Sobre gastos y electoralismo

Hace no demasiado el gobierno, en un alarde electoralista, decidió que todos los que tuvieran un hijo recibirían por el recién nacido unos dos mil quinientos euros (lo cual trajo una serie de burlas que llevó, sea recordado, al secuestro de El Jueves). El PP saltó en que eso era un gasto demasiado grande, una medida electoralista, y tal con pascual. Básicamente defendió que era demasiado cara la medida. A la par que recordaba que en su programa de gobierno este «cheque de natalidad» era de tres mil euros y no de dos mil quinientos (ahora cualquiera con dos dedos de frente se debe preguntar si los tres mil no son más caros que los dos mil quinientos, y si la suya era una buena propuesta por qué la del PSOE no). Ahora el PP quiere ampliar el unos 5 meses a los padres agraciados con el cheque. Si la medida es tan cara e inviable: ¿Por qué en vez de intentar que no se apruebe la quieren ampliar -con lo que saldría más caro-?

[Siga leyendo…]

Banderas y cabezonería

No entiendo. Realmente hay veces que no entiendo al Partido Popular (PP). No sé si lo suyo es falta de memoria o cinismo puro y duro. En los últimos días siempre intenta colar el recuerdo de las banderas españolas que no ondean en distintos ayuntamientos, y acusa a la ejecutiva de «permitir» que esto suceda (incumplimiento de una ley, sea dicho) y el, además, haber fomentado que no se ice la bandera rojigualda. Todo esto desde una absurda polémica tras una sentencia que decía lo obvio: Es obligatorio que ondee la enseña de todos.

[Siga leyendo…]