De la balcanización a la destrucción laica

O algo así. Es increíble. Antonio Cañizares, Arzobispo de Toledo y Vicepresidente de la Conferencia Episcopal, ha realizado unas declaraciones la mar de curiosas, que demuestran que algunas personas aún no asumen el sano final del nacional-catolicismo en España, tras la muerte del llamado generalísimo, esto es, Franco. «España será cristiana o no será España», a la par que afirmó que España está en un proceso de «destrucción» que «en el fondo es un proyecto laicista». Aunque claro, estas declaraciones, totalmente fuera de sentido alguno, se ven opacadas por las perlas que espetó durante la homilía de ayer, como podemos leerlas en El Plural.

El Cardenal y Arzobispo de Toledo, Cañizares, no se corta un pelo en decir que una España cristiana sería una España más unida, que el origen de España está en la fe cristiana y en la unidad católica, y que para que España siga siendo tal, deberá mantener esa fe y origen. Esto me recuerda unas declaraciones de la Conferencia, que prácticamente elevó a «sagrada» la Unidad De España, esa grande y libre que muchos amantes de los pollos aún añoran a más no poder.

España no es católica en tanto que España es un Estado aconfesional, y fue un Estado Laico durante la Segunda República. Parece una perogrullada tener que decir esto, pero mucha gente, por lo visto, aún no se entera de estas cosas. En su casa cada quien podrá profesar la religión que quiera, adorar al Dios que más le convenga o decidir que no existe Dios alguno, y no pasa nada, España seguirá siendo lo que sus ciudadanos decidan en cada momento, no lo que Dios quiera, a no ser que interpretemos su voluntad por medio de la democracia, que ahí sí, al menos tendríamos la garantía demócrata de ciertos cristianos que cantan el Cara al Sol con un orgullo que da miedo y grima a la par.

La «unidad» de España o el propio origen del País (o del Estado – Nación) poco tienen que ver con la religión, por más que muchos reyes y gobernantes hayan sido católicos y hayan realizado matanzas o expulsiones en nombre de una religión que no entendieron, de un mensaje que no quisieron comprender y con una espada que chocaba frontalmente con los valores que el Papa, siempre manipulador, se olvidó de dar. La religión, efectivamente, ha jugado un papel importante en la historia de España (y de occidente), pero de ahí a sacar todo lo bueno (o malo) de un sólo hecho es, cuanto menos, un simplismo repudiable. ¿Pero qué se puede esperar de Cañizares? Cañizares es de la vieja escuela, de los que defienden lo que se enseñaba en el Franquismo.

Hace no mucho me entretenía leyendo un libro de texto español de 1961, tal vez algo más viejo (de finales de los cincuenta), y efectivamente, el eje de todo el libro era la religión católica y una unidad de España desde muchos siglos antes de que la palabra siquiera existiera para denominar a toda la península ibérica. Cuando digo que todo en el libro giraba en torno a la Iglesia, no me refiero a toda la parte de la historia o la moral, me refiero a las ciencias, las artes, la historia y la literatura, todo empezaba y acababa en Dios, y en una interpretación irreal de la realidad española. Lo irónico es que quienes se quejan de la educación ciertamente manipulada en ciertas zonas de España añoran por completo unos libros y educación aún más manipulados, donde los romanos caían por ser pecadores, donde los Españoles (con mayúscula y ese nombre) resistían fieles a cualquier invasión cartaginense, donde los santos eran pilares de sociedades que casi no les conocieron, donde la reconquista fue una gran cruzada para arrebatar al infiel tierras siempre unidas, donde la segunda república contaba con una breve nota graficada con una iglesia quemándose (tal cual lo digo) en donde, poco más, y se decía que el Diablo había echado al Rey.

Volviendo, si es que alguna vez nos hemos apartado, al nacional-catolicista Cañizares, en su particular apreciación, España se rompe, y no lo hace por los nacionalismos independentistas, que cansados como están de la Una, Grande y Libre deciden que si hay una torta que repartir, que sea entre los vecinos y no entre los considerados extranjeros (insolidarios les llamamos en mi tierra, por acá simplemente nacionalistas), a lo que vamos, España se rompe, o se balcaniza, como dijera un insigne del Partido Popular (democristiano, se supone, liberal dicen, centrista aseguran, fascista parece), y se rompe por el laicismo. Laicismo que no es tal, aconfensionalismo como mucho.

Se habla de la degradación de la familia, se les olvida decir que para ellos la familia es un concepto cerrado, caciquil y jerárquico, que por suerte la mayor parte de la sociedad va superando, la familia no se ha acabado, como afirmaban al momento de ser aprobados los matrimonios entre personas del mismo sexo, ni siquiera se ha roto el concepto tradicional, que sigue funcionando para las familias que vivan bajo ese concepto, como siempre ha sido. La familia se rompe, culpa de los divorcios, aprobados ya hace muchos lustros y que no han acabado con la familia, incluso cabria recordar cómo muchos nacional catolicistas de toda la vida, en su momento, hicieron correr ríos de tinta contra el divorcio, el fin de la familia auguraron, y ahora están calladitos, manteniendo ese nacional catolicismo rancio a la par que ya se han divorciado y establecido nuevas y, espero, felices familias. El aborto destruye a la familia, asegura. ¿Qué sabe este hombre de las familias? ¿Por qué mezcla churras con merinas?

Habla, el que se cree ilustre y excelencia, de un Estado que ataca a la familia, se olvida, este hombre cercano a Dios, que se ha ampliado el concepto jurídico de la institución familia, incluyendo a más grupos bajo la protección de tan antigua institución (beneficioso para todos), se olvida que la principal preocupación del Estado, de la Sociedad, es el individuo, que no hay nada sagrado como tal puesto que el Estado no es confesional, que gracias a las nuevas normas que, para él atacan a la familia, nunca habían estado tan protegidas esas otras familias olvidadas por unos hombres que se creen reyes.

Pero nada de esto quiere saber quien aboga por el borreguismo social bajo su batuta, quien se cree con más moral que ningún otro, quien ve una amenaza la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que al margen de posibles manipulaciones puntuales (todas las asignaturas están sujetas a la misma), intenta impulsar el respeto por el otro, el deseo del cumplimiento de unos derechos humanos tan olvidados, incluso, por partes importantes de esa iglesia católica que si no adoctrina a sus fieles se ve amenazada por una razón que no debiera chocar con ella.

Pero claro, para este sujeto «hay un ambiente que dificulta que la fe de los débiles pueda mantenerse», y todo ello por un, lamentablemente, inexistente laicismo del gobierno que aún paga las facturas de la Iglesia. ¿La fe de los débiles? ¿Dificulta? ¡Nada de lo acusado por Cañizares como laicismo destructor de España dificulta de forma alguna la práctica de una religión por nadie! Mucho menos de la religión Católica, mayoritaria entre los españoles, que cuenta con edificios y instalaciones en todos lados, que cuenta con medios de comunicación afines o propios, que ha vivido en el privilegio durante casi toda su historia en España. Por favor, ¿Cómo puede tener tanta cara este sujeto? No hay nada, absolutamente nada, que impida a un católico ser católico y realizar todo según su religión, o lo que él cree que su fe manda. Pero este sujeto quiere imponer su visión del mundo, y utiliza el sentimiento religioso como arma arrojadiza.

8 Comments

  1. Los curas en España tienen un problema: se están empezando a creer lo que predica su periodista estrella (Federico Jiménez Losantos) en las mañanas de la COPE (la radio del obispado).

  2. Jomra

    Saludos

    Será un gran día aquél en el que los curas de base se rebelen de forma pública a esos jerarcas que pervierten el catolisismo para convertirlo en un rancio cuasifascismo, y cuando dejen de escuchar «en serio» o con tanto seguidismo a ese ¿periodista?

    O que estos sujetos, los altos jerarcas, se escuchen bien, a sí mismos, y se den cuenta de las burradas que están pregonando.

    Hasta luego y gracias por el comentario ;)

  3. Efectivamente las declaraciones de Cañizares son excesivas, y yo si creo que España esta amenazada pero no por el laicismo sino por los separatismos, y el tema de la religion va completamente por separado pues tenemos curas muy abertzales, como los que se vio en el reportaje «en el nombre del padre». Otro si digo que la derecha nacionalista como el CiU y el PNV tambien son muy catolicos.

    Pero una cosa si es cierta, se esta cambiando la definicion juridica del matrimonio, y diras que tambien se cambio al incluir el divorcio, peroooo el detalle es que no todas las culturas consideraban indisoluble el matrimonio pero lo que siempre se ha tenido en comun es que la institucion historicamente se ha definido como relacion entre hombre y mujer(es) asi que este cambio si es muy radical, asi que como te comente una vez no conviene disfrazar de ampliacion de derechos (un gay hombre podia casarse, no estaba impedido de hacerlo pero con una mujer, y siempre ha habido quienes aceptaran esa situacion) lo que es una redefinicion.

    Otro si digo, a proposito de la balcanizacion…. una nacion no tiene el derecho de defenderse (y no necesariamente hablo de manera militar) y asegurar su continuidad historica? Debe permitirse el acoso y derribo que esta ocurriendo mediante las «politicas lingüisticas»? Tambien nos olvidamos de que viene la «E» del PSOE y del Partido Comunista….

  4. Jomra

    Saludos

    Interesante comentario, iré por partes, que sino me pierdo:

    A.- Sí, CiU y PNV son nacional catolicistas, sólo que tienen otro concepto de nación, y es algo que no recordé poner en el artículo, ellos son los «separatistas» (parte de los separatistas, si se prefiere), y profesan la misma religión. No es un tema religioso, pero en el ideario nacional catolicista español sí resulta lo mismo, o sea, hay una identificación patria-Estado-religión (como lo hay, sin mucho problema, en el ideario de Sabino Arana -se quejaba de lo poco practicante que resultaban los castellanos en Vizcaya, por ejemplo-).

    B.- Más allá de que sea una redifinición de «matrimonio», sí es una ampliación de derechos, entiendo que no puede haber concentimiento válido en un matrimonio entre una persona homosexual y una heterosexual cuando: a.- Se casan por conveniencia, b.- Se casan sin que la parte heterosexual conozca la homosexualidad de la otra persona de la pareja, la c no la recuerdo, pero sí había una C. En todo caso, no tendría un derecho efectivo al matrimonio al hacer imposible un concentimiento válido. Pero, convendrá conmigo, Don Ernesto, que esto no ataca a la familia en ningún caso, esto es, se puede estar de acuerdo o no con el nombre, pero no se puede decir que esto «ataca a la familia» (entre otras cosas, porque al margen del derecho, las parejas homosexuales YA SON familias, y ya lo eran desde antes de la ley), y la ley no tiene nada que ver con la cantidad de personas que sean homosexuales (y aunque lo tuviera, eso no puede ser un «problema»).

    C.- Esa es pregunta con trampa y con error de base :P. Si hablamos de culturas (más que de naciones), ninguna debe ser «atacada» y todas pueden y deben «defenderse», muchas cosas que pasan con respecto a quienes se sienten españoles en ciertas zonas (o no se sienten en otras -que de todo hay-) es condenable y bastante opresivo, ya sea en «temas de idioma», o en «temas de historia», me parece que en el texto presente hago alguna referencia.

    No creo en el Estado-Nación, así que no puedo defender la independencia por ese lado (postura del PNV, CiU, y otros tantos), ni la unidad de España por el mismo (postura del PP, DN, y otros tantos). El PSOE se olvida de la S, de la O y de la E, pero eso no es nuevo :P, el PSOE tiene pocas cosas claras.

    Por parte del PCE, recordemos que es un partido federalista y comunista, defiende España pero no como un estado-nación unitario. Recordemos a su vez que Lenin era partidario de la autodeterminación de los pueblos interpretando el marxismo, así que no veo mucha contradicción (no me gusta que el EPK diga que es «nacional», pero leyendo y conociendo su discurso, anteponen el hecho de clase sobre el supuesto hecho nacional).

    Por cierto, cito al EPK con respecto al proyecto Ibarretxe (comunicado oficial): «Constatar que tanto Izquierda Unida Federal como Ezker Batua han manifestado con claridad que el Plan Ibarretxe no es nuestro Proyecto y que nuestro modelo basado en la construcción de un Estado Federal, plurinacional, democrático y solidario nada tiene que ver con las propuestas nacionalistas. (…) Desde el PCE-EPK vemos con preocupación la continua deriva nacionalista de la política que viene practicando Ezker Batua, más acorde con la línea estratégica diseñada por sus socios de Gobierno, PNV y EA, que con los acuerdos de su propia organización y de su organización Federal.»

    Otra cosa es IU-Verdes, que no saben por donde van, a donde van, qué quieren y por qué lo quieren, desde hace tiempo soy de los partidarios de que PCE abandone el proyecto que en su momento impulsó, aunque eso le cueste la presencia en el Congreso, al menos sería un acto de coherencia.

    Hasta Luego ;)

    PD: Aún tengo pendientes unos comentarios sobre los textos preparatorios al primer congreso del PCE tras la legalización al final del franquismo, en unos documentos se discute mucho sobre estos temas, y más o menos siguen la misma línea desde ese entonces (si no me equivoco).

  5. A) Justamente es lo que queria decir, mal podria acusar Cañizares al laicismo de la amenaza a España, si la «verdadera» amenaza es catolica como el, ironico.

    B) Al margen de las objeciones que comentas, lo que queria dejar claro es que un homosexual legalmente no estaba impedido de contraer matrimonio, ahora los lamentables inconvenientes que le hubiera causado a su pareja heterosexual es otra cosa, aunque las cosas son cada vez mas extrañas, lei del caso de un matrimonio donde el es gay y tiene el permiso de darse una escapada de vez en cuando, ella lo sabe y sigue enamorada de el y el de ella. Puede que no sea un «ataque directo» pero si un cambio a la definicion que la propia sociedad hace de algunas cosas, por lo que el debate no ha sido lo suficientemente amplio.

    Yo si creo en los Estado-Nacion, entonces los argumentos ya divergen desde ahi.

    Con respecto a los grupos comunistas, lo que me parecio leer es que los grupos nacionalistas no pudieron llegar a entendimientos (en la epoca del franquisto) con ellos justamente por discrepancias en el ambito de la lucha, ya que las predicas «nacionalistas» eran el caso opuesto al «internacionalismo» propugnado en ese entonces por lo partidos comunistas del mundo. Ademas recordemos algo: «antes roja que rota», lo cual indica que dentro de la diferencia del modelo politico (federalismo vs. unitarismo en una epoca en que no existia la idea de autonomias) los comunistas generalmente veian a España como el ambito de su accion y no solo a su region/nacion.

  6. Jomra

    Saludos

    B.- (Que en A estamos totalmente de acuerdo) Ese hombre no es «tan» homosexual, si realmente está enamorado de su mujer. También demuestra las limitaciones del matrimonio monógamo al no poder saciar sus necesidades familiares y sexuales dentro del matrimonio :P. La gran mayoría de mujeres heterosexuales cuando su marido ha salido del armario han pedido, en el momento, el divorcio, así que realmente medió engaño y, por tanto, error en el concentimiento. Creo que hay que diferenciar, en todo caso, el «ataque a la familia» de la «ampliación de concepto» de la misma, también se dijo, en su momento, que era un ataque a la familia y al honor reconocer la igualdad de los hijos al margen de su origen extramatrimonial, bastardo, infiel, o lo que sea. El problema de Cañizares acá es que mezcla los temas, eso es lo que «no me gusta».

    C.- Las posturas «federalistas» han existido en España desde el inicio del constitucionalismo (más o menos), y normalmente han sido defendidas por la izquierda, aunque existían partidos (liberales) que también creían en ese federalismo, a veces el problema era definir el «ente federal», esto es, en insignes políticos que llegaron a presidente de Gobierno, el federalismo era municipalista (lo que choca frontalmente con los actuales nacionalistas separatistas). Los comunistas normalmente lo han tenido claro (salvo grupos unitaristas de tendencia maoísta, como los de UCE), federalismo y superación del «Estado Nación».

    Efectivamente, el problema entre el PCE (en particular) y muchos partidos nacionalistas es el «orden de prioridades», el hecho de clase, para el PCE, es prioritario sobre cualquier hecho nacional, mientras que en los nacionalismos (incluso los que se reclaman de izquierda) esto no pasa, y claro, es una distancia insalvable.

    Por otra parte, normalmente en España (al margen de ERC), los partidos nacionalistas eran (antaño) burgueses democristianos, así que ahí tenemos otro punto importante de choque. El reconocer a España como el Estado Federal necesario (o cuasi necesario, muchos hablan de Federación Ibérica e incluyen a Portugal en estos planes) ya es una muestra de «no nacionalismo» en tanto que se ve el marco de convivencia actual como el óptimo para desarrollar el necesario internacionalismo, a ello le sumamos el origen obrero de los movimientos del PCE, y claro, vemos el origen familiar de los integrantes, no sería lógico (no lo es) que un Andaluz en Cataluña o un extremeño en el País Vasco (dos de las zonas con más fuerza, antaño, del movimiento obrero) reclamaran la pureza nacional de dichas zonas para su independencia.

    El autonomismo, en España, existe al menos desde la II República, y el federalismo casi se pone en práctica en la más que fracasada primera República. Y el autonomismo no es lo deseado ni deseable dentro del comunismo, ni dentro del PCE (acá es interesante la declaración de «autonomía es algo que te dan, federación es algo que tú haces», o algo así), y menos si el marco autonomista es asimétrico (el actual lo es -ligeramente-, el de la II lo era descaradamente).

    Y ya como experiencia personal, todos los miembros del EPK que conocí en el PV eran federalistas y estaban en contra de la independencia, pero siempre a favor de la autodeterminación, una cosa es que estés a favor de que puedan decidir y otra que vayas a votar que sí ante la pregunta «¿Quiere usted independizarse?». Y todos, eso sí, eran federalistas, y quieren la autodeterminación como fórmula de construcción federal del estado.

    Hasta Luego ;)

  7. Interesante comentario sobre la idea federalista, yo al respecto tengo una vision mas pragmatica: la administrativa, osea no vamos a hacer federalismo en paises como Uruguay u Holanda, pero seria absurdo no hacerlo en Brasil o USA, tambien esta el tema historico, como los «landers» alemanes y al hablar de historia me refiero a una continuidad de ese modelo. Las dimensiones de la actual España lo colocan casi en lo que no corresponderia (a mi entender) en un pais con necesidad federal, Francia siendo mucho mas grande es un regimen unitario.

    Ahora si el federalismo por alguna circunstancia especial se ve como regimen mas conveniente, debemos recordar que lo que no puede haber son precisamente asimetrias (lo siento Maragall) y otra que en algunos aspectos las competencias de las actuales autonomias van mas alla de la que muchos estados federales.

    El problema con una organizacion de España de tipo federal (recordemos a Maragall nuevamente insistiendo que para el España tiene un caracter federal), es que siendo «estado» (aunque Argentina las llama provincias y otros paises gobernaciones) se tiene el punto de partida para un proceso de particion, ignoro si las constituciones de los paises de regimen federal tienen blindajes o reglamentos para manejar un proceso de separacion.

    El problema con la famosa autodeterminacion es lo de siempre,si el referendum dice que si a la unidad, los separatistas insistiran hasta una nueva oportunidad y asi sucesivamente, pero bastara con UNA vez que se acepte la separacion para que exigan su cumplimiento sin marcha atras. Algun pais ha afrontado un planteamiento de separacion bajo la premisa de «una sola vez y nunca mas»? es que una vez abierta esa posibilidad se estara dale que dale hasta conseguirla jugando al desgaste.

  8. Jomra

    Saludos

    Alemania es federal y es más pequeño que España, Francia es con las justas 175 mil kilómetros cuadrados más grande que España (y en parte es por los territorios de Ultramar, sin contar esos territorios, es más o menos 50 mil kilómetros cuadrados más grande), el tamaño, acá, no importa (más allá del tema «puramente pragmático», en todo caso).

    Si nos fijamos en la «práctica» o el «resultado» (más bien) España ya tiene una estructura federal, más aún, dentro del País Vasco vemos otra estructura federal (los TTHH funcionan de la misma forma que la relación Estado – Autonomía, en lo económico al menos), acá es donde entra el quién da y por qué da (en orden y todo eso), que muchas veces resulta «lo importante».

    Sobre las competencias, pues si hablamos de las fiscales de Navarra y el PV, sí, superan el régimen de prácticamente cualquier estado federal. Pero, por ejemplo, en EUA existen competencias penales y laborales para los Estados, mientras que en España todo eso es competencia exclusiva. Digamos que hay tantos repartos de competencias como Estados existentes. Sobre los blindajes, me parece que la Argentina sí las tiene, la gringa no, la URSS no las tenía, Rusia no las tiene (aunque cuando una parte ha pedido, en estos dos últimos casos, se ha aplastado la posibilidad de autodeterminación de esa parte).

    «Lo que no puede haber son precisamente asimetrias» Totalmente de acuerdo. Más aún, ese es uno de los grandes problemas del actual estado autonómico.

    Por otro lado, me gusta más el modelo federalista municipalista que el planteado por los nacionalistas que ven el federalismo como una posibilidad intermedia entre la independencia y el Estado Unitario.

    Sobre la autodeterminación perpetua, ese es «el problema», la mejor regulación existente en la actualidad es la canadiense. De todas formas ¿Por qué la unión tiene que ser perpetua? En la historia los cambios de fronteras por una y mil razones son innumerables. (Y claro, no me gustan las fronteras, pero ese, otra vez, es otro tema.)

    Hasta Luego ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.