No queremos que la memoria sea un negocio hotelero: la «Libertaria» en Casas Viejas

Con toda la cara del mundo, los empresarios y especuladores varios, una vez más, consiguen que se banalice la muerte y la dignidad en pro de un beneficio económico, si es que son para colgarlos a ver si se secan… Aish.

Así pues, en "Rojo y Negro" me encuentro con una de esas noticias que, siendo "idiotas" indignan: "No queremos que la memoria sea un negocio hotelero: la "Libertaria" en Casas Viejas", en Casas Viejas se masacró a trabajadores anarquistas, en 1933, hecho muy recordado por los Sindicatos de esa línea de pensamiento, sobre todo por CNT (era "su gente" la que murió ahí) y ahora, realmente, se ensuciará la memoria de los activistas poniendo un hotel de 4 estrellas en dicha plaza, con ese nombre, es como si te restregaran tu fracaso, tu sufrimiento, tu dignidad en la cara "miren lo que hacemos con vuestra memoria" parecen decir, que jijunas.

Si ya es malo que cubran tu historia con un hotel, peor es que lo hagan con recochineo, que es lo que hacen. Es el problema, por otro lado, de "la moda de izquierdas", que se aleja muchísimo del militante de izquierdas, pero que es, como toda moda, lo que realmente se ve. Es "cool" el anarquismo, al menos, lo suficiente para poner un sitio moderno, recordando viejas "batallitas" en que, no olvidemos, murió cierta gente a manos de una República recién nacida y que no duraría ni 3 años más. Ahora bien, esto jode a los anarquistas "de verdad", a aquellos que siguen luchando por unos ideales que, tarde o temprano, conseguirán (conseguiremos), pero ahora, en un proceso de especulación inmoviliaria, sabedores del desarrollo no sostenible de la región con este tipo de proyecto urbanísticos, manchan la memoria de una gente que ya ni siquiera se pueden defender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.