El ataque a la enseñanza pública

Y es ataque a la educación pública, no a la educación en general, ni a los profesores en particular (aunque son estos los que más sufren). En Madrid la cosa está clara: Se bonifica fiscalmente (en el IRPF) a quienes llevan a sus hijos a colegios privados (hasta 1800 euros al año), ojo, privados, ni siquiera concertados, que también se ven favorecidos en sitios como Madrid (al punto que en los últimos años algunos colegios públicos se han privatizado para luego concertarlos). Los concertados no mejoran la situación de los docentes, en realidad la precariza.

En fin, en Madrid el «ahorro» de subir las horas lectivas (y con ello de trabajo en general) a los profesores es poco más que lo que año tras año la Comunidad deja de ingresar por beneficios indirectos a la escuela privada (por medio de esas bonificaciones), encima se realiza con reales mentiras de por medio (como la relación de horas lectivas con horas de trabajo, como las nada gratuitas declaraciones de Aguirre), que no es otra forma que pedirle a los trabajadores que laboren más por lo mismo, o sea, una rebaja de salario encubierta, que le costará el puesto a unos miles de interinos.

Recordemos que los profesores, además, ya vieron cómo sus nóminas bajaban (como todos los funcionarios tras el recorte del año pasado). Uno de los colectivos que tiene el sueldo más congelado ve cómo en dos años, en términos prácticos, se les rebaja el salario otra vez.

De paso se les ataca tachándolos de vagos (aunque Aguirre ha reculado parcialmente; Botella aun no pide disculpas, siendo tan torpe que afirmó que los funcionarios del ayuntamiento trabajan más que los profesores, teniendo, según convenio, dos horas menos a la semana que los docentes).

Y siendo un poco demagógicos, podemos recordar que en Madrid se recorta en Educación pero no en publicidad institucional, que es de las comunidades que más gasta (varias veces más que Cataluña).

Pero esto no solo ocurre en Madrid, por supuesto (aunque ahí lleva más tiempo esta situación), en otras comunidades, como Castilla la Mancha, están en las mismas. Hace unos meses todos se llenaban la boca hablando de la dignidad y autoridad del profesor, hoy esos mismos le precarizan la vida, se la dificultan un poco más.

Ah, eso sí, en Madrid se ha puesto en marcha el elitista proyecto de un colegio para la élite, el resto que se las apañen con personal mal pagado, sin recursos materiales, sin apoyos reales. Los que puedan, que se paguen la privada, que encima desgrava. Los niños de bien, por lo visto, no deben pisar lo público, que igual se acostumbran a compartir algo.

Las escuelas públicas tienen grandes carencias materiales, si encima se maltrata al profesor, lo único que se hace es empeorar la educación recibida por gran parte de la juventud (por hoy dejo de lado las críticas al sistema educativo en sí mismo, a la escuela como cárcel, y lo hago porque la alternativa que nos proponen los adalides de la privatización capitalista es simplemente peor).

Excurso: En similar situación está la sanidad, años diciendo que faltan médicos pero a la vez se van recortando las plazas en vez de aumentar las convocatorias, se invierte en infraestructuras que no dan beneficios -se construyen hospitales pero las camas no aumentan, ya que se quitan anteriores- y se está privatizando toda la gestión de lo construido con dinero de todos. Madrid acá vuelve a estar a la cabeza en un modelo que demuestra su carencia: No da un buen servicio, y sale más caro. Así Madrid tiene el dudoso honor de llevar años entre las tres comunidades con peor sanidad en España, y no es por falta de dinero. En Cataluña ahora están cerrando todo lo que es atención primaria descentralizada…

Un comentario en «El ataque a la enseñanza pública»

  1. Y luego nos llevamos las manos a la cabeza cuando somos los últimos de Europa en nivel escolar, y más aun cuando los universitarios huyen de España…de risa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.