¿Bitácoras rentables?

¿Por qué no? Ah, ¿por la dificultad de ganar algo? ¿Porque es regalar
“dinero” a las grandes empresas publicitarias? ¿Porque desvirtúa el
sentido de las bitácoras? ¿Se necesita una contraprestación económica
para cubrir el esfuerzo que reporta escribir en las bitácoras?
¿Desconfiaríamos en quienes escriben bitácoras por un “sueldo” o con un
“patrocinador”?

Espero no dejarme ninguna de las posibles cuestiones para la reflexión

Creo que varios periódicos han sido bastante inteligentes al incluir Bitácoras en sus portales “interneteros”, así pues, han dado acogida dentro de un medio “tradicional” en un soporte “nuevo” a una herramienta de moda, nada más inteligente, la verdad. Usualmente son periodistas u otros “intelectuales” más o menos conocidos quienes escriben estas bitácoras ¿pierden prestigio acaso? ¿Lo que hacen no es lo mismo que hago yo en esta página? No y sí. Sólo que al leerles, sabes que “pertenecen” a un medio, conoces la línea editorial del mismo, y si has leído antes al bitacorero en cuestión, sabes por donde van sus tiros, por tanto, puedes tener más medios para calibrar (y por tanto, juzgar) la labor del sujeto.

Tenemos demasiados prejuicios en la cabeza, nos negamos a ver más allá de lo que nosotros consideramos lo “correcto” o lo que “debe ser”, nos encanta darle vueltas a que tal o cual “infringe” la esencia de las Bitácoras con tal o cual comportamiento, aunque no sepamos de qué hablamos cuando pensamos en una bitácora, o lo que es peor, reflejamos la idea de Bitácora sobre lo que estamos haciendo (la Bitácora que cada cual lleve, o la preferida que se tenga), en otras palabras, esto se vuelve “lo que yo hago está concorde a esa ‘esencia’, lo que se sale de eso, no cuenta”. Ya he hablado en otra ocasión de una forma más o menos larga sobre este “fenómeno”, así que no me extenderé más sobre la “esencia”, por el simple hecho que no veo la existencia de ninguna concreta, o por lo menos, de una que niegue la posibilidad de ganar unas perras escribiendo una Bitácora.

¿Que le regalamos dinero a las compañías publicitarias? Pues bueno, si alguien cree que poniendo publicidad puede ganar un dinerillo, sobre todo los que tienen alquilado su dominio o, incluso, el alojamiento, pues podría ser una manera de afrontar los gastos, aunque parece que con los de google no te harás millonario ni mucho menos… fui a la página de Adsense para enterarme bien de cómo iba la cosa (que más o menos ya tenía alguna idea) para comprobar que son “poco claros” y muy “publicistas” en sus declaraciones, cosa que no me extraña, puesto que buscan “embaucar” para que te inscribas en su sistema de publicidad… Aunque sí he encontrado un curioso artículo, en Microsiervos, que traduce y analiza otro escrito sobre las ganancias conseguidas o conseguibles con el dichoso servicio… Leyendo los comentarios del mismo, algunos relatan su “experiencia”, uno de ellos con un enlace a una entrada sobre el tema, que la verdad, merece la pena leer. Por lo demás, todos lean los comentarios de ese artículo, hay “de todo”. Uno de los cálculos ofrecidos habla de entre 15 y 20 dólares al mes con un promedio de mil visitas al día (rayos, creo que no tengo mil visitas en todo este tiempo :P), otro habla de más de 6 mil visitas por día y menos de 2 dólares de promedio… Las diferencias, está claro, son efecto de que no es lo mismo una página que otra, ni los lectores de una y otra, o lo adecuada de la publicidad para la página (en las temáticas -sobre todo en algunos “temas”- se consiguen más clics que en otras…), aunque algunos tienen una mucho mejor relación entre “visitas únicas – dinero promedio”, por ejemplo, una bitácora de contenido adulto, con publicidad de google que refuerza a otra de adultos, dice generar 200 euros al mes -promedio- con unas 500 visitas por día (rayos, está bien, no cabe duda)… Bueno, que hay de todo, leñe.

Eso sí, me parece que Google ha sido “lista” al poner el mínimo de sus cheques en 100 dólares (en los envíos regulares), aunque en gran parte es lógico (porque si tuviese que cancelar cada mes "por narices" lo “recaudado” por cada usuario, seguramente mandaría muchísimos cheques de unos pocos centavos de dólar, y eso no sale nada a cuenta)… Sin embargo “En ningún caso, sin embargo, efectuará Google pagos por un saldo devengado inferior a 10 dólares estadounidenses.” (punto 11 de los Términos y Condiciones de Adsense). Al parecer, antes sí que te cancelaban cantidades inferiores (lo que digo, no les saldría a cuenta). Léanse la última parte del punto 11, la verdad es que suena a “abusivo”… pero no me extraña.

Así pues, al parecer, algunos sí pueden hacer un dinero (pequeño pero constante, o curioso como extra), otros no. Pero ¿A qué iba todo esto? Llevo ya un rato buscando y leyendo información y he olvidado la “esencia” del presente ¿pensamiento? (aish, que cerradas tengo las categorías, y cómo pervierto a la pobre de “pensamientos”), jijiji… Nono, que esto pretende, o pretendía, ser algo serio… Así que:

No, definitivamente yo no pondría publicidad en mi bitácora, en su momento, Blogía puso publicidad en sus bitácoras, la verdad es que no me sentó demasiado bien, y fue una de las razones (entre otras tantas) que me llevó a mudar la bitácora… “De Jomra Para el Mundo” sí tiene una publicidad, la que me pone el servidor donde la alojo… y me da una flojera tremenda cambiar (otra vez) el servidor donde tengo dicha página (bueno, también tiene la publicidad de los dominios gratuitos ".tk"). Y no, realmente no me molesta, indigna, me parece un desprestigio, ni nada de eso, quienes usen publicidad en sus páginas, al igual que me es indiferente si ganan un euro al año o 10 mil al mes, lo que mi importa es leerles (en su caso) y que me guste lo que leo.

¿Y las Bitácoras Corporativas? Pues son eso, un apéndice más de la corporación, no tiene más misterios que el ser otra forma de presentar una información que nos quieren meter por donde puedan, oigan, y así al menos tienen a un trabajador escribiendo artículos, puede ser una nueva salida profesional “experto en entradas para bitácoras corporativas”, “trabajo es trabajo”, sin lugar a dudas. ¿Qué tanto podríamos confiar en una Bitácora así? Lo mismo que en la compañía. Por ejemplo, si confías en la compañía, confiarás en lo que la bitácora dice, si no, pues no. No hay que comerse la cabeza con estas cosas…

¿Y los asalariados del mundo de las Bitácoras? Los suertudos :P. No, es broma. Pues bien por ellos. Aunque siempre preferiré saber quien paga lo que leo, de veras, antes de que éste sea un pago “por lo bajo”, así que si deja claro tal o cual bitácora está patrocinada por tal o cual portal (empresa, persona, periódico, asociación cultural de amantes de Heidi, etc), ya dependerá de cada lector el valorar el trabajo del escritor, sin más y sin menos. En cambio, si alguien gana dinero “por lo bajo”, haciéndole la pelota a otro o lo que sea (vamos, que tiene una pluma en favor de alguien que no puede con ella), sería feo enterarse que lo hace simplemente por dinero. La transparencia (y no me refiero a saber cuanto gana, eso me es indiferente), es sinónimo de sinceridad, y siempre viene bien, la verdad. Bueno, sumado a lo que dije al comienzo… se me va la cabeza…

Pues, colorín colorado, esta entrada ha terminado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.