Ansón compila mentiras

Estaba buscando en los archivos del académico Luis María Ansón escritos sobre la utilización política de los desastres naturales (ante el honesto cinismo del periodista cuando reclama que Rajoy vaya a los lugares bajo fuego para que gane votos, o no los pierda, al menos) y me encontré con un artículo, fechado en el 30 de abril de este año (campaña de las europeas), titulado «Aznar, Zapatero, Mayor Oreja», en que el polifacético miembro ilustre de la derecha mediática (esa que sabe hablar, sean barbaridades, pero con buenas tintas), en que se juntan y mezclan todas las mentiras y medias verdades que suele usar la derecha contra el PSOE con el tema de ETA, lo increíble es que, bien entrado el 2009, se insista en mentiras que la propia realidad mostró como tales, o al menos, temas que no llegaron a puerto alguno.

Primera gran mentira: Decir que ETA estaba casi acabada durante el gobierno de José María Aznar con Mayor Oreja «a la cabeza» (¿«a la cabeza»?), basta recordar que entre el 97 y el 2000 hubo 42 asesinatos, y eso que medió la tregua del 98-99. Tregua, donde además, se negoció con ETA, se acercaron presos al País Vasco como gesto político. Sí es cierto que Mayor Oreja era de los que recelaban de la tregua, y le parecían una trampa, pero bien que apoyó a Aznar en las negociaciones.

Lástima que fracasaran, la verdad, porque la ETA reforzada tras la tregua mató a 23 personas en un solo año (el 2000), y el siguiente (2001, del que MO fue MI hasta final de febrero) se cuenta como el segundo peor año desde 1995, con 15 muertes. Si ETA estaba, como dice Ansón, «en las cuerdas» bajo gobierno de Aznar con Mayor Oreja (ojo con el binomio), que baje dios y lo vea, porque lo que es yo… Y sé que es muy canalla poner sobre la mesa los asesinados de esta forma, pero ante argumentos de tal calibre, con tal cantidad de falsedad, a veces es bueno poner los números sobre la mesa, no es que ahora ETA esté débil (aunque sí algo descabezada, pero es, y siempre ha sido, una hidra), pero hace unos años no estaba «tumefacta y con la respiración entrecortada», como dice Ansón.

Incluso ETA seguía «presente» en los ayuntamientos, y sigo la lógica que usa la derecha de Ansón, la de que todo es ETA (y no debería hacerlo) bien, pues Euskal Herritarrok (EH) en 1998 consiguió 14 escaños en el parlamento vasco, su mejor resultado histórico superando los 224 mil votos. ¡Debilísima! Batasuna, en el 2001 (en las elecciones que Mayor Oreja se presentó a las vascas pretendiendo ser lehendakari) Batasuna consiguió 143 mil votos, y 7 escaños. ¿Esa es la ETA desaparecida y débil? Por favor.

Es una mentira muchas veces repetida, la de Aznar casi acaba con ETA, vino Rodríguez Zapatero y le dio nueva vida, y es falso, es falso que estuviera casi acabada (tenía entonces más apoyo popular -y callejero- de lo que ahora tiene, aunque no hay demasiada diferencia la verdad), pero Ansón cae en todas y cada una de las mentiras, como el «Sacó de la cárcel a presos sanguinarios», pues no, no sacó a nadie, el gobierno no indultó a ningún etarra, todos los que salieron fue por cumplimiento de condena, penas impuestas por el CP del 77, anterior al actual, que es obra del PSOE en el 95; «legalizó los partidos paralelos», tampoco es verdad, o mejor dicho, es una media mentira, el PSOE gobernante no legalizó, por ejemplo, a ANV, ya estaba inscrita, era legal, otra cosa es que la ilegalización fuera parcial, pero, por suerte, es algo que no depende enteramente del gobierno de turno (y bien que lo ha recordado el TC con el caso de Iniciativa Internacionalista); «instaló a los etarras en las instituciones», ¿qué etarras instaló (puesto a dedo, que suena) el gobierno dónde? Es una acusación demasiado fuerte, en todo caso, los que hayan podido llegar a alguna, lo habrán hecho con el voto popular, que no es lo mismo; «llevó hasta la indignidad al Estado en la negociación subterránea»; de los cuatro gobiernos que han negociado con ETA, el de RZ es el único que pidió permiso en el Congreso, si eso es «subterráneo» es que tengo un problema de comprensión lectora; «hizo concesiones vergonzantes, Navarra incluida», por eso Navarra sigue siendo gobernada por UPN, es que hay que joderse, siguen insistiendo en el «vende Navarra» cuando nunca fue cierto, incluso es uno de los motivos de que la negociación fracasara, el gobierno nunca puso sobre la mesa la cuestión navarra más allá de lo que los navarros pudieran decidir, pero Navarra, incluso cuando el PSOE pudo sacar tajada y ganar un puesto en el gobierno, se dejó en manos de la derecha, que sigue insistiendo que fue vendida dicho reino antiguo.

En todo el texto Ansón olvida mencionar que el PP negoció con ETA, está, junto con buena parte de la derecha mediática, en ese terreno que olvida todo lo que pasó entre el 98 y el 99, años en que Mayor Oreja era Ministro del Interior; con él de MI se acercaron presos al País Vasco como gesto político (algo que RZ no tuvo la valentía de hacer), se dejó de llamar a ETA «banda terrorista» y se pasó a usar el nombre que ellos se atribuyen, el de «Movimiento Vasco de Liberación Nacional» (¡el propio José María Aznar lo dijo!), no se puso ninguna pega a que EH se presentara a las elecciones del 98 en el País Vasco, ni se intentó impedir que lo hiciera en las locales siguientes, así que cuando Ansón dice que «[e]n el Ministerio del Interior, Mayor Oreja fue un ejemplo de honradez, de eficacia, de lucidez, de sagacidad», olvidando mencionar todo lo anterior mientras ataca a RZ por negociar con ETA, miente, y miente mucho. Deforma la realidad, la historia reciente, para presentar al PP como un partido, bajo la cabeza de MO, que casi acaba con ETA y que nunca negoció, a diferencia de RZ que rindió hasta Navarra.

«El candidato popular a las elecciones europeas es, además, vasco, estuvo a unos milímetros de ganar las elecciones autonómicas en las provincias vascongadas», por favor, el PP no consiguió ni un cuarto de los votos válidos (se quedó en algo más que el 24%), lo que se tradujo en 19 escaños (¡de 75!), mientras que el PNV, en coalición con EA, consiguió 33 curules (42,7% de los votos válidos), que fueron, además, uno más que la suma del PSE-EE con el PP (32), y esto sin olvidarnos de los 7 escaños de Batasuna y los tres de Ezker Batua, hay que estar muy ciego para pensar que 326 mil votos es estar «a un milímetro» de ganar a 604 mil votos (los del PNV), y olvidarse, encima, que ni Batasuna ni EB votarían por un lehendakari del PP, menos Mayor Oreja.

Ese artículo contiene todas y cada una de las mentiras y medias verdades que la derecha usa con respecto al tema de ETA, incluida la casi victoria del PP en las autonómicas de 2001.

Pero no me debería extrañar, y en parte no lo hago, pero ayer me quedé con el gusanillo de soltar bilis sobre ciertos temas que hoy agradezco no haber ni mentado. hace unas semanas, Luis María Ansón escribió un chistoso artículo sobre una fictisia conversación sobre el inefable presidente del gobierno español y la Ministra de Economía, Elena Salgado, ahí las tintas se cargaron contra el clientelismo de los programas asistencialistas del PSOE gobernante (crítica, en parte, que comparto, sobre todo con medidas como la de los 400 euros), y lo hace de la siguiente manera:

«Pues claro, Elena, lo que importa es llegar al año 2012 en buena situación y aplastar de nuevo al pardillo de Rajoy. Lo tengo todo pensado. Ni una prestación social menos. Aumentaremos el PER y las pensiones. Reproduciremos el cheque-bebé y el cheque-vivienda. Prorrogaremos el subsidio de paro para que los desempleados sepan que gracias a mí siguen cobrando. Haremos votar a todos los inmigrantes que sea posible.»

¿PER? ¿Sabrá Ansón, sabrá la derecha mediática, que el PER, como tal, desapareció en 1996, reenplazado por el Acuerdo para el Empleo y la Protección Social Agraria (AEPSA) aprobado por Aznar y ampliado en cuanto a los beneficiarios clientelares? ¿Por qué se ataca al PSOE con el tema del PER cuando su actual configuración y propagación es del PP (con los sindicatos)? ¿Sabe Luis Marían Ansón que el PP extendió el subsidio agrario a seis comunidades más y que en varias el PSOE no gobierna, sino que pierde por goleada, como Murcia, Valencia o Castilla y León, y que fue el PP quien rebajó el requisito de jornadas trabajadas en un 12,5%? ¿Sabe Ansón la cantidad de dinero que se gastan las comunidades autónomas de base agrícola o ganadera gobernadas por el PP en ayuda a los titulares de medianas y pequeñas explotaciones? Que revise, de cuando en cuando, el BOCyL y nos cuente lo que ahí lee, para ver Que se pase por los pueblos castellanos y que compruebe el miedo entre los pequeño propietarios en que el PSOE quite las ayudas a los agricultores (las que no dependen de fondos europeos, claro). Actualmente, casi cualquier renta de inserción de las existentes en distintas comunidades (contando las del PP) supera, en cuantía y duración, y facilidad de beneficiarse, a las del AEPSA; pero para atacar al PSOE hay que hablar del PER, ¿no? En fin, lo de siempre. Miente miente, que algo queda.

2 comentarios en «Ansón compila mentiras»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.