A vueltas con la participación de las bases y pueblos

Izquierda Unida se enfrentó dos veces más al «dilema extremeño», estas dos veces la solución ha sido, en cada caso, distinta. En Andalucía Izquierda Unida ha entrado al gobierno autonómico de la mano del PSOE, no fue fácil, dentro de la coalición de izquierdas incluso hubo un parlamentario que votó en contra del acuerdo, y las críticas le han llovido desde su izquierda, pero las bases aprobaron ese cogobierno. En Asturias IU hacía y deshacía para llegar a un acuerdo con el PSOE a la par que convencer a UPyD que mantuviera su palabra de permitir gobernar al partido más votado (el PSOE), finalmente un acuerdo programático iba a permitir que la coalición de izquierdas entrara al gobierno… pero sus bases han dicho que no a entrar en el gobierno, aunque se apoye, desde el parlamento, al PSOE. Tenemos tres veces la misma situación: IU como llave, PSOE como partido que necesita a IU. Y tres resultados distintos: IU se abstiene y gana el PP (Extremadura), IU vota a favor del PSOE pero no entra al gobierno (Asturias) e IU entra al gobierno en coalición con el PSOE, el segundo partido más votado (Andalucía).

[Siga leyendo…]