Votos por diputados, o algo así

En la anterior entrada uno de los comentaristas de esta casa ponía en valor que al PNV le salían los diputados baratos, a unos 50 mil votos, mientras con casi las mismas papeletas a UpyD solo le había correspondido un curul. Es cierto, eso se da. Pero no significa inmediatamente que sea el PNV un partido «sobrerrepresentado» (que sí lo es, por muy poco, pero lo es) sino que hay muchas formaciones fuertemente subrepresentadas y otras (las dos mayoritarias, tenemos un sistema bipartidista) que se ven favorecidas con creces, aunque en público tiren balones fuera hablando de la sobrerrepresentación de otras (sobre todo desde el PP). En esta bitácora ya he expuesto mi postura varias veces, que se puede resumir en: Distrito Único para el Congreso de los Diputados con un método de reparto lo más proporcional posible, y un senado realmente territorial con las Comunidades Autónomas como circunscripción.

Votos por escaños conseguidos
# Partido Votos % Vál. # Esc. % Cámara Dif. V/Dip.
1 EAJ-PNV 306128 1,19% 6 1,71% 0,52 51021,33
2 NA-BAI 62398 0,24% 1 0,29% 0,05 62398
3 P.P. 10278010 39,94% 154 44,00% 4,06 66740,32
4 P.S.O.E. 11289335 43,87% 169 48,29% 4,42 66800,8
5 CIU 779425 3,03% 10 2,86% -0,17 77942,5
6 CC-PNC 174629 0,68% 2 0,57% -0,11 87314,5
7 ESQUERRA 298139 1,16% 3 0,86% -0,3 99379,67
8 B.N.G. 212543 0,83% 2 0,57% -0,26 106271,5
9 UPYD 306079 1,19% 1 0,29% -0,9 306079
10 I.U. – ICV 969946 3,77% 2 0,57% -3,2 484973
Otros 772052 3,00% 0 0,00% -3 0
Totales 25448684 98,90% 350 100,00% 1,1 72710,53
Datos del Ministerio del Interior, cuadro de elaboración propia

Los cuatro partidos que en el Congreso de los Diputados están sobrerrepresentados son, en orden de puntos, PSOE, PP, PNV y Nafarroa Bai. Como ven en el cuadro, al PNV le salen «más baratos» los escaños, esto es porque absolutamente todos los votos que ha cosechado le han servido para hacerse con curules allá donde se han presentado (que son las tres provincias vascas, donde con un 27,11% de los votos acumulan el 33% de los puestos repartidos). Pero se da también la circunstancia de que el PNV tiene el 1,19% de los votos válidos a nivel nacional y el 1,71% de la cámara, esto es, está sobrerrepresentado pero no tanto como el PSOE (que tiene el 48,29% del Congreso pero solo ha conseguido el 43,87% de los votos válidos, esto es, tiene 4,42 puntos de sobrerrepresentación). El PP es el otro gran beneficiado por el sistema, está unas centésimas por debajo del 40% de votos válidos, pero tiene el 44% de la cámara (una sobrerrepresentación de 4,06 puntos). Esos cuatro partidos que menciono están por debajo de la media ideal de escaños por votos.

Cuando se habla (en zonas como Castilla) del «poder» que tienen las formaciones nacionalistas (refiriéndose a las no españolistas), se pone a todas en el mismo nivel, más aun, el dedo acusador apunta, entre otras, a CiU o a Esquerra. Pues bien, las otras organizaciones nacionalistas del hemiciclo están subrerrepresentadas (por poco, eso sí), CiU tiene el 3,03% de los votos y solo el 2,86% de escaños de la cámara, lo mismo pasa con Esquerra (1,16% frente al 0,86% de la cámara).

Por el sistema electoral con circunscripciones pequeñas (y eso es lo que ponía en valor en el artículo anterior también) se favorece al primero y segundo de cada provincia (básicamente), con lo que los grandes paganos de este sistema son el tercer y cuarto partido en general, y los de ámbito nacional (o estatal si prefieren) se llevan de lejos la peor parte. La coalición de IU con ICV necesitó, en todo el país, un 3,77% de votos válidos (969946 votos) para poder acceder a dos escaños, esto es, al 0,57% de la cámara. Y como ya mencioné, UPyD con casi los mismos votos que el PNV consiguió una sexta parte de los curules. A nivel nacional un 3% de los votos no consiguieron absolutamente ninguna representación en el hemiciclo.

Ahora bien, en estos temas se tiende hablar de la «sobrerrepresentación» de, por ejemplo, Cataluña (y sus políticos), o el País Vasco (y vuelvo a lo mismo, los que más hablan de esto son los del PP o el PSOE, partidos que están sobrerreprenstados en general). Primero, como decía en la entrada anterior, NO es posible hablar de representación de las Comunidades Autónomas cuando estas no son la circunscripción, y si lo hacemos nos podemos llevar sorpresas que contradicen las primeras afirmaciones, acá unos cuadros de Cataluña, Castilla y León y el País Vasco:

Votos por escaños conseguidos en diferentes CC.AA.
Castilla y León
# Partido Votos % Vál. # Esc. % Rep. Dif. V/Dip.
1 P.P. 836228 50,01% 18 56,25% 6,24 46457,11
2 P.S.O.E. 715263 42,78% 14 43,75% 0,97 51090,21
Otros 100575 6,01% 0 0,00% -6,01 0
Totales 1652066 98,80% 32 100,00% 1,2 51627,06
Cataluña
# Partido Votos % Vál. # Esc. % Rep. Dif. V/Dip.
1 PSC-PSOE 1689911 45,39% 25 53,19% 7,8 67596,44
2 P.P. 610473 16,40% 8 17,02% 0,62 76309,13
3 CIU 779425 20,93% 10 21,28% 0,35 77942,5
4 ESQUERRA 291532 7,83% 3 6,38% -1,45 97177,33
5 ICV-EUIA 183338 4,92% 1 2,13% -2,79 183338
Otros 111468 2,99% 0 0,00% -2,99 0
Totales 3666147 98,46% 47 100,00% 1,54 78003,13
País Vasco
# Partido Votos % Vál. # Esc. % Rep. Dif. V/Dip.
1 PSE-EE 430690 38,14% 9 50,00% 11,86 47854,44
2 EAJ-PNV 306128 27,11% 6 33,33% 6,22 51021,33
3 P.P. 209244 18,53% 3 16,67% -1,82 69748
Otros 162577 14,40% 0 0,00% -14,4 0
Totales 1108639 98,18% 18 100,00% 1,86 61591,06
Datos del Ministerio del Interior, cuadro de elaboración propia

Como pueden observar, el PSOE está sobrerrepresentado en esas tres comunidades autónomas (las últimas elecciones generales tuvieron la particularidad que las marcas del PSOE o el PP ganaron en todas las provincias, ninguna fue para «nacionalistas»), PP, por su parte, se encuentra con más representación que votos en dos de tres de esas CC.AA. (y Cataluña una de ellas, para más inri). El caso del País Vasco es interesante, se dio la vuelta al reparto tradicional y salieron partidos que habitualmente conseguían representación (como EA), con lo que el PSE-EE aglutina el 50% de los diputados repartidos con tan solo el 38,14% de los votos válidos. ¿Mantenemos la afirmación de que son las formaciones nacionalistas no españolistas las que más se benefician del sistema?

El coste de votos por escaño en Castilla y León es más bajo que en Cataluña o el País Vasco. Los 18 diputados del PP necesitaron, cada uno (y es una media) 46457,11 votos, mientras que los 6 del PNV (con los que arrancaba esta nota por el comentario de D. Gere en la entrada anterior) «costaron» 51021,33 votos. Con esto resulta que no es al partido que más barato les salen los escaños. Más aun, al PSE-EE (marca del PSOE en tierras vascas) le cuesta cada uno de sus escaños en Euskadi unos 47854,44 votos, en otras palabras, menos que al PNV (que se le demoniza). En Cataluña cualquier escaño (del PSC-PSOE, por ejemplo, a quien «más barato» les sale en dicha comunidad) ha costado más votos que todos los repartidos en Castilla y León.

Si se fijan en los totales, verán que el costo de escaños en Castilla y León es de 51627 (esto es, si repartimos todos los escaños entre todos los votos a candidaturas), en Cataluña es de 78003,13 y en el País Vasco de 61591,06. ¿Se puede afirmar que es más fácil conseguir un curul en Cataluña que en Castilla y León? No se puede realmente.

Ojo, en el País Vasco es donde más formaciones medianas se quedaron fuera del reparto (EB y EA básicamente), al punto que entre todas las formaciones sin representación nos encontramos con que el 14,4% de los votos válidos en dicha comunidad no obtuvieron representantes (al menos uno), en Castilla y León el «otros» ocupa al 6,01% de los votos válidos y en Cataluña, en cambio, al 2,99%.

Pero la circunscripción es la provincia, no la comunidad autónoma, y Ceuta y Melilla, donde con unos 15 mil votos se obtiene un diputado (muy por debajo que el costo medio de 50 mil del PNV), son un caso especial por ser circunscripciones mayoritarias de escasa población.

Voy a comparar dos provincias (esto lo pueden hacer con las 50), las he escogido porque representan: Dos comunidades autónomas distintas, una dentro de esas que suelen calificar de «perjudicadas» (como es Castilla y León) y otra, por su lado, entre las agraciadas (Cataluña), una la he escogido por ser una provincia pequeña que está, además, entre las que menos electores censados por escaño necesitan (la quinta) y porque me gusta, me refiero a Palencia (además de que todo esto surge de un viaje hacia la capital de dicha provincia); la otra circunscripción elegida es una de las que más votantes necesitan por escaño (la 51 de 52), es una de las provincias más grandes de España (la segunda en número de curules repartidos) y porque es una de las que da cabida a más partidos políticos (cinco), hablo, por supuesto, de Barcelona. Los cuadros:

Votos por escaños conseguidos en dos provincias
Barcelona
# Partido Votos % Vál. # Esc. % Rep. Dif. V/Dip.
1 P.P. 470677 16,81% 6 19,35% 2,54 78446,17
2 PSC-PSOE 1309171 46,77% 16 51,61% 4,84 81823,19
3 CIU 547993 19,58% 6 19,35% -0,23 91332,17
4 ESQUERRA 184558 6,59% 2 6,45% -0,14 92279
5 ICV-EUIA 155674 5,56% 1 3,23% -2,33 155674
Otros 88483 3,16% 0 0,00% -3,16 0
Totales: 2756556 98,47% 31 100,00% 1,52 88921,16
Palencia
# Partido Votos % Vál. # Esc. % Rep. Dif. V/Dip.
PP 58649 49,72% 2 66,67% 16,95 29324,5
PSOE 51426 43,59% 1 33,33% -10,26 51426
Otros 6449 5,47% 0 0,00% -5,47 0
Totales: 116524 98,78% 3 100,00% 1,22 38841,33
Datos del Ministerio del Interior, cuadro de elaboración propia

Lo primero que llama la atención es que en Barcelona el partido al que le salen «más baratos» los escaños es al PP, 78446,17 votos por cada uno, pero este partido es el segundo más sobrerrepresentado de la provincia (tiene 2,54 puntos de sobrerrepresentación, con el 16,81% de votos se lleva el 19,35% de los escaños), por detrás del PSC-PSOE, que con el 46,77% de los votos válidos acapara el 51,61% de los diputados de la provincia. Estas dos formaciones (ambas «constitucionalistas» en el argot de parte del espectro político) son las únicas con sobrerrepresentación, y a las que les sale más barato los diputados (por debajo de los «totales» de la provincia), al PP le sale cada curul a casi la mitad que a ICV-EUiA. Se quedan sin representación un 3,16% de los votos válidos.

Mientras tanto en Palencia el bacalao se parte en dos, el PP con el 49,72% de votos se lleva el 66,67% de los escaños repartidos (2 de 3), cada uno de esos escaños le ha costado 29324,5 votos. El PSOE por su parte, con un 43,59% de votos, se conforma con el 33,33% de los escaños, costándole este diputado los 51426 votos que obtuvo (que son menos de 500 votos más que la media que tiene el PNV, así que los diputados en el País Vasco que se lleva el PNV cuestan «tanto» o «menos» que los diputados del PP y el PSOE -o casi igual que este último-). En Palencia el 5,47% de los sufragios se quedó sin representante.

Consideraciones finales
¿Con estas dos entradas qué quiero decir? Primero: Que nos quitemos un prejuicio bastante común de que el sistema sobrerrepresenta a los partidos nacionalistas (refiriéndose a los no-españolistas), porque el mismo no nos deja ver el cuadro completo de lo que es el sistema electoral español. El problema de UPyD o de IU no está en CiU (que está subrepresentado) o el PNV (que sí le sobra algún escaño), sino en todas esas circunscripciones donde los votos que obtienen no valen nada (la gran mayoría), y esos restos se los gana básicamente el PP y el PSOE (no los nacionalistas no españolistas).

Segundo: Que el sistema favorece, y mucho, a los partidos ganadores en cada localidad (y este partido en sitios como Cataluña o País Vasco no ha sido uno separatista, en estas últimas elecciones).

Tercero: Que la principal tara del sistema que le quita proporcionalidad es, básicamente, las circunscripciones pequeñas sobre otras consideraciones, y las mismas están sobrerrepresentadas (Palencia escoge 3 porque obtiene dos por el mínimo legal -que no constitucional- y 1 por población, Soria solo elige 2 porque es el mínimo legal, podría tener la mitad de la población y mantendría esos dos diputados). En las circunscripciones pequeñas es casi imposible romper el bipartidismo (esto se logra en muy pocas de ellas, como Álava).

Cuarto: Que nos demos cuenta que los principales beneficiados de este sistema son tanto el PP como el PSOE, esto es, siempre lo serán los dos partidos más grandes a nivel estatal en tanto que se benefician o de ser el segundo o tercer partido en el peor de los casos en una circunscripción con voto muy dividido (como son los casos de las zonas donde se encuentran los nacionalismos no españolistas), y de ser el primero y el segundo en casi todos los demás, y con principal importancia en las circunscripciones pequeñas (como es el caso de Palencia), donde con pocos votos (comparando lo que cuesta en una grande, como Barcelona) se puede sacar al menos un escaño (para ese el PSOE atrajo a 51 mil personas en Palencia, ICV-EUiA requirió más de 155 mil sufragios para el suyo en Barcelona).

Quinto: Las formaciones que no aspiran a gobernar España (y que tienden a aspirar a «no estar» en este país) el sistema no les incomoda demasiado, les da bastante poder relativo en tanto que se carga a los terceros y cuartos a nivel nacional, además, al engordar al partido ganador en los comicios unos pocos escaños pueden servir de «palanca» y con ello estas formaciones pueden sacar mucho rédito político (esto es, al PNV le viene de madres el sistema, con 6 curules hace y deshace el doble que el PP con 154 -ahora uno menos en tanto que rompieron con UPN-).

De regalo
Como curiosidad, les pongo un cuadro más, los resultados del 2008 pero repartiendo los escaños como si solo existiera una circunscripción, y voy a mantener el sistema de reparto D’Hondt (que mantiene, gracioso él, una sobrerrepresentación de los dos partidos mayoritarios)*.

Partido Elecciones 2008 Distrito Único
Votos %Válidos #Esc. % Cám. #Esc. Dif. % Cám.
PSOE 11289335 43,87% 169 48,29% 162 -7 46,29%
PP 10278010 39,94% 154 44,00% 147 -7 42,00%
CIU 779425 3,03% 10 2,86% 11 1 3,14%
EAJ-PNV 306128 1,19% 6 1,71% 4 -2 1,14%
ESQUERRA 298139 1,16% 3 0,86% 4 1 1,14%
IU-ICV 969946 3,77% 2 0,57% 13 11 3,71%
BNG 212543 0,83% 2 0,57% 3 1 0,86%
CC-PNC 174629 0,68% 2 0,57% 2 0 0,57%
UPYD 306079 1,19% 1 0,29% 4 3 1,14%
NA-BAI 62398 0,24% 1 0,29% 0 -1 0,00%
CA 68679 0,27% 0 0,00% 0 0 0,00%
Resultados oficiales del MIR y datos procesados con distrito único usando reparto D’Hondt, elaboración propia.

Aunque vean que «falta» un partido, si suman y restan las fluctuaciones entre partidos nacionalistas no españolistas, se encontrarán con que la diferencia neta es cero. Cero. Esos 14 escaños que reciben de más IU y UPyD se los «quitan» al PSOE y al PP (7 a cada uno).

El PSOE en vez de requerir 7 votos más para la mayoría absoluta (que ahora los tiene por un pacto con el PNV -6- y CC-PNC -2-), necesitaría 14, pero estos mismos los podría encontrar entre partidos de ámbito nacional de centro – centro izquierda (IU y sus 13, UPyD y sus 4), sin tener que recurrir a la derecha nacionalista no españolista o regionalista (como han sido sus pactos con CiU, PNV, CC-PNC y UPN), o podría tener un pacto estable de izquierdas (BNG, Esquerra e IU, que entre los tres sumarían 20 escaños, pudiendo prescindir o de BNG o de Esquerra sin problemas).

* En otras ocasiones he extrapolado resultados de otras elecciones, manteniendo eso sí el distrito múltiple he repartido con diferentes métodos para que se vean las importantes diferencias de aplicar un sistema u otro, véase: «Extrapolando resultados».

Excurso: El reparto de votos mediante el sistema D’Hondt lo he realizado con ESTE software, de FJRA.

2 Comments

  1. Estimado Jomra,

    Le he citado en un comentario del blog Mensajes de Narnia de El Confidencial, como ejemplo de un buen análisis del voto.

    A su disposición, cordialmente

    Galo Mateos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.