El coste de la autoedición (o algo así)

Hace un mes en esta bitácora:

El tema del precio me parece secundario. Lo digo en serio. Por supuesto que prefiero comprar un archivo digital a un euro que a diez, pero puedo entender que el precio final se haga bajo un cálculo más o menos sencillo (coste de elaboración -horas de trabajo más coste de pagar posibles diseñadores, maquetadores, revisores, editores, promotores o promoción, registros y demás- más pago de la tarifa de los intermediarios -el coste de tienda, si es que no se vende directamente al consumidor, en caso de que sí se haga, acá podemos incluir el coste de mantener el servicio a través del que se vende- entre el número previsible de ventas), por más que sea cierto que pueden venderse infinitas copias, la rabiosa realidad es que ni siquiera un coste tendente a cero asegura unas ventas tendentes a infinito por evidentes razones de público que conoce el producto y le interesa (eso sí, a partir de la cobertura de los costes iniciales o básicos el precio del producto debería caer).

Y bueno, aun tengo pendientes algunas notas sobre edición, autoedición y por qué tomé determinadas decisiones vinculadas con el libelo sobre la Reforma Laboral, entre otros, pero voy a comenzar esto con uno de los aspectos del coste en el caso de la autoedición. ¿Por qué? Porque decía que para mí era algo secundario, porque estoy cansado de escuchar que la copia tiene un coste tendente a cero en lo digital y por ello no tiene sentido ningún precio superior a un par de cobres, o incluso un precio (que es una media verdad, esto es, copiar cuesta «cero», crear y mantener lo que se copia no)…

Los avisos previos: Esta entrada responde a una forma concreta de financiación y retribución, hay otras opciones que acá no se exploran, y que tal vez en un futuro (o el presente) sean más interesantes que el cobro por unidad digital vendida*, como puede ser sumarse a un sistema premium-freemium de suscripción a un todo (y al autor se le retribuya por su popularidad), los métodos propuestos por Stallman (desde la fiscalidad como pago a las donaciones directas desde el lector digital), la financiación en masa (crowdfunding para los amantes de los anglicismos), u otras fórmulas que se les puedan ocurrir, o una mezcla de todo y nada, incluso volver a la publicidad como base de la publicación (web o descargable).

La presente entrada también está pensando en alguien que quiera vivir de lo que publica, exclusivamente (o como ingreso principal). Con el modelo actual (impreso o digital, da igual) muy poca gente vive solo de publicar, cierto que hay autores que se hacen de oro, pero son una minoría al lado del grueso de autores. Incluso muchos conocidos (más o menos, o que ahora están despegando) tienen un trabajo estable que le da un rendimiento económico y tiempo suficiente para poder escribir (aunque lo extra ganado por escribir sea una cantidad más que digna). No cualquiera puede vivir de escribir, aunque sí cualquiera puede intentarlo.

También se debe tener en cuenta que es una guía-ficción, donde se parte de determinadas presunciones (como el tamaño del libro, unas 250 páginas) y pretensiones económicas, así como de que todos los impuestos se pagan según lo actualmente vigente en España sin intentar defraudar a hacienda,, y siendo siempre una persona física la que realiza las actividades.

Los costes de producir un libro
Una creencia que cada vez se extiende más es que como la copia no tiene coste, el original tampoco. Esto es un error de concepto de partida. Producir un libro (sea o no de ficción) tiene un coste bastante elevado (en horas de trabajo del autor), que si creemos que no debe ser retribuido caemos en que solo una élite podrá producir libros (los que se pueden permitir gastar ese tiempo en escribir, es cierto que eso ya pasa ahora, pero es que la perspectiva de intentar ganarse la vida escribiendo funciona como incentivo también, si eliminamos esta esperanza de la ecuación como base del sistema de producción literaria nos cargamos el incentivo extra). Así que el primer coste es ese: Tiempo de trabajo. Si hablamos de dedicarse a esto, la persona tendrá que estar dada de alta en la Seguridad Social como autónomo (los escritores deben estarlo, acá la labor más que como escritor estará vinculada con el comercio). En el cuadro 1 pueden verlo:

Cuadro 1: Coste del trabajo
Anual Mensual (12) Mín. (mes) Máx. (mes)
SMI: 8.979,60 € 748,30 € RETA (26,5%*) 225,30 € 864,56 €
¿horas de trabajo? 1700 Anual Mensual (12)
¿precio por hora? 6 10.200,00 € 850,00 €
Anual Mensual (12)
Min. Máx. Min. Máx.
Coste laboral: 12.903,64 € 20.574,75 € 1.075,30 € 1.714,56 €
*Es en general el 26,5% si no se opta por la cobertura ante incapacidad temporal, ni cese de la actividad, ni incluyendo el extra por el periodo de embarazo y parto, ni se tiene algún tipo de reducción o bonificación…

Se está tomando como referencia un año de trabajo por libro, sé que hay autores que cuentan con más de 100 títulos en unos 13 años (claro que también se les acusa de usar negros para ello), se parte del SMI y de la base de cotización para el RETA, suponiendo que nadie va a trabajar en exclusiva por debajo de lo que se considera el coste de vida y por debajo de la base de cotización mínima (las 1700 horas las marcan muchos convenios colectivos, no es una jornada de 40 horas a la semana, sino de un poquito menos). Así cada mensualidad es similar a la base mínima (850 euros). Como ven, la retribución del trabajo de la que parto tampoco es para hacerse de oro, reflejo esta cuantía en tanto que puede servir como «de partida» para alguien que se quiera ganar la vida escribiendo y para ajustar las pretensiones económicas al mínimo posible para que dicha condición se cumpla (así no asumo un salario de tres o cuatro mil euros al mes). El coste laboral (salario más coste de la Seguridad Social) sería, entonces, de 12.903,64€ por libro.

Luego hay otros costes que muchas veces no se tienen en cuenta, no siempre se dan y cada vez son más «saltados», pero según el resultado final pueden ser imprescindibles o no. Algunos de ellos: Diseño de portada, maquetación (sí, los epub también se maquetan), corrección profesional del texto (cada vez más errores se ven en libros y demás, y todo por no corregir los textos), ISBN (en contra de lo que se lee en muchos sitios de autoedición, el ISBN ya no es obligatorio en España para poder vender libros, el Real Decreto 2063/2008 derogó el Decreto 2984/1972, que era el que establecía dicha obligación, aun así, si se quiere acceder a determinados canales de venta el ISBN sigue siendo «obligatorio», en el sentido de ser un requisito). Un pequeño cuadro con costes (según distintos servicios consultados):

Cuadro 2: Costes de servicios editoriales
Mín. Máx. Gratis
Maquetación Por página 1,00 € 3,00 €
250p 250,00 € 750,00 €
Corrección profesional Por página 4,00 € 4,40 €
250p 1.000,00 € 1.100,00 €
por 3k caracteres 2,00 €
710000 (~250p) 473,33 €
Informe de lectura Por página 0,75 €
250p 187,50 €
Portada 75,00 € 300,00 €
ISBN 30,00 € 150,00 € X*
ISBN autor-editor 45,00 €
Código de barras 20,00 € 30,00 € X**
*Bajo el sello editorial de un distribuidor concreto. Igual que el mínimo.
**Incluido en el ISBN según qué distribuidor o servicio. Multitud de programas para generar los códigos de barras existen, muchos de ellos gratuitos.
Coste final usando servicios (menos informe de lectura y código de barras)
Lo más barato (con ISBN autor-editor) 843,33 €
Lo más caro (con ISBN autor-editor) 2.195,00 €

Algunos otros servicios no los he incluido (como unos de corrección de portadas si no quieres tirar de diseñadores profesionales pero quieres asegurarte del resultado final), algunos sin problemas se pueden conseguir «gratis» (o con otro coste, como es el ISBN, pero si te autoeditas no tiene sentido que te ates a un distribuidor que te da el ISBN gratis bajo su sello editorial). Tampoco he incluido posibles ofertas de «packs editoriales» que puedan ahorrar sensiblemente en el precio final, sería cosa de ver en cada momento las opciones. Esto no deja de ser una guía-ficción. La corrección profesional me parece una necesidad en cualquier obra editada (esto… sí, el libelo de la reforma laboral no lo mandé a nadie… pero luego les cuento por qué). Así que un precio tentativo para un buen resultado final (entendido como ese «aspecto profesional») rondaría los 843,33€ (aunque el diseño de portadas por 75 euros es bien básico, basado en plantillas).

Muchos de los costes pueden evitarse de una forma u otra, no maquetando, no recurriendo a diseñadores para la portada, no revisando el texto, no adquiriendo ISBN… si lo hace el propio autor (o un amigo) deberíamos contarlo dentro de las horas de trabajo a retribuir. En este esquema de costes, si se fijan, no aparece la ganancia del editor (o toda la estructura que supone una editorial, gastos administrativos, sus propios impuestos, etcétera) porque hablamos, justamente, de autoedición.

Bien, esto nos deja con que el coste para sacar un libro de unas 250 páginas rondaría los 13.746,97 € (o 12903,64 € si ni siquiera se recurre a comprar un ISBN). O dicho de otra forma: Esa es la cantidad que hay que amortizar.

Existen otros costes vinculados con la venta: Pasarelas de pago e impuestos (que los reflejo en la parte de los costes en la distribución o venta). Además del mantenimiento de una infraestructura para la distribución (página web, posible contrato de una gestora para la contabilidad y llevar al día el pago de impuestos, mantenimiento del RETA, etcétera).

Además hay otros costes que no incluyo y que pueden significar el triunfo o el fracaso de un primer libro, me refiero a los costes de publicidad y promoción (en algunas editoriales-imprentas que se dedican a esto de los que quieren autopublicarse, por ejemplo, presentar un libro en una librería física cuesta unos 200 euros, o redactar una nota de prensa y mandarla a una colectividad de medios al rededor de 75 euros). Estos costes pueden ser bastante elevados, pero deben ir acompañados de un retorno real. Hay otras formas de publicidad y de autopromoción, boca a boca, gente que ya tiene un público y quiere cambiar de tipo de vida por mantenerse solo escribiendo, que pueden ayudar a ahorrar estos costes (o, incluso, eliminarlos).

Ventas: precio de venta y amortización del primer libro
He estado buscando indicadores de medias de venta de libros electrónicos para saber cuál puede ser una aspiración realista, y no he encontrado. Una de las pocas referencias claras que he visto fue un autor que puso «gratis» su libro y en dos años se descargaron unas 42 mil veces, ese mismo libro se ha publicado posterioromente por un sello especializado en ciberlibros (que tiene una política de precios bastante buena, y apuesta por no poner DRM en tanto que es una incomodidad, dicen, para el lector, y no sirve para impedir copias). Los libros no tienen infinitas ventas aunque se puedan hacer infinitas copias. Ni siquiera tienen infinitas descargas aunque estén gratis.

No es realista pensar que un libro se amortizaría en un año, ni siquiera en dos. Un escritor, para vivir de publicar, tiene que mantener, además, una publicación constante (¿un libro al año?), al final deberá tener varios libros a la venta a la vez. El coste de hacer un libro no es el mismo que el que queda después de amortizar el primer coste, tampoco tiende a cero después de la amortización (pero sí puede bajar significativamente, y mientras más libros publicados tenga y más ventas mantenga, el coste se distribuye entre más unidades), el sello mencionado anteriormente tiene una política en que las novedades son relativamente caras (desde 4,99€ hasta 9,9€) mientras que los de fondo son más que atractivos (desde 0,99€, donde se encuentran la mayoría, hasta 3,99€). En Amazon comentan que funcionan mejor los libros electrónicos con precios bajos que con precios altos (esto es, tienen un beneficio final más elevado, en tanto que venden muchas más copias). Aunque ellos mismos ponen un mínimo de 2,60€ para los autores que elijan un «royalty» del 70% (ese mínimo de 0,86€ lo dejan para libros de menos de 3 MB y en el que el autor solo recibe el 35%).

Supra comenté que acá íbamos a considerar los costes de distribución principales, esto es, impuestos de venta (IVA en concreto, que para los libros electrónicos sigue siendo del 18% en España) y comisión o coste de las pasarelas de pago, para micropagos lo más barato que encontré (dando un servicio bastante amplio) fue 5%+0,05€ por unidad vendida, sin coste fijo. ¿Por qué una pasarela de pago y no una transferencia bancaria simple? Porque buscamos inmediatez en la venta, si para una unidad que vale entre 0,99€ y 4,99€ el autor obliga al comprador a ir a un banco, ingresar el dinero, y esperar a que el autor le mande un correo electrónico con el libro, apaga y vámonos. Además, mantener una cuenta tiene un coste que no lo he incluido (digamos que es la cuenta que ya tiene y cuyo coste ya cubre de forma habitual).

No sé si incluir el coste del servidor web. Para que se tenga en cuenta, puede rondar entre los 28€ anuales y los 45€, siempre en lo más básico y barato. Existen multitud de servicios gratuitos de alojamiento, pero no hay que olvidar la importancia del dominio propio, que puede salir bastante barato (entre 2€ y 11€ al año). Si se opta por el yo me lo guiso, yo me lo como, esto es, por la autodistribución, deberíamos sumar a los costes de la actividad uno anual por el dominio, servidor, y posiblemente coste de mantenimiento (u horas de trabajo en el mismo). Algunos de estos costes pueden ser deducibles en el IVA.

¿Y si se prefiere distribuir mediante Amazon, Lulu, Bubok, Libook, iBookstore…? A veces se presentan como medios gratuitos («publica gratis»), mas no lo son, lo que hacen estas plataformas (además de dar visibilidad) es despreocupar al autor sobre el tema de los impuestos (cada una se debe encargar del pago de los impuestos de ventas y demás) y de las pasarelas de pago, pero ya le cobran al autor (entre el 20% y el 65%) por la distribución, sin cuotas fijas, pero sí por venta. Pero pueden ser una buena opción (sobre todo de cara al primer libro) por esos dos puntos: Despreocupación sobre los impuestos indirectos y costes de las pasarelas de publicación y visibilidad. Tiene un coste, insisto. Algunas, como pueden ver en el cuadro, dan más beneficios que la auto-distribución, esto se debe básicamente a que pagan un impuesto sobre el valor añadido distinto y tienen una estructura de costes de los medios de pago más bajos (por volumen). Ingresos netos (antes de impuestos directos) para el autor según medio de distribución en el cuadro 3:

Cuadro 3: Ganancia neta según forma de distribución/venta por unidad
PVP Auto-distribución* Amazon (Europa) Bubok/Lulu/Libook iBookstore***
35,00% 70,00%** 80,00%
0,99 € 0,76 € 0,35 € 0,79 € 0,54 €
1,99 € 1,53 € 0,70 € 1,59 € 1,09 €
2,99 € 2,30 € 1,05 € 2,01 € 2,39 € 1,64 €
4,99 € 3,84 € 1,75 € 3,41 € 3,99 € 2,73 €
*Se incluye como coste el precio de la pasarela de pago (5%+0,05€) y el pago del 18% sobre el PVP. No se incluye coste de dominio/servidor.
**Aunque se anuncia como una retribución del 70% al autor, tiene una base distinta al precio de venta, en tanto que se pagan unos «gastos de envío» por el «peso» (en KB) del libro, asumimos el peso de 1 MB (0,12€) teniendo en cuenta que redondean al alza con un mínimo de 0,01€ por KB. Para acceder a este programa el precio mínimo es de 2,60€ y solo se aplica a las ventas con destino a la UE.
***No usa porcentajes, sino unas tablas, según un precio dado te pagan una cantidad determinada.

¿Y los impuestos directos? Las actividades económicas de una persona física van a su IRPF, así que es ahí donde se pagan los directos. Teniendo en cuenta los ingresos básicos que manejamos, reducciones y demás, el IRPF será bajo y muy relacionado a lo que pagaría una persona con esos ingresos si fuera un asalariado (con la diferencia de que no hay retenciones de por medio, al menos en principio, con lo que tocará pagar). Ahora bien, resulta muy variable como para tenerlo en cuenta, y bastante bajo.

Así que ya tenemos un coste por libro inicial y un beneficio neto por unidad vendida, toca dividir para saber cuándo amortizamos ese primer libro. Y así queda reflejado en el cuadro 4:

Cuadro 4: Ventas necesarias para amortizar los costes básicos

Beneficio por unidad vendida
Coste laboral Coste editorial Coste total
Medio 12.903,64 € 843,33 € 13.746,97 €
Autodistribución 0,76 € 16938 1107 18045
1,53 € 8424 551 8974
2,30 € 5606 366 5972
3,84 € 3359 220 3578
Amazon (35) 0,35 € 37240 2434 39674
0,70 € 18526 1211 19737
1,05 € 12330 806 13136
1,75 € 7388 483 7871
Amazon (70) 2,01 € 6423 420 6843
3,41 € 3785 247 4033
Bubok/Lulu/Libook (80) 0,79 € 16292 1065 17357
1,59 € 8105 530 8635
2,39 € 5394 353 5747
3,99 € 3232 211 3444
iBookstore 0,54 € 23896 1562 25457
1,09 € 11838 774 12612
1,64 € 7868 514 8382
2,73 € 4727 309 5036
Nota: datos según los cuadros anteriores.

Las ventas de los libros no son lineales, tiene picos, sobre todo se venden mucho durante un bum y luego cae, seguido de otras épocas con pico (como las ferias, que tienen un coste para participar en las mismas, navidades, etc.), estamos hablando de un cálculo anual. También puede que un libro tenga su primera explosión después de un tiempo de salido, por lo que sea. Está claro que quien quiera vivir de vender libros debe pensar en conseguir la venta de varios miles de los mismos para cubrir los costes, contando los laborales. 37 mil libros es una burrada de ventas, pero es que tres mil quinientos también lo es. Claro que hablamos de una persona que quiere vivir de vender, con lo que debe asumir que debe vender mucho.

Unas notas finales
El autor que quiere vivir de ello y se autopublica (se autodistribuya o no) debe tener en cuenta «de verdad» los distintos costes (incluidos o no en esta guía-ficción) de su actividad, y la estrategia que adoptará. En estos costes totales y finales hay que tener en cuenta que se debe mantener el pago anual de la seguridad social y la plataforma, esto es, que el coste anual nunca es cero, salvo que se cese en la actividad totalmente. No importa tanto cuántos libros publicados se tengan, sino el número total de ventas anuales (donde se deben sumar todos los libros publicados/vendidos), aunque un autor que quiera vivir de ello debe aspirar a un aumento constante de las ventas anuales (y también de la retribución final), o al menos que se «estanquen» en un nivel satisfactorio, así como a ir publicando siempre nuevos volúmenes.

Sobre las estrategias de precios tenemos, por ejemplo, la de mantener todos los libros a 0,99€ (esperando vender 20 mil al año), o de distinguir libros amortizados de los no amortizados (o temporalmente, novedades a 2,99€, libros entre tres y cinco años a 0,99€, luego gratis o incluido en los nuevos) u otras fórmulas mixtas. Debe tener en cuenta el «salario» anual (he colocado una retribución de 850, pero puede ser superior) y el coste laboral real (seguridad social). Y estrategias de distribución y promoción también claras. Otra opción es vender partes y no enteros (antiguamente lo normal es que las novelas se publicaran en fascículos o folletines, ¡Los tres mosqueteros se publicó así!, las novelas de un determinado género, es cierto), o dar ambas opciones.

Las plataformas de distribución, aunque van realmente contra la desintermediación, y en cierta medida contra la propia idea de autopublicación, están siendo el medio preferido para rentabilizar los libros, al menos eso se afirma en «Situación actual y perspectivas del libro digital en España II. La producción española de libros digitales y su distribución y venta en la Red» (marzo 2012, PDF), del Observatorio de la Lectura y el Libro (Secretaría de Estado de Cultura), el 80% de la facturación de libros electrónicos en 2010 venía de las plataformas (desde genéricas como Amazon a las creadas por grupos editoriales), siendo residuales y en disminución la venta por medio de la página del propio editor y de «otros canales». Acá el tirón de oreja se lo tienen que llevar los consumidores/lectores, que prefieren amarrarse a un quiosco digital que el explorar la red, prefieren la centralización a la libertad (cambiamos de intermediarios a peor). El autor deberá ir a donde está su público aunque eso no (me) guste.

También se debe tener en cuenta lo competitivo que resulta el mercado editorial (en España se registraron en la Agencia Española del ISBN algo más de veinte mil libros electrónicos durante 2011, sumen los que se registran en todo el mundo y los que se publican sin ISBN).

Excurso: En todo esto, si leen el informe sobre la Situación actual… antes enlazado, encontrarán una clara preferencia de todos los que piensan en los lectores (pequeñas editoriales, sellos enfocados al mercado digital y demás) por quitar el DRM. Cierto que algunos «optan» por un «DRM propio» (para evitar un absurdo doble registro con el de una compañía que no son ellos), pero en la mayoría se ve el entendimiento de que el DRM dificulta la experiencia del usuario y no cumple el requisito de «impedir la piratería», con lo que es incómodo, ineficiente e, incluso, desincentiva la compra del libro digital. Vamos, lo que muchos mantienen (mantenemos) desde hace tiempo y que las grandes editoras no se quieren enterar. Pero al menos muchos jugadores se dan cuenta y tienden a ello, pues bienvenido sea.

*Hablo todo el tiempo de «ventas», con esto estoy considerando que el archivo es efectivamente «vendido» al lector, este podrá hacer con el archivo lo que quiera, contando el préstamo o reventa. Como dije al comienzo de la entrada, esto va de quien quiere vivir vendiendo su obra, no «alquilando» copias en que restringe derechos a los lectores (mediante DRM).

6 comentarios en «El coste de la autoedición (o algo así)»

  1. Felicidades por el post, por fin alguien plasma en números lo que pocos intuían.

    Por cierto, si encima has de perder tiempo denunciando las webs que cuelgan tu libro pirateado la cosa se pone aún más cuesta arriba.

  2. Estimado autor,
    Disculpe que discrepe con usted pero por esa regla de tres:
    ¿Cuál es el coste de salir de parranda a lo largo del año?
    Coste = equivalencia laboral + inversión personal
    La escritura inclusive llega a ser terapéutica y por lo general hay quien escribe para regalar. En este sentido: ¿Se puede poner precio al legado?
    Hay que segregar antes de evaluar para de esa manera consensuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.