El PDD ahora es el Partido Socialista… pero ¿de qué hablamos?

Cuando un partido recién inscrito se cambia de nombre, algo debe haber pasado. ¿Búsqueda de identidad? ¿Búsqueda de un nombre verdaderamente identificativo? ¿Búsqueda de un nombre con “gancho”? “Partido Democrático Descentralista” no decía mucho la verdad, y aprovechando que están en proceso de formación, en el Congreso Fundacional, han cambiado de nombre a “Partido Socialista” (¿esto le sentará bien al Partido Socialista de los Trabajadores ? Da igual :P).
El 12 de Septiembre del presente año el PDD fue oficialmente inscrito , y de paso, se sumó al “pacto ético por la Transparencia Electoral”, ahí comenzó un proceso de “democracia interna” en que la ONPE dio una manita, concluyendo en el Congreso Fundacional en el cual, unos 431 “delegados plenos” asistieron … El congreso, cabe destacar, vino presidido de muchos congresos regionales y provinciales, he leído algunas experiencias sobre algunos de ellos, y “hubo de todo”, como siempre.

En la lista de distribución se propusieron ciertos nombres, como PSD (Partido Socialista Democrático, para remarcar una condición de respeto por las reglas de juego actuales), o PSP (partido Socialista del Perú, pero si no me equivoco ya existe uno… de todas formas, si alguien se pone “PSP” fijo que se daría confusión con la nueva videoconsola portátil de Sony), pero al final se decidió que el Nombre “Partido Socialista” era el más indicado para esta nueva agrupación, así, en su declaración de identidad, comienzan diciendo:

“Los socialistas somos orgullosos herederos de una tradición universal con más de 200 años de antigüedad que ha luchado en todo el planeta por la justicia social, la igualdad y la libertad. Esta tradición le ha brindado ya inmensos beneficios a la humanidad, que han permitido una lucha eficaz contra la explotación capitalista y la dominación imperial, la consolidación de sociedades democráticas en países de diverso grado de desarrollo y la extensión de los derechos, individuales y sociales, a millones de pobladores del globo. Los socialistas en nuestra historia hemos ensayado múltiples caminos para conseguir nuestros objetivos, unos exitosos, otros fallidos e incluso algunos gravemente equivocados, demostrando en este curso que la vía democrática, de la participación ciudadana en la lucha por la justa distribución de la riqueza, ha sido la que ha permitido logros más profundos y duraderos. De allí nuestra opción por el camino de la libertad para conseguir igualdad y justicia social. En nuestro país los socialistas hemos participado de manera importante y a veces decisiva en la lucha por la democratización de la sociedad y del Estado, habiendo tenido logros muy significativos pero también sufrido derrotas que nos deben llevar a la necesaria reflexión y autocrítica. En este proceso, hoy que buscamos renovar nuestra tradición, afirmamos la vigencia de nuestras banderas históricas frente a problemas secularmente irresueltos de justicia igualdad y libertad, pero optamos por el camino del cambio para luchar a tono con los tiempos y las urgencias de nuestro pueblo y los pueblos de América Latina y el mundo.”  (todo el texto aquí )

El texto, como muchas definiciones de muchos partidos, está bien escrito, remarca que el socialismo, o mejor dicho, que en la construcción Socialista se han cometido errores, se han realizado avances,  como también retrosesos… Ahora bien ¿es socialismo lo que nos propone ese partido? Leyendo un poco por encima más bien plantean lo llamado como “tercera vía” o “Socialdemocracia”, tampoco es raro que un partido socialdemócrata se autodefina como “Socialista” (ni nos debe extrañar que un partido socialista termine cons postulados Socialdemócratas, el PSOE –Partido Socialista Obrero Español– es un buen ejemplo de transformación en el sentido indicado), pero bueno, en las bases hay un espíritu socialista bastante claro.

Ahora bien, a quien no le ha sentado nada bien ciertas declaraciones de “mandamases” del PDD ahora PS, es al Partido comunista del Perú – Patria Roja (que, por cierto, han firmado una “alianza”-”unificación” con el Partido Comunista Peruano, tras hartos años de separación), un artículo publicado en La República por Lynch  (que he sido incapaz de encontrar en la red) ha ocasionado una respuesta publicada en el portal de Patria Roja , en que se le acusa de “utilizar” el discurso socialista en una sumisión clara al Capitalismo. En realidad, el enfado (creo) viene por la calificación que el Sr. Lynch dedicó a Patria Roja (“aquellos que insisten en discursos autoritarios y prácticas clientelistas, como es el caso de Patria Roja y los hermanos Humala”), eso de “discursos autoritarios y prácticas clientelistas” no ha sentado nada bien.

Ahora bien, la apertura del PDD ahora PS (sí, me gusta decirlo así :P) a alianzas con otras fuerzas de “Izquierda y centro izquierda” sí es real, la están buscando, en parte, por necesidad, en parte, para poder representar a cuanta más gente (lógico en un partido político naciente, que pretende ser la nueva punta de lanza de la Izquierda Peruana), en el que el mirar atrás significa reconocer errores y encontrar aciertos, y el mirar adelante… mmm, supongo que por ahora, supone un intento de cambio lento pero constante.

Tal vez donde queda más claro qué entienden por Socialismo, lo encontramos en el punto V de la “Identidad” del partido (ya enlazada):
“El partido que pretendemos fundar se define como socialista porque su objetivo es profundizar la democracia por la vía de la participación política de la población, combatir la desigualdad en sus múltiples manifestaciones y promover la justa distribución de la riqueza.” Hasta ahí, nada nuevo en lo que nos proponen muchos partidos, aunque no se llamen “socialistas”, por ejemplo, los partidos Humanistas.

 “No se trata de expropiar a los propietarios para conseguir la liberación de la humanidad como pensó el socialismo del siglo XIX y buena parte del XX, sino de superar las formas de dominación y explotación inherentes al capitalismo a través de desarrollar la participación de la ciudadanía en todas las esferas de la vida económica, social y política. No es un socialismo patrimonial, de expropiación de la propiedad, sino participativo, de compromiso de los ciudadanos, el que perseguimos. Esta definición asume que en el conflicto entre producción social y apropiación privada de las mercancías desarrollemos los mecanismos de control público necesarios para combatir la explotación capitalista y efectuar una justa distribución de la riqueza.”

Acá es donde vemos esa orientación reformadora del Sistema Capitalista sin “cargárselo”, no se ataca a las bases del mismo, sino que se va por la tangente, atacando la puesta “injusta” en la práctica del Sistema Capitalista, vaya, todo muy “Socialdemócrata”, así pues, declaran: “Nuestro socialismo no supone una ideología cerrada y bebe de diversas fuentes, tales como el humanismo, el cristianismo, el marxismo e incluso el liberalismo.” Entonces, ¿Qué supone “ese” Socialismo? Nos lo responden bien “Este socialismo supone la búsqueda de una sociedad democrática, que deberemos compartir con otros de diferentes convicciones que nosotros. Una sociedad que sea democrática no sólo por el ejercicio del voto sino porque todos tengan las condiciones y las oportunidades para su realización personal y colectiva.” Ni John Rawls lo hubiese dicho mejor (bueno, él lo dijo mejor :P).

Creo que el PDD ahora PS se equivocó de nombre, debió escoger el de “Partido Socialdemócrata”, lo define mejor (al menos a primera vista), aunque no tiene esa fuerza ideológica que transmite la palabra “Socialista”, sí que demuestra el proceder del partido, en grandes líneas al menos, y no “desmerece” en nada lo que este partido quiere conseguir, ni la forma para llegar a ello.

Cuando tenga más tiempo espero leer bien todos los documentos del partido, y poder escribir algo con más información que la presente entrada, un poco como hice con el MAS en su momento…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.