2 Comments

  1. Morena

    Yo estoy en contra de que estés en contra de la brevedad, o si lo quieres de la profundidad. Cada una es necesaria en su contexto, en su momento, debe haber para todos en breve y en largo, cosa que el que quiere profundizar lo hace y al que no le interesa, que se entere en breve, peor es que nunca sepa nada. Ya es cosa de cada uno querer quedarse en la superficie para siempre.

  2. Jomra

    Salud

    Indudablemente cada una tiene su contexto y su necesidad, si se necesita inmediatez, si por temas de formato o porque no se necesita profundidad alguna, la superficialidad o brevedad (creo que no debí mezclar con tanta alegría ambos conceptos) vienen bien…

    Lo que digo, o quería decir, es que la brevedad y superficialidad (ahí sí que juntos) ganan terreno en campos que no son el suyo (o no debieran serlo). ¿Es posible un debate en cinco minutos? Porque ese formato gana terreno en buenos programas por Internet. Fíjese como su programa de A bolso abierto dura más de media hora relativamente centrado en un tema, es mucho más profundo que la media de opinión/información que se está generando (y se genera pensando en audiencias que no aguantan más de 3 minutos con un tema, o que no tienen más tiempo).

    «cosa que el que quiere profundizar lo hace y al que se entere en breve, peor es que nunca sepa nada»
    Ahí no sabría qué decirle, sobre lo primero es cierto, quien quiera profundizar ahora más que nunca puede. Pero mucha información leída en solo titular y la entradilla es más desinformador que informador.

    Reconozco, también, que soy «malo» resumiendo, y esta entrada es un buen ejemplo, con 600 palabras ni un ejemplo pude poner, no me cabía, jejeje.

    Hasta luego y gracias por el comentario ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.