3 Comments

  1. Lo ocurrido en las recientes elecciones italianas obteniendo otra vez una sobrada victoria la coalición encabezada por Silvio Berlusconi es sin lugar a dudas un fenómeno político solo posible y entendible en un contexto político como el actual de Italia, muy curioso, fruto de complicados consensos , y sobre todo preocupante.

    Italia es en estos momentos un país con un elevado porcentaje de sus ciudadanos frustrados, decepcionados, y descontentos, los cuales ven como cada día que pasa la economía de su país no solo no crece sino que empeora provocando perdida de poder adquisitivo y por lo tanto también de calidad de vida.

    La sociedad italiana sufre en estos momentos numerosos problemas reconocidos y asumidos por todas las fuerzas políticas, problemas como las elevadas tasas de paro, los bajos salarios, la elevada precariedad laboral, justificada en la conflictividad social y en un elevado absentismo laboral. Problemas como una elevada inmigración a la que se culpa ya de ser responsable de la falta de trabajo y de la elevada inseguridad ciudadana, inseguridad ciudadana que no debemos confundir con otros tipos de criminalidad con los que la sociedad puede ser mas tolerante , incluso aceptarla beneficiarse de alguna manera de su actividad.

    Estos problemas enumerados , cuya existencia no es discutida en Italia, como ya he dicho, por ninguno de lo agentes políticos o sociales existentes sino todo lo contrario admitida, junto con otros muchos que afectan a la sociedad italiana, han favorecido , permitido , inexplicablemente, la victoria de la coalición de Pueblo de la Libertad encabezada por Silvio Berlusconi, el cual llega al poder de nuevo, padeciendo una fuerte amnesia, presentándose, ofreciéndose como el estadista que va a cambiar el país , olvidando que hace solo dos años gobernó el y su grupo durante cinco años y que por lo tanto que son también responsables de muchos de los problemas que en estos momentos padece su país.

    Otro hecho a destacar en el panorama político italiano , además del mal estado de la economía, es el de que hayan surgido con fuerza tendencias políticas , difíciles de definir, federalistas, nacionalistas, secesionistas , tendencias no buenas para la estabilidad de la Unión Europea, para el proyecto común que afirman desde Bruselas estar construyendo. Siendo estas tendencias en gran medida consecuencia de dos cosas, del malestar causado por la inmigración y de las dificultades económicas que atraviesa el país, lo que hace que surjan grupos que defiendan cosas tan absurdas, por producirse dentro del territorio de la Unión Europea ,debo de subrayar, como querer seccionar una parte del norte de Italia, la región de la Lombarda, una de las zonas mas ricas del país , para fusionarla a lo que consideran una región mas prospera y afín , Austria y Eslovenia, para crear una entidad nueva. Es necesario destacar para entender lo anteriormente dicho que la situación económica italiana es en estos momentos tan desfavorable y asumida como tal por la mayoría de los expertos , políticos o no, que cuando se hacen comparaciones de ratios, de datos económicos se tiende ya a comparar a Italia con Rumania, uno de los países mas pobres y corruptos de los últimos ingresados en la Unión Europea.

    La Unión Europea, sus dirigentes y lideres , deberían disminuir su obsesión por los problemas sociales y políticos externos y prestar mas atención a los internos, pues de poco sirve embellecer la fachada, impulsando la democracia, defendiendo los derechos humanos, proponiendo políticas económicas, etc., fuera de sus fronteras si el interior de la Unión Europea es atacado por la carcoma de las desigualdades sociales, del paro , de los salarios bajos que impiden a los ciudadanos disfrutar de una vida digna. La carcoma de la injusticia, de la inseguridad ciudadana y de la privación de derechos humanos y derechos fundamentales.

    Según mi modesta opinión la Unión Europea debería de la forma mas urgente posible constituir un organismo interno, dotado de las adecuadas capacidades para poder intervenir, encargándose de detectar la tan perjudicial carcoma e intentar eliminarla o por lo menos reducir sus consecuencias, buscado eso tan repetido de un espacio de seguridad , justicia y libertad, impulsando medidas para que exista una mayor igualdad y sobre todo impidiendo que se produzcan flagrantes privaciones de los derechos humanos. Debiendo de anotar que la Unión Europea no dispone en estos momentos de ninguna Institución con competencia para intervenir dentro de los Estados Miembros en defensa de los derechos humanos o para garantizar un ambiente de justicia.

    La gobernabilidad del mundo a la que parece que se tiende en la actualidad, personalmente no soy partidario de ella ni creo que se tarde mucho en descartar como beneficiosa, basada en amplios consensos y alianzas políticas, económicas y militares, va a impedir o por lo menos reducir los conflictos entre Estados, pero en cambio va a favorecer y provocar que surjan conflictos internos provocados por formas de gobernar poco democráticas, por formas de gobernar despóticas, posibles gracias a la existencia de una democracia muy deficitaria, representativa y cada vez menos participativa, por formas de gobernar que defiendan políticas económicas que hacen cada día mayores las desigualdades sociales. Conflictos internos causados por formas de gobernar que no respectan las libertades fundamentales, los derechos humanos y para los que la justicia no es un derecho sino un privilegio del que se benefician los extractos mas elevados y pudientes de la sociedad.

    Constatadas realidades sociales y políticas como la italiana y la española, entre otras, países donde se dan estas formas de gobernar , deberían ser suficientes para que las Instituciones de la Unión Europea , incluida la OTAN, velaran , trabajaran , si desean que la Unión Europea siga siendo por lo menos un supermercado, para que estas formas de gobernar se corrijan, desaparezcan, impidiendo conflictos y garantizando la estabilidad interna.

    PD. ROUSEAU. De Los Gobiernos Mixtos «..las formas mixtas desarrollan un término medio de fuerza.»

    http://larefineria.blogspot.com

  2. guga

    La Liga Norte es un partido autonomista. Y dentro de él están personas de izquierda y de derecha, aunque la mayoría de los líderes sean más de derecha. No es un partido fasista. En su estatuto tiene como punto: «Anticomunista, antifasista, antitotalitarista». La Liga ganó a Italia porque fue quasi el único partido a no votar una amnistia que llevó a mucha delincuencia en el pais por parte de los liberados. Ganó porque Italia es un estado con muchos pueblos, algunos de ellos sufren porque tienen cero autonomia cultural respecto a Roma y pagan impuestos hasta el 45% sin obtener servicios adecuados. Ganó sobretodo en estas tierra, donde la gente vota este partido más aún que Berlusconi o su opositor de «izquierda».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.