Salamanca grita No a la Guerra

por Rubén Kotler y Jomra en Deigualaigual.net

En el día internacional contra la ocupación de Iraq se han celebrado manifestaciones a lo largo y ancho de todo el mundo, y la sociedad salmantina no podía faltar a esta cita. A las 8pm comenzó una sentida manifestación pidiendo el final de una guerra que nunca debió iniciarse. A la par, se recordó la participación tanto en la guerra de Iraq en el pasado, como la presencia de las tropas españolas en Afganistán, exigiendo al gobierno el fin de esa aventura militar. «No a la guerra», «no más sangre por petróleo» fueron las consignas más coreadas.

La manifestación, en Salamanca, fue más bien una concentración en la Plaza Mayor, retomando las calles para exigir la paz en unos territorios envueltos en una cruel guerra para que unos pocos puedan seguir sacando beneficios descomunales, ya sea por la venta de armas, ya sea por el consumo del petróleo, ya sea por el gran negocio de la reconstrucción. Una vez más, en Salamanca los ciudadanos salieron por la paz, contra la guerra.

La crónica:
En cada esquina de la plaza un grupo de manifestantes, vestidos de negro y con las caras pintadas de calaveras, tocaban distintos instrumentos de percusión y ondeaban banderas negras. Frente a la municipalidad de Salamanca la gente se iba concentrando en torno a tres banderolas, una que rezaba «No a la guerra«, otra con el lema de «Ya nos fuimos de Iraq… ¡Ahora toca Afganistán!«.

Se inició la lectura del manifiesto por parte de dos jóvenes, recordando varias cosas, por un lado, las razones de la guerra ilegal de Iraq, el apoyo a la misma del anterior presidente de España, José María Aznar, la respuesta contra la guerra por parte de los ciudadanos españoles (en masivas concentraciones y manifestaciones al inicio de todo) y el castigo sufrido por el pueblo español aquél 11 de Marzo como castigo a una guerra en que, la mayoría, no quería que participara España.

El manifiesto, a la par, recordó la hipocresía de parte de los españoles, cuando Rodríguez Zapatero, el presidente tras las elecciones del 14 de Marzo, retiró las tropas españolas de Iraq, pareció como si la guerra hubiera terminado, dejó de preocupar a buena parte de una sociedad que decidió ser indiferente a las víctimas constantes en Iraq. Una sociedad que también olvidó la participación continua y actual de las tropas españolas en Afganistán, por no hablar ya de Líbano. Y Afganistán fue tomada por las tropas estadounidenses dentro de la misma lógica que Iraq, en ambos lugares la guerra continúa, y el que se retiraran las tropas de España de Iraq, aunque un buen signo, no se puede considerar como suficiente, máxime cuando los Estados Unidos cuentan con bases militares en España, y ambos países pertenecen al mismo consorcio militar, llamado OTAN.

[[Continúe leyendo en De Igual a Igual.net]]

Artículos relacionados:

  • Manifiesto de Salamanca contra la Guerra de Irak
  • El grito fue unánime también en Salamanca
  • Sobre el Apoyo del Gobierno a la Convocatoria del 17 de Marzo (por suerte, los errores ahí descritos en la convocatoria «oficial» de estas concentraciones, no se vieron en la concentración de Salamanca).

—-

Por cierto, hablando del artículo que escribí el otro día sobre la Convocatoria y el apoyo oficial del gobierno, veo que en otras manifestaciones, como la de Madrid, se olvidaron de Afganistán (las pancartas y la convocatoria, no los ciudadanos que sí gritaron para pedir la retirada de las tropas españolas de Afganistán y el final de esa guerra olvidada). Esto es, en algunas de esas manifestaciones sí se cumplieron los puntos que critiqué en el artículo anterior. Por suerte en Salamanca fue distinto, la gente lo tenía claro, las tropas españolas deben salir de Afganistán de una vez, y el resto también, al igual que deben abandonar Iraq. Y que se haga bien, hasta ahora no se ha hecho nada a derechas en esos territorios.

Unos podrán decir que es mezclar churras con merinas, que estamos ante unas convocatorias por el aniversario de una guerra, pero bastaría con recordarles que todo está dentro del mismo plan, tiene el mismo origen, y persigue, más o menos, los mismos objetivos, como para poder decir que si se está en contra de lo sucedido en Iraq, se debe estar también en contra de lo pasado en Afganistán, que aunque no nos encontramos en la misma situación al cien por ciento (recordemos que en Afganistán sí hubo una resolución del Consejo de Seguridad favorable a la ocupación), sí caben en el mismo saco.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.