertad de conciencia de… de los padres.

En realidad, es UN problema que la Iglesia considere que valores como el respeto hacia los demás son un adoctrinamiento indebido por parte de las escuelas a los niños, teniendo en cuenta, además, la gran diversidad que muchos centros públicos tienen en sus aulas (algo que los Obispos no verán, acostumbrados a pasear por colegios concertados con prácticas poco recomendables por lo discriminatorias que resultan, máxime cuando son colegios pagados con dinero público). Es un problema que la educación en la Igualdad y el respeto mutuo sea considerado una intromisión ilegítima sobre las pequeñas cabezas de unos infantes llenos de prejuicios por parte de esos padres que tienen el derecho de decidir la educación moral y religiosa de los niños a su cuidado.

Y resulta interesante ver cómo unos obispos que reclaman tan vehementemente la educación religiosa obligatoria y calificada (entendiéndose como la educación en la Fe Católica, como con el Franquismo), critiquen al estado por querer adoctrinar con el dinero público, y ellos quieren meter hasta en la sopa su propia doctrina moral y ética. Es una total falta de coherencia. Y en este sentido, Antonio Somoza (secretario general de CGT-A) realiza una interesante reflexión:

Comparto con ellos el planteamiento de que no corresponde al Estado el papel de educador moral, lo que no entiendo es porque, si lo tienen tan claro, no asumen su responsabilidad y sacan la enseñanza de la religión de las escuelas estatales y la imparten en sus parroquias. Curiosamente cuando se habla de la asignatura de Religión, a los señores obispos todo les parece poco y lo que plantean es la obligatoriedad de su enseñanza en todos los centros educativos y para todos los alumnos. ¿Dónde está el respeto de los señores obispos hacia los planteamientos morales de los no católicos o de los no creyentes?
(…)
También comparto con la Conferencia Episcopal que cuando se utilizan las aulas públicas para impartir doctrina moral se afecta a todos los alumnos, sean o no católicos. Ese convencimiento nos ha hecho denunciar la lesión de derechos fundamentales cada vez que una familia tenía que declarar sobre sus creencias religiosas cuando apuntaba a su hijo a un centro y más cuando su hijo era segregado del resto de sus compañeros de clase en función de las creencias de sus padres.

No sé con qué derecho la Iglesia católica se arroga el derecho de moralizar a la sociedad desde las escuelas y se lo arrebata al Estado (cuando no es derecho de ninguno de los dos, sea dicho). Ahora bien, sabiendo lo que se sabe del contenido de Educación para la ciudadanía (con variaciones entre las distintas comunidades), está lejos de ser una «malvada asignatura adoctrinadora«, no más que economía, filosofía, historia, ciencias naturales, etc., todas ellas presentadas desde un punto de vista concreto, dando a conocer el mundo de una determinada forma.

Luego, los señores obispos están planteando esta cruzada cuasisanta en otra mentira, una supuesta persecución al catolisismo en general pretendiendo una «confesionalidad atea», lo cual es falso en tanto que la LOE obliga a los centros a ofrecer religión según las normas aplicables (acuerdos y concordatos). Es cierto, no será calificable (al igual que la alternativa a la religión), pero está ahí, pagada por todos, y permitiendo que el menor vea en su escuela religión (casi siempre se oferta, con exclusividad, la católica).

En España, desde que la constitución comenzó a aplicarse, se han perseguido ciertas prácticas «acordes» con el «pensamiento de los padres» pero contrarias a lo que se considera el bien del menor (partiendo siempre de los derechos humanos), por ejemplo, no se permite que una gitana abandone la escuela con la primera mestruación (está aún en periodo obligatorio), aunque eso atente contra la moral de su comunidad. No se debería permitir a una musulmana faltar a clases de gimnasia porque eso es contrario a su formación integral, aunque eso atente contra la moral de sus padres por razones religiosas, y por supuesto, no se permitirá que una persona menosprecie a otra por cuestiones sexuales y de género, aunque eso atente contra la seudo moral cristiana que los obispos españoles quieren imponer.

La Iglesia Católica no decide nuestras leyes, ni puede decidir cómo pensamos, ya no estamos en el Imperio Español, ni en el régimen franquista, ya la Iglesia no tiene ese privilegio de dominación directa sobre nosotros, y eso le fastidia, y por ello, mediante las mentiras y el miedo, quieren reponer el poder que ya no tienen. Aunque el dinero lo conservan.

Sea dicho que el sistema educativo autoritario en que vivimos no me gusta mucho, pero la alternativa cuasi franquista de la Iglesia Católica en España (representada por la Conferencia Episcopal) es bastante peor.

Más información:

Relacionado:

13 Comments

  1. El gran miedo de la iglesia católica española es la pérdida de exclusividad que desde tiempos remotos -siglos- disfrutan en materia de educación «en valores». «Sus valores», claro. En el siglo pasado, el ataque de la República a esos privilegios formó parte de las causas -hubo más- del golpe de estado del 36.
    Los que ahora ladran son la nueva jauría de perros.

  2. Jomra

    Saludos

    Completamente de acuerdo. Lo que me impresiona, en todo caso, es la falta de coherencia (antes solían ser más coherentes) y la clara ruptura entre las bases y los líderes (cosa que, dicho sea de paso, sucede en toda organización vertical, a la larga el poder lo detentan unos pocos completamente alejados de la realidad).

    Hablando de incoherencia:

    «Es el Estado el que decide las asignaturas que estudian los alumnos. Los que no estén de acuerdo con alguna, que vayan a los tribunales. Lo que no se puede hacer es dejar la decisión en manos de los particulares, alumnos o padres»

    Declaración realizada por los jefazos de la Iglesia para defender la enseñanza de Religión (la Católica) en los centros escolares durante el Aznarato.

    ¿Por qué opinan distinto ahora? ¡Por el tema de la «doctrina moral»! Antes les favorecía, y ahora no les dejará discriminar y enseñar a discriminar en los centros públicos o pagados por las administraciones públicas, y eso les fastidia.

    Hasta Luego y gracias por los comentarios ;)

  3. Hola Jomra:

    Para mi, la Iglesia Católica es una de las instituciones más corruptas de la historia de la humanidad. Siempre ha estado detrás del poder de los reinos europeos desde el medioevo e intenta mantenerse vigente obligando – con historias moralistas y apariciones fanatistas – a los estados a enseñar únicamente la religión católica en los colegios.

    Sinceramente, ahora que estamos en la época de la apertura mental, ¿por qué no leer el Corán? Es bien bonito y no se contradice tanto como la Biblia. Budda enseña muchas cosas buenas también… hasta diría que más que Jesucristo.

    Soy ateo desde que hice la Primera Comunión – obligado por el colegio – y fui catequista durante varios años. Se que suena a incongruencia pero hay algo importante: en muchas partes del mundo, es el Estado quien te obliga a ser católico. Y, con estos comentarios, veo que también en países donde se dice que hay apertura mental – como España – se hace eso también.

    A pesar de que ideológicamente tengo mis rencillas con la Iglesia, enseñan buenos valores sociales. Si se dejaran de decir «te vas a ir al infierno si no agradeces que Jesús se mató por ti» y dejaran de llorar histriónicamente cuando ven La Pasíon de Mel Gibson – que no se diferencia mucho de los ppv de la WWE -, serían más sinceros: vive tranquilo y no jodas al otro. Simple.

    La Iglesia, como instrumento de dominación mental – que causó, entre otros crímenes, el asesinato cruel de millones de indios en América -, no se diferencia mucho de Al-Qaeda. En un principio ambos utilizaron armas de destrucción masiva: los primeros catapultas y los segundos aviones.

    Sé que un poco ranger mi comentario, pero es hora de decir a la Iglesia Católica que deje a la humanidad avanzar, caray.

    Saludos,

    Christian Manrique.

  4. Yo estudie en colegios de curas y llegue a repudiarlos. Tienen defectos y estos son demasiados humanos para venir de un ser divino y misericordioso. Pero la inhumanidad, la desvergüenza, la falta de respeto, el acusar a otro de los fallos propios, como veo ahora, nunca lo he visto. No soy creyente (me da igual que penséis que lo soy) y cuando veo a los compañeros de mi hija como tratan a sus padres en un ambiente progresista, o mejor dicho como os maltratan, me quedo con la educación arcaica, con mano dura y sin democracia. La familia y la educación no son una democracia y de hecho en Francia han vuelto a las normas y formas antiguas, por la educación y el colegeo y el buen talante no funciona.
    Y que recuerde todo el mundo que hay contrapartidas a todos los abusos y gente que recuerda. Lenin y Stalin no fueron unos santos, incluso Santiago Carrillo tampoco y LOs soldados de Salamina no eran un modelo a segir, pero de lo que se trata es de aprender, no de reprender y no asumir, como Llamazares, asumo, pero no tengo la culpa. Vamos a tener que aprender un neolenguaje en el que nadie hace nada, es la interpretación de los demás.
    Dejar de mirar el ojo ajeno y aplicar sus fallos en vuestro beneficio, incluso utilizar los vuestros propios en beneficio de todos.

  5. Stormblåst

    Lo que más me molesta es que la Iglesia ha estado usando el nombre de Dios y de Jesús para cumplir sus propios caprichos.

    Yo creo en Dios y en la palabra de Jesús, pero solo soy católico porque aquí en México ya es más cultura que religión. No se como sea la Iglesia allá en Europa.

  6. alberto

    acusas a la iglesia de mentiras.y todas las que dices tu´-creo que lo peor es la ignorancia en la que vives.hueles a que te has tragado todas las mentiras de loas progres de turno y de este gobierno manipulador y fascista.mira todo el bien que ha hecho en toda su historia la iglsiay a ver si tew atreves a tirar la primera piedra

  7. Federico

    me parece que el hombre catolico no esta mal… cada uno es lbre de elegir sus creencias, pero no hya que dejar que la religion tome decisiones por nosotros.
    el que uno pertenesca a una religion no significa que no puede tener opinion sobre la misma… hay que darse cuenta del mundo en el que vivimos nada es honesto.
    la iglesia fue hecha con el fin de cegar a la gente, para que en un futuro sea transmitida por las generaciones, para que ellas no tengan consciencia, y opinion propia.
    la iglesia es una dictadura…

  8. charli

    La iglesia pide por dios y no da ni por la virgen. E mpezaron con un pecebre,una mula y un buey. Mirad lo que es hoy. SALUDOS DE CHARLI

  9. yomenosyo

    Desde los obispos cardenales y papas que en otros tiempos disfrazaban a niñas de chicos y las ponian a su servicio (esa es la historia de la figura del monaguillo) para despues meterlas en sus alcobas y cuando ya era evidente que era una mujer cambiaban a otra niña de menor edad, hasta la actualidad con la cantidad de casos de pedofilos que se esconden detras de una sotana para inspirar a los padres confianza y hacer lo que les de la gana con esos pobres crios traumatizandolos de por vida. Esos son algunos casos de la caridad cristiana. Tambien esta la evidencia de esas iglesias, catedrales, templos, conventos cuyo valor incalculable hace contraste de la pobreza mas adsoluta de los mendigos que se sientan a las puertas de estos edificios a pedir limosna, antes los impasibles ojos de los sacerdotes y obispos.

  10. John

    La vocación de la Iglesia Catolica, enseñar a vivir el amor verdadero……y dar a conocer a
    Jesús.
    Mostrar a Jesús como era realmente pienso que día a día lo hacen mejor….pero el que puedan vivir una vida sin miedo, con mucha entrega y muchas ganas de dar…..mmm…..eso ya es otra cosa……Realmente seguir a Jesús no es sólo vestir una sotana….exige permanente sacrificio y apoyo de los fieles, si no es por una comunicación abierta al menos por una comunicación en oración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.