Uf, al parecer, no tendremos que cambiar nuestra postura en el CPI

Hay veces en que los políticos se empeñan en hacer bien su trabajo, pocas veces, pero tal vez las suficientes para que gente como uno no salga a la calle todos los días y a todas horas hasta sacar a patadas (no literalmente) a esa sarta de convenidos. "Toledo y Rumsfeld niegan condiciones para la firma del TLC", bueno, no me creo que, como ellos dicen, sean temas que se tratan totalmente separados. Esto se refiere a esa noticia (preocupante) de que el gobierno de EUA sólo firmaría un Tratado de Libre comercio con Perú si nuestro país planteaba una excepción a la Carta de la Corte Penal Internacional (CPI) en la que dejase claro que los funcionarios gringos (contando a los -abusivos- soldaditos) en Perú serían libres de la jurisdicción Internacional de dicha corte, esto es, la CPI no podría juzgarles.

Estados Unidos de América, negocia los tratados con países como Perú (o sea, a los que se les puede imponer condiciones sin demasiado problema) como cuando te venden sofware propietario (cerrado), te lo empaquetan todo y te lo dan de una forma en que si quieres, no instalas algo, pero ahí está y de todas formas te lo recordarán (de alguna u otra manera), y eso se ve en esta negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC en adelante, que lo otro es muy largo), que tiene más apartados sobre cuestiones no comerciales que sobre las comerciales, incluso en el folleto sobre el tratado te lo dicen (es levemente transparente), y no hablamos de objetivos abstractos, sino de medidas concretas (luego busco unas cuentas, si consigo encontrar el folleto :P). Y si 101 países (como afirma el texto enlazado) tienen firmada la impunidad de los funcionarios gringos, eso no es gratuito ni mucho menos.

Es increíble que una potencia que se muestra como legalista (cumplidora del Derecho, nacional e internacional) tenga tantísimo miedo a los tribunales, claro, ellos realmente saben que sus acciones muchas veces no tienen ni una fachada de legalidad, y no les gusta que otros saquen a los tribunales sus trapitos sucios (aunque haya casos en que ellos luego den una pequeña reprimenda), así pues, los narcos estadounidenses que llegan a colombia como fuerzas colaboradoras del plan Colombia son imperceguibles ¿curioso no?

Les gusta ser impunes, legalmente impunes (fácticamente lo son) para poder hacer y deshacer a su antojo, cuando se niegan a cumplir hasta los más sencillos tratados internacionales de Cooperación Judicial Civil (su Tribunal Supremo dijo, ya hace años, que lo que EUA ratificara no les obligaba a cumplirlo -lo que es contrario al espíritu de cualquier tratado internacional-, vaya caca de sistema legal en que la ley se aplica o no según lo adecuada que sea para proteger los intereses de "unospocos"), así que no es raro que una potencia militar no desee que sus militares estén atados por el estúpido (según ellos, que sólo lo invocan cuando les conviene, sino, se lo saltan a la torera, bien lo saben los presos de Guantánamo, los pueblos de Iraq, Yugoslavia, Panamá, Nicaragua, entre otros muchísimos) Derecho Internacional, que incluso les obligaría a no violar mujeres, a no matar por gusto, a no torturar a los presos, a no abusar de otros, y no sé, tantas otras cosas que su gente, por "regla", hace.

Esperemos que el ejecutivo ni se plantee antender ese posicionamiento estadounidense, que sea verdad que ellos permiten a los países escoger si firman o no esos tratados bilaterales que llevan a un país a planter excepciones como las descritas al alcence del CPI, esperemos que ni se lo planteen (ya tuvimos un revés muy grande con la ley que tuvo nombre propio), y si el gobierno cae en la tentación de firmar tamaña tontería, que el congreso no ratifique lo firmado (así no entraría en vigor).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.