«Sin papeles» pero con Derechos.

Una de esas buenas noticias, que nos dicen Perogrulladas, pero que no
vienen mal que nos las recuerden, mejor aún, que SE LAS RECUERDEN, a
esos que se niegan a escuchar, a esos que se niegan a reconocer los
derechos. El mundo Laboral tiene estas cosas, sobre todo en cuento a
inmigrantes irregulares (y resto de trabajadores) se refiere.
Un juez declara improcedente el despido de un ‘sin papeles’ que quería regularizarse”, noticia leída en la página de la CGT, ¡es lógico! Esto es un poco como lo de “si no hay nada firmado no hay contrato” ¡¡es una de esas mentiras verdaderas!! Claro que hay contrato (salvo unos pocos que deben constar por escrito, sea en documento público o privado, según la norma aplicable), acá lo mismo, por más que el sujeto sea “irregular” (esté en situación de… mejor dicho) no significa que se le pueda (o deba) pagar menos sueldo, despedir de forma libre, ni nada de eso, aunque en la práctica esa sea su situación.

La última normalización de residentes (realmente la regularización de inmigrantes con 6 meses de residencia no es más que una normalización de YA residentes), al dejarse en manos de los empresarios (salvo para personal del hogar, con la lógica consecuencia que son estos las que más han regularizado su situación), los que no han deseado normalizar a sus empleados han, o hecho caso omiso a los llamamientos para que den de alta a sus trabajadores o despedido a los que pedían la regularización.

Este es uno de esos casos, un trabajador que va donde el patrón para que le firme un contrato (es el problema que, por un lado el sistema es consensual, pero por otro, te piden todo por escrito), y este lo despide, está claro, si el empresario quisiera un trabajador con todas las de la ley (alta en la seguridad social, salario conforme a convenio, vacaciones y demás) hubiese contratado a uno “legal” (nacional o no, pero de la forma marcada por la ley), pero, los empresarios, son los que más quieren a la inmigración ilegal, les da más beneficios.

La indemnización que reciba este ciudadano boliviano es o será irrisoria, y lo más seguro es que este sujeto tenga o contrate más trabajadores de forma irregular, o perseguimos eso o siempre saldremos (saldrán) perdiendo los mismos, y esta historia ya dura demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.