3 Comments

  1. Has dado en el clavo. El tema de los medios es claro, se preocupan de esta crisis y no de las otras, porque mientras las otras (estas que bien enumeras) les dan de comer (¿qué sería de los medios sin las guerras, sin los conflictos, sin miseria que trasmitir por TV, net o lo que tercie?), esta crisis financiera toca sus intereses de lleno. Saludos y a aguantar, que todo tiempo pasado no fue mejor, pero todo tiempo futuro si puede serlo.

  2. Error: quienes pagan los platos rotos son justamente esa «alta burguesia» que hubieron aprovechado el crecimientos de las burbujas inmobiliaria-financiera y petrolera. Esto es más patente aqui en el Perú donde la euforia por el crecimiento ha propiciado que este sector invierta arriesgadamente. Echale una mirada a la Bolsa de Valores de Lima: de ser la más «bullish» es actualmente una de las más perdedoras del mundo. Quienes estan ahora que se comen las uñas a punto de pegarse un tiro en el Perú son los medianos inversionistas. Los grandes tienen margen de acción y los pequeños han ido liquidando sus posiciones cuando las papas empezaron a quemar a inicios de año: fueron practicamente los primeros en salir.

    El problema es que el consumo de esa «alta burguesia» y sus actividades económicas son fuente de generación de empleo. Por tanto la contracción en ese sector irremediablemente afectará al resto de la cadena. No se engañen con perjuicios «directos» que es por la via indirecta que nos vamos a tener que abrochar.

  3. Jomra

    Salud

    Completamente de acuerdo D. Rubén.

    D. Guille, no se equivoque, «ganar más» a «no ganar tanto» no es lo mismo a «quedarse sin empleo ni objetos de valor». Los que se quedan sin empleo y pertenecen a las clases bajas son los que más sufren toda la crisis, ya sea por la falta de inversión de la alta burguesía (porque tocada anda, pero más viva que muerta)

    Además, las medidas intervencionistas, según cómo se ha planteado, termina retrayendo riqueza del reparto por parte del Estado esperando que haya retorno desde las grandes empresas ayudadas (mientras, eso sí, todavía no se toman medidas de recortes de sueldos a directivos y salvo casos puntuales, no se les está pidiendo responsabilidades).

    La alta burguesía, como clase, no es tocada, puede ser «depurada», en el más puro estilo admitido por las doctrinas liberales, se eliminará así a los empresarios que no supieron diversificarse, que apostaron todo a una burbuja. Lo de siempre, dejar de ganar, cuando se tiene mucho, no es perder. Perder el trabajo (dejar de ganar) cuando no se tiene nada (y además saber que tus impuestos van para «reactivar la economía» de «forma indirecta»), la crisis duele más. Y no es lo mismo salir por la puerta de atrás de un Banco intervenido por el Estado con una indemnización de 45 millones que quedarte sin empleo con una de 3 o 4 mil dólares.

    ¿Hasta ahora cuantos empresarios de los que menciona se han quedado SIN NADA? ¿Cuantos trabajadores se han quedado así?

    (Además, todo empresario con dos dedos de frente tiene suficientes capitales en paraísos fiscales como para no tener que pedir limosnas en los semáforos en rojo, y eso se ve mucho en Perú, donde hay despachos de abogado con personal especializado en mandar capitales a Panamá. Yaya, no todos, claro.)

    No me extiendo más, porque vienen otras entradas. De todas formas, gracias por el comentario, es bueno tener una opinión divergente por este barrio ;).

    Hasta luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.