3 Comments

  1. Jomra

    Salud

    Sería un descanso para todos ver condenados, tras procesos justos, a gente como el actual vicepresidente, a Montesinos, a Fujimori, y otros de esa ralea…

    Hasta luego y gracias por el comentario ;)

  2. Salud compañero!! Una alegría saber que le preocupa lo que sucede en tierras tucumanas. Claro que es parte de un proceso latinoamericano, donde la falta de justicia se comprende en el marco del sistema que nos gobierna. De todas formas y más allá de todas sus limitaciones, esta misma justicia cómplice en otras épocas, hoy les dice a estos tipos que son criminales, cierto que no llegarán a los cuadros intermedios, ni llegará a quienes le han ordenado a estos militares asaltar el poder, hacer desaparecer gente, torturar y matar. Esos, se escudan detrás del mismo poder económico con el que sostiene o derriban gobiernos. Una frase me quedó dando vueltas desde el final de este juicio: Menéndez, uno de los genocidas preguntó en su discurso final «¿para quién ganamos la batalla?», queda claro que habla de aquel poder económico que le ordenó cometer los crímenes por los que hoy son juzgados, sin embargo esos empresarios a los que no les importó ni la nación, ni los ciudadanos que desaparecían… a esos también hay que juzgar y condenar. Son los mismos que en el Perú pusieron a Fujimori y habrán hecho la vista ciega cuando se cometían los crímenes que hoy se denuncian. Ojalá algún día podamos caminar libres por nuestro continente americano sin temor de cruzarnos con estas lacras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.