One Comment

  1. Yo quiero saber lo siguiente, estimado.

    ¿Dónde hay una prueba de todas y cada una de las acusaciones a Del Castillo, más allá de los dimes y diretes de un par de lobbystas que se pavonean de que conocen, que han conversado, que se han encontrado, que han saludado y que han comentado bla bla blá con Del Castillo? ¿Dónde está la prueba de lo que dicen, de lo que pavonean estos mequetrefes? No la hay, solo está aquello que dicen estos tristes mentecatos corruptos, que además sale, de manera periódica, a cuentagotas, lo que me hace recordar al dicho: miente, miente, que algo queda. Y también me hace recordar a la política de destrucción mediática fujimontesinista contra Andrade y Castañeda de hace unos años.

    El grupo impulsor de esta campaña de demolición, mismo diarios Wolfenson en el fujimorato, es nada menos que el grupo El Comercio, quien no ve de buen agrado a Del Castillo, en vista de que podría ser un contendor de polendas frente al candidato más seguro para sus intereses, aquél que le diera a este grupo la oportunidad de tener un canal de televisión en señal abierta, es decir, el señor Alejandro Toledo.

    Y una cosa más, todo esto es avalado por el mismísimo presidente de la República. Es él el que es amigo de Rómulo León, Quimper y compañía. Es él el que mandó el baguazo, es él el del indulto a Crousillat, y sin embargo los sacrificados son Del Castillo, Cabanillas y Pastor, respectivamente. Y El Comercio no solo lo sabe, celebra con García el hundimiento de Del Castillo, porque El Comercio siempre está con el poderoso. Porque el megalómano AGP se cree Cronos y devora a todo posible Zeus que pueda defenestrarlo. Es por ello que se hace esta campaña contra Del Castillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.