Arrestado por jugar, expulsado por ser inocente

Leyendo Barrapunto me entero de una de esas noticias «made in United States«, que nos demuestran lo que son los prejuicios, el miedo (horror realmente), la paranoia acrecentada por la propia incompetencia para entender la sociedad y, por supuesto, la incoherencia. Que una persona con 18 años tenga un arma es algo constitucional, que un chico haga un mapa de su instituto para un juego (algo, por lo demás, normal y habitual) es, inmediatamente, una emergencia terrorista de alto nivel. Lo peor es que, tras no encontrar indicios que sustenten el registro y demás, el estudiante chino en Texas ha sido expulsado de la escuela y no se graduará con sus compañeros. No tiene el menor sentido: ¿Si salió limpio por qué lo expulsaron?.

[Siga leyendo…]