4 Comments

  1. Estimado Jomra:
    Lo que mas rescato de tu post, más allá de las didácticas verdades que presentas, es que te hayas ocupada de pegarle algunos sablazos al personajillo de marras. En nuestro lacerado país, al igual que en nuestras casas, muy pocos o nadie quiere encargarse de sacar la basura.
    Los “ilustres” peruanos y peruanas que sirvieron de “llenadores” de la combi fúnebre del fujimorismo y que, aun hoy, siguen sirviendo de cortesanos y cortesanas de esa piara enfermiza, suelen ser impermeables ante el aguacero de críticas que sí ha mojado a otros. La consecuencia más grave de la apertura de piernas de algunos “notables” ante la sanguijuela fujimorista, no es que hayan sucumbido a la tentación como tantos otros políticos, clérigos, militares y rapaces de la misma especie. Lo más grave es que hayan sido y sigan siendo instrumento de legitimidad de un chanchullo a gran escala, una especie de certificado de honestidad para la puta de babilonia. “Fíjate, hija, que hasta Martita Hildebrandt es fujimorista, como se puede decir que el movimiento es malo”; “hay comadre, yo apoyo al chino porque hasta Pablo Macera fue su congresista”; “Fujimori debe ser inocente porque un “reconocido” constitucionalista como Valle Riestra lo defiende”. La lista de frases comunes entre los fujimoristas de a píe, para encontrar justificable su membresía, podría extenderse hasta el último piso del centro cívico de Lima. Es decir que hemos olvidado que hasta los intelectuales pueden tener el corazón plano como una moneda y el bolsillo tan profundo como el cañón del Colca. La presencia de uno que otro “respetable” de pacotilla entre la bandada de buitres que constituye el movimiento fujimorista, solo debería servir para desnudarlos en público y dejarlos vestidos solo con sus pendones intelectuales, colgando como signos ridículos de su pequeñez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.