Consejo de Seguridad de la ONU: Al servicio de EUA

El funcionamiento del Consejo de Seguridad de la ONU es simple, hace lo que Estados Unidos quiere a no ser que Rusia o China se opongan, por el motivo que sea, de forma frontal. Así pues, la ONU, que funciona en los temas “importantísimos” a golpe de resoluciones del CSONU, se ve pasando situaciones como la actual. Este viernes se ha aprobado, por unanimidad, una resolución que amplía la misión de la ONU en Iraq. Esta nueva resolución busca que la ONU resuelva un entuerto empeorado, muy empeorado, por la ocupación estadounidense y de sus aliados (porque ya existía el problema, acallado bajo las armas de un régimen dictatorial, pero nunca con ese cariz de guerra civil permanente que ha alcanzado), así pues, la ONU tiene, básicamente, la responsabilidad de mediar entre los distintos grupos religiosos y conseguir que dejen de matarse.

Hace un par de días justo escribía sobre la gran idea de EUA de pasar el problema a la ONU, que tanto se opuso a esta guerra (desde su Asamblea y su Secretario General, en tanto que el CSONU estaba tomado por la fuerza, incapaz de hacer nada salvo el ridículo, cuando un país con veto se pasa por el forro de las narices toda la carta de las Naciones Unidas y decide invadir otro país), así que no quiero repetirme mucho, lo que quería decir sobre las intenciones de EUA está en esa entrada…

Hoy se terminaba la misión asistencialista en Iraq por parte de la ONU, era previsible que se renovara resolución permitiendo una prórroga de la misión. Es triste, en cambio, que se amplíe de esta manera, que la ONU tenga que sacar la cara por un Estado que causa más problemas de los que ayuda a solucionar, máxime cuando tiene una grandísima capacidad para solucionarlos, y que si se pone las botas y el overol, sabemos que puede hacerlo. Pero no, prefiere seguir mirando por el bolsillo de unos pocos, gastando miles de millones en armas, ya sea para sí misma o dando el dinero a otros para que les compren las armas a ellos (que sí, que eso es lo que han hecho en el último movimiento armamentístico en medio oriente), y que se dedica a tirar leña al fuego, a amenazar, y a quejarse de lo mal que estaría el mundo si ellos no estuvieran ahí, para derrocar a los dictadores (en muchos casos, que ellos apoyaron o pusieron)… En fin, la historia que ya conocemos. Y ahora todo el mundo a pagar los trastos rotos por el niño grande, y señor de la casa mundial.

La ONU, a sabiendas que al final se tendría que bajar los pantalones, ya sea por puro humanismo para con los iraquíes, o por dominación perpetua del CSONU, debió aprovechar para negociar un poquito y conseguir algo de Estados Unidos, de ese gobierno que tras tantos años de darle la espalda ahora se ponía a gritar auxilio, debió pedirle que, cuanto menos, EUA quedase sometido sin reservas al Tribunal Penal Internacional, y que todos los cascos azules estadounidenses rendirían cuentas, como otros tantos cascos azules, frente al TPI si es que incumplían las normas básicas de las misiones de paz. Pero no, como mucho, han conseguido que EUA prometa que mejorará la seguridad para que luego la ONU se encargue de una guerra que aún no acaba, y que a ellos, más que muertos, les está costando votos. Y los muertos se soportan (gracias a los ingresos -billonarios- de todos los negocios realizados entorno a Iraq -que no todo es petróleo amigos-), pero perder votos sí que duele.

Iraq y la ocupación en esta bitácora:

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *