Godoy condenado… ¡Fuerza Godoy!

El año pasado Jorge Mufarech Nemy, ex congresista y ex ministro, se querelló contra José Alejandro Godoy (por un artículo que este escribió en su bitácora Desde el Tercer Piso), la querella se basaba en que Godoy afirmaba determinadas cosas que, decía el ex ministro fujimorista, ya habían quedado rebatidas en su momento. En realidad José Alejandro Godoy solo enlazó contenido de otras páginas webs (contenido que no se ha retirado ni solicitado su retirada), para el ex-ministro la diferencia entre uno y otro se encuentra en que unos comentarios estaban en condicional (los de los medios informativos que contenían la acusación) y otros en afirmativo. Este matiz, solo visto por el ex ministro y ex congresista, lo ha considerado como penalmente relevante la jueza del caso (Flor de María La Rosa La Rosa), del Juzgado Penal 33º de Lima (que, según nos informa SpacioLibre, es aprista, ya saben, todo queda entre amigos), que ha declarado culpable a Godoy y le ha condenado a tres años de prisión suspendida, 350 mil soles de multa y 120 días de trabajo social por difamación. Por supuesto que Godoy recurrirá. La nota que enlazo de La Mula contextualiza el caso e incluye un reportaje de El Útero de Marita sobre el tema.

Desde el Instituto de Defensa Legal (IDL) se considera la sentencia como preocupante, por ello hacen saber que:

«La condena en contra del periodista y blogger José Alejandro Godoy será puesta en conocimiento de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
(…)
Rivera Paz indicó que se debe evitar que el sistema de justicia sea utilizado como una suerte de garrote “de quienes se convierten o son personajes empoderados política o económicamente para sancionar a los hombres de prensa”»

Responsabilidad (¡y a esos niveles!) por meros enlaces y un matiz en el lenguaje. ¿Si eso le pasa a Godoy por un par de frases en una bitácora qué le debería a caer a García, presidente de la república, por dar una cachetada a un ciudadano?

Si ha prosperado la querella de Mufarech, supongo que debería prosperar también una de Godoy (que no ha realizado) contra el ex ministro, en tanto que este le acusó en un programa en televisión nacional de ser un «mercenario», y lo dijo de forma literal: «Godoy es un mercenario, alguien tiene que haberle dado algo para que haga esto», en su momento escribí:

Pues bien, es posible (toma condicionales, los voy a poner hasta en la sopa) que el señor Mufarech esté comentiendo unos delitos de calumnias (artículo 131 del Código Penal) y difamación (artículo 132 del Código Penal) contra José Alejandro Godoy. ¿Por qué? Se está acusando a José Alejandro Godoy de cometer un delito de calumnias (denuncia falsa a sabiendas de la falsedad, al hablar del, por ejemplo, Jaguar), y acusar de calumnias al que no cometió una calumnia es a su vez una calumnia (y perdón por la redundancia), y se puede que se esté dañando el honor de José Alejandro Godoy al llamarlo públicamente mercenario por publicar notas en su bitácora siguiendo la agenda de otra persona (se dañaría el honor al atacar la independencia del bitacorero, haciendo parecer que lo que hace es por decisión de otro).

El asunto raya lo absurdo, pero le está costando mucho a José Alejandro Godoy. Aprovecho este espacio para solidarizarme por completo con el agraviado de un juicio sin sentido y una sentencia absurda. Como se está corriendo la voz: ¡fuerza Godoy!

A todos los que publiquen cosas en la red y estén sonriendo porque a alguien que no les cae bien, como puede ser Godoy, le cae una dura condena por un contenido colgado en su página Web, espero que jamás tengan que pasar por el calvario que está pasando José Alejandro.

Pueden seguir el Anillo de Enlaces propuesto por Pamela Acosta: Fuerza Godoy.

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *